Connecting Waterpeople

Según un nuevo estudio, las aguas de Bangladés están plagadas de drogas y productos químicos

144
  • nuevo estudio, aguas Bangladés están plagadas drogas y productos químicos
    Los residuos de antibióticos también pueden llegar a las tierras de cultivo. (Imagen: Balaram Mahalder (CC BY-SA 3.0)
· 144

Los altos niveles de residuos de antibióticos, otros medicamentos y productos químicos presentes en los estanques, canales, lagos, ríos y otras aguas superficiales de Bangladés​ están contribuyendo a un aumento en la resistencia a los antibióticos en el país, según indica un nuevo estudioSegún la OMS, la resistencia a los antibióticos resulta de la mutación de microorganismos (como bacterias, hongos, virus y parásitos) cuando se exponen a medicamentos antimicrobianos que se vuelven ineficaces en la prevención, el tratamiento y la propagación de enfermedades infecciosas. 

Los factores que hacen que los países de ingresos bajos y medianos, como Bangladés​, sean vulnerables a una mayor emergencia y propagación de la resistencia antimicrobiana en el medio ambiente incluyen una regulación deficiente del uso de medicamentos antimicrobianos, un alto volumen de antimicrobianos utilizados en la medicina humana y la producción agrícola y una gestión deficiente de las aguas residuales.

Publicado el 10 de abril en Science of the Total Environment, el estudio encontró que las concentraciones de ciprofloxacina y claritromicina son las más altasOtros antibióticos encontrados en las aguas superficiales de las zonas rurales y urbanas de Bangladés incluyen amoxicilina, clindamicina, lincomicina, linezolid, metronidazol, moxifloxacina, ácido nalidíxico y sulfapiridina.

Los resultados del estudio se basaron en una técnica analítica (análisis de cromatografía-espectrometría de masas) que mide la relación masa-carga de los iones. Se tomaron un total de 17 muestras de agua de estanques, canales, lagos, ríos, bombas manuales domésticas y sitios cerca de bombas sumergibles y plantas de tratamiento de aguas residuales de abril a mayo de 2019.

"Debido a que estas aguas son fuentes clave de consumo para humanos, animales y fines de riego, el vertido de residuos de antibióticos se ha convertido en una causa principal para una mayor resistencia a múltiples medicamentos en bacterias que causan enfermedades en humanos, animales y cultivos agrícolas", dice Luisa Angeles, autora principal del estudio e investigadora en la Universidad Estatal de Nueva York.

Según Angeles, los residuos de antibióticos se liberan continuamente al medio acuático natural desde las tuberías de salida de aguas residuales de los hospitales y las plantas de tratamiento de aguas residuales.

El estudio encontró que los medicamentos no antibióticos y otros micro contaminantes están aumentando la resistencia a los antibióticos. Por ejemplo, se ha encontrado que el antidepresivo fluoxetina promueve la mutación bacteriana, lo que conduce a la resistencia múltiple de Escherichia coli a antibióticos como fluoroquinolonas, β-lactamas, aminoglucósidos, tetraciclina y cloranfenicol.

"La ubicuidad de los agentes antimicóticos en aguas urbanas y rurales es motivo de gran preocupación, ya que puede estar contribuyendo al aumento alarmante de enfermedades fúngicas resistentes a múltiples fármacos (como Candida auris ) recientemente visto en humanos en todo el mundo", concluyó el estudio.

A pesar de los elevados riesgos y los crecientes casos de resistencia a los antibióticos en el país, existe una falta de información sobre los tipos, la cantidad y la escala de la prevalencia de antibióticos en las aguas superficiales que dificulta la acción para mitigar los riesgos , sostiene Hanan Balkhy, subdirector general de antimicrobianos  y resistencia en la OMS, Ginebra. "Los hallazgos del estudio podrían ayudar significativamente a cerrar la brecha de información y aprovechar la acción oficial para abordar los riesgos", añadió.

Así, sugiere que Bangladés construya una estrategia de atención de salud en todo el sistema para promover el uso sano y responsable de antibióticos en humanos, animales de granja y cultivos a través de intervenciones y acciones basadas en evidencia a nivel individual y nacional.

Puedes leer la noticia original en Smart Water Magazine.

La redacción recomienda