Connecting Waterpeople

El precio de la desidia: España paga caro el incumplimiento de la Directiva europea de depuración

1.211
5
(2)
  • precio desidia: España paga caro incumplimiento Directiva europea depuración
  • Tendrá que abonar una multa de 11 millones por cada nuevo semestre de incumplimiento.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) ha condenado a España a pagar una suma de 12 millones de euros por incumplir las normas europeas sobre tratamiento de aguas residuales urbanas e impondrá una multa coercitiva de 11 millones de euros por cada semestre que persista el incumplimiento a partir del 25 de julio.

El caso se remonta a 2010, cuando la Comisión Europea llevó al Estado ante la Justicia europea tras haber comprobado que varias aglomeraciones urbanas con más de 15.000 habitantes no disponían ni de sistemas colectores ni de sistemas de tratamiento de aguas residuales urbanas. El TUE confirmó el incumplimiento en una sentencia dictada en abril de 2011.

Tal como detallamos en el reportaje de iAgua Magazine 14 "El fantasma de las aguas residuales en España (y sus asuntos pendientes)", el TJUE dictaminó que las autoridades españolas estaban infringiendo la legislación europea al no gestionar debidamente las aguas vertidas por 37 aglomeraciones (ciudades y urbanizaciones). El plazo otorgado por la Directiva, que data de 1991, llevaba entonces 11 años de retraso, ya que la fecha límite para adecuar o implantar los sistemas procedentes estaba fijada en diciembre de 2000.

En 2016, 17 poblaciones, Matalascañas, Alhaurín el Grande, Isla Cristina, Tarifa, Coín, Estepona-San Pedro de Alcántara, Nerja y Barbate en Andalucía; Santiago, Aguiño-Carreira-Ribeira y Vigo en Galicia; Benicarló, Peñíscola y Teulada-Moraira en la Comunitat Valenciana; Noreste (Valle Guerra) y Valle de Güimar en Canarias y Gijón Este, seguían sin resolver la cuestión de las aguas residuales, lo que conlleva la posible afección a 1.400.000 personas.

Obras de construcción de la EDAR de Nerja

En cuanto a la sanción solicitada por la Comisión Europea, la cifra ascendía nada menos que a 46 millones de euros, más una multa diaria de algo más de 171.000 euros si no se lograba el pleno cumplimiento en la fecha en que el Tribunal dictara su segunda resolución. A ello se suma la cantidad de 19.303 euros por cada día transcurrido entre la fecha de la sentencia de 2011 y su plena ejecución.

En la sentencia de julio de 2018, el TUE declara que España no ha cumplido su obligación de acatar la sentencia de 2011 porque al finalizar el plazo fijado por la Comisión Europea para su ejecución (31 de julio de 2013), las 17 aglomeraciones seguían sin disponer de sistemas colectores y de tratamiento de aguas residuales urbanas.

Las 17 aglomeraciones seguían sin disponer de sistemas colectores y de tratamiento de aguas residuales urbanas

El tribunal de Luxemburgo ha argumentado que la inexistencia de sistemas colectores o de tratamiento de aguas residuales pueden perjudicar el medio ambiente y deben considerarse "incumplimientos graves". Además, ha subrayado que, a pesar de los esfuerzos "significativos" de España, el carácter "especialmente prolongado" de la infracción constituye "una circunstancia agravante".

En este sentido, remarca que la plena ejecución de la sentencia de 2011 no se producirá antes del año 2019, lo que equivale a un retraso de 18 años con respecto al plazo que fija la directiva (31 de diciembre de 2000).

El TUE también ha señalado que el número de aglomeraciones y los numerosos procedimientos por incumplimiento incoados contra España "justifican la adopción de una medida disuasoria" para evitar "que se repitan en el futuro infracciones análogas".

En consecuencia, el Tribunal de Justicia de la UE ha condenado a España a abonar al presupuesto de la UE una suma de 12 millones de euros y ha impuesto una multa coercitiva de 10,95 millones de euros por cada nuevo semestre de retraso desde este miércoles y hasta que se ejecute totalmente la sentencia de 2011.

Reacción del Ministerio para la Transición Ecológica

El Ministerio para la Transición Ecológica ha publicado una nota en la que informa sobre la sanción del Tribunal de Justicia de la Unión Europea por el inclumplimiento de la Directiva de saneamiento y depuración de aguas residuales. En la misma nota se hace referencia al Plan de Depuración anunciado hace semanas por Ribera: "el Ministerio para la Transición Ecológica, que muestra su preocupación por que España haya agotado todos los plazos y se vea obligado a asumir esta sanción económica, trabaja ya en medidas de choque que se concretarán en un Plan Nacional de Depuración, Saneamiento, Eficiencia, Ahorro y Reutilización. Este plan enumerará y priorizará las actuaciones a llevar a cabo, y establecerá los criterios generales (económicos, sociales y ambientales) que deben aplicarse para comprobar si esas actuaciones son viables. También definirá el papel de las distintas administraciones y sus ámbitos de responsabilidad en el proyecto, evaluación, construcción y explotación de las actuaciones contempladas.".

La depuración de aguas en España

Según el texto recogido en iAgua Magazine 14, los casos más llamativos son el de Andalucía, que concentra la mayoría de casos, y el de Gijón, salpicado por trabas legales e incumplimientos. En Andalucía, cabe destacar la situación de Estepona y la ampliación de la EDAR de Guadalmansa, en teoría finalizada pero con problemas en su entrega; y la de Nerja, con continuas paradas de la obra de la construcción de la depuradora. En la ciudad asturiana, la situación ilegal de la EDAR Este y la detención de su actividad no llegan a solventarse, con el consecuente vertido al mar de aguas residuales de una población equivalente a 150.000 personas.

Diversos expertos han alertado en numerosas ocasiones de esta situaxción extrema. En iAgua hemos recogido los testimonios más relevantes en este sentido, que también pueden leerse en el post de Paula Sánchez.

En el IV Foro iAgua Magzine, Ángel Cajigas, Subdirector General Adjunto de Infraestructuras y Tecnología Dirección General del Agua, afirmaba que "si hablamos de infraestructuras de depuración estaríamos en el entorno del 85% de la población conectada a plantas de depuración; pero el problema lo tenemos cuando hacemos la analítica, ya el cumplimiento no es el 85% sino que baja. Hemos conseguido superar el reto constructor; pero todavía no hemos superado el reto del mantenimiento".

Cajigas también avanzó durante un debate organizado en la presentación de iAgua Magazine 14 que "en España hay unas 350 pequeñas aglomeraciones con problemas de depuración".

En este vídeo durante el evento, comenta el porqué del fracaso en los planes de depuración en España y los problemas en las inversiones.

Una afirmación secundada por la ex Directora General del Agua Liana Ardiles, quien hacía esta intervención durante su discurso inugural en la presentación de iAgua Magazine 14.

En este mismo número, el XIV Foro iAgua Magazine nos dejó frases que hoy recobran protagonismo: Juan José Salas, el Médico del Agua y gran conocedor de la situación de la depuración de aguas en pequeñas poblaciones, comentaba que "La actual falta de recursos técnicos y financieros nos ha dejado como asignatura pendiente las pequeñas poblaciones, rango en el que hemos cometido muchos errores, pues confundimos simplicidad de manejo con rigurosidad en el diseño y la construcción. Hicimos muy alegremente muchas construcciones, y aquello fue un fracaso que todavía nos condiciona. Ahora debemos recordar esas lecciones, espero que ya aprendidas, para abordar la cuestión con mayor rigor, tanto desde el punto de vista técnico, como de gestión. Además, nos encontramos con la problemática de las amplias oscilaciones de la población que suelen darse en las pequeñas aglomeraciones urbanas, lo que condiciona enormemente el diseño de los tratamientos a aplicar".

Precisamente, el Director de Servicios Tecnológicos de la Fundación CENTA es uno de los que más apuesta por la búsqueda de soluciones en este ámbito. Prueba de ello son son sus entradas de blog como "Decálogo de la depuración de las aguas residuales en las pequeñas poblaciones", "Llega el momento de depurar lo pequeño: no olvide el MANUAL" o "Entrevista a la Directiva 91/271/CEE: éxito de lectores, fracaso de comentarios".

Otro de los profesionales que hizo hincapié en la necesidad de avanzar en la materia es Santiago Lafuente, Director España de Aqualia, quien afirmó que "en depuración hay mucha atomización de empresas sin capacidad de desarrollo" en el mismo evento en el que participó Ángel Cajigas.

Philippe Rouge, por su parte, afirmó durante el acto de lanzamiento del 14º iAgua Magazine que una parte del problema se sustenta en los elevados costes de la depuración de aguas en los municipios pequeños: "El problema de la cobertura en municipios pequeños es complicado porque los costes de depuración del agua se disparan".

Finalmente, Gonzalo Delacámara avisó durante los Diálogos del Agua que "en España, todavía hay mucho camino por recorrer en el tratamiento de aguas residuales".

La redacción recomienda