Connecting Waterpeople
Isle Utilities Webinar Series - 7 de julio:

La sequía en Europa de 2018 a 2020 fue la más intensa en más de 250 años

  • sequía Europa 2018 2020 fue más intensa más 250 años

Desde mediados del siglo XVIII no se había producido en Europa una sequía que cubriera una zona tan extensa durante un periodo prolongado y que coincidiera con una temperatura más cálida como la de 2018-2020, según una investigación llevada a cabo por científicos del Centro Helmholtz de Investigación Medioambiental (UFZ).

Los años de sequía de 2018, 2019 y 2020 fueron excepcionales y tuvieron impactos sustanciales en la naturaleza y la economía. “La sequía de 2018 a 2020 establece un nuevo punto de referencia para las sequías en Europa”, dice el Dr. Oldrich Rakovec, investigador de la UFZ y autor principal del artículo publicado en la revista Earth's Future de la Unión Geofísica Americana.

Así, la sequía de 2018 a 2020 afectó a aproximadamente un tercio de la superficie terrestre de Europa, especialmente en el centro del continente, como Alemania, Francia y la República Checa. “Ningún otro evento de sequía de los últimos 250 años tuvo una extensión espacial tan grande como este”, explica Oldrich Rakovec. La duración total del evento de sequía en Europa también fue inusualmente larga, ya que comenzó en abril de 2018 y no terminó hasta diciembre de 2020: 33 meses. Solo la sequía entre 1857 y 1860 duró algo más, con un total de 35 meses. Es más: La sequía de 2018 a 2020 también continuó en 2021 y 2022 en los suelos más profundos (es decir, hasta 2 m por debajo de la superficie del suelo). “Aunque 2021 fue más húmedo y suministró el agua tan necesaria en la parte superior del suelo, importante para mantener las actividades agrícolas, la humedad no penetró a mayores profundidades”, dice el investigador del UFZ. 


Caracterización de los principales eventos de sequía en Europa durante los últimos 250 años. (a) Superficie y duración medias de las sequías europeas durante el período comprendido entre 1766 y 2020, según simulaciones de modelos. (b) Evolución temporal de la intensidad de la sequía. (c-e) Mapas espaciales que representan la distribución de la duración media de la sequía en meses durante tres eventos de sequía importantes. Foto: UFZ.

El aumento de la temperatura del aire también alcanzó un récord histórico durante el evento de sequía 2018-2020, con una anomalía de 2,8 grados centígrados por encima de la media a largo plazo de los últimos 250 años. "Las sequías del pasado fueron más frías que las recientes, en las que la temperatura media apenas varió", afirma el Dr. Rohini Kumar, investigador del UFZ y coautor del artículo. Los efectos de un episodio de sequía se agravan considerablemente si, además del déficit de precipitaciones (aproximadamente un 20% en los principales episodios de sequía de los siglos pasados), prevalecen las condiciones de calor. Este efecto combinado da lugar a mayores pérdidas por evaporación, lo que provoca un descenso de los niveles de agua del suelo.

Además, los científicos también examinaron las consecuencias de la falta de agua para la agricultura durante este evento de sequía. Compararon los rendimientos medios anuales de las cosechas de trigo, maíz en grano y cebada, entre 2018 y 2020, con los del periodo entre 1961 y 2021. Los resultados indican que las cosechas se redujeron significativamente en los países afectados principalmente por la sequía de 2018-2020.

Finalmente, la evolución de las sequías en Europa en el futuro también depende de la gravedad del calentamiento global. Es por ello que los científicos modelizaron el alcance y la duración potenciales de las sequías para dos vías de concentración representativas, que describen si los futuros escenarios de emisiones de gases de efecto invernadero serán más moderados o continuarán sin obstáculos hasta el año 2100. “Los responsables de la toma de decisiones deben estar preparados para eventos de sequía significativamente más severos en el futuro. Especialmente a la hora de diseñar nuevas políticas agrícolas, esto debería considerarse como una llamada de atención para evaluar las medidas adecuadas para mitigar la amenazante falta de agua”, afirma el Dr. Luis Samaniego, coautor del artículo y jefe del Grupo de Trabajo de Hidrología Estocástica y de la Superficie Terrestre del UFZ.

Puedes leer la noticia original en Smart Water Magazine.

La redacción recomienda