Hidroconta
Connecting Waterpeople
ISMedioambiente
DATAKORUM
Innovyze, an Autodesk company
MOLEAER
Gestagua
Regaber
Lama Sistemas de Filtrado
Aqualia
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
Almar Water Solutions
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
s::can Iberia Sistemas de Medición
Sivortex Sistemes Integrals
Danfoss
ACCIONA
Confederación Hidrográfica del Segura
ADECAGUA
Terranova
TFS Grupo Amper
Fundación CONAMA
EMALSA
STF
AGENDA 21500
Rädlinger primus line GmbH
AECID
Consorcio de Aguas de Asturias
Sacyr Agua
NTT DATA
Vector Energy
VisualNAcert
EPG Salinas
Agencia Vasca del Agua
Fundación Botín
AMPHOS 21
SCRATS
Global Omnium
ESAMUR
Fundación Biodiversidad
Aganova
Amiblu
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Kamstrup
Grupo Mejoras
Xylem Water Solutions España
Molecor
RENOLIT ALKORPLAN
NSI Mobile Water Solutions
Schneider Electric
HRS Heat Exchangers
KISTERS
Ingeteam
Barmatec
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
ONGAWA
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
J. Huesa Water Technology
Catalan Water Partnership
Red Control
Hidroconta
AGS Water Solutions
Filtralite
FENACORE
GS Inima Environment
Asociación de Ciencias Ambientales
Idrica
Minsait
LACROIX
Saint Gobain PAM
Hach
ICEX España Exportación e Inversiones
CAF
TecnoConverting
Likitech
TEDAGUA

Se encuentra usted aquí

Un subproducto de la extracción del carbón elimina el 90% de los metales pesados presentes en agua

  • subproducto extracción carbón elimina 90% metales pesados presentes agua
  • El nanohumus funciona como una esponja que se adhiere y retiene el cadmio, un subproducto común de la minería, según una investigación de la Universidad de Alberta.

Sobre la Entidad

Redacción iAgua
Redacción de iAgua. La web líder en el sector del agua en España y Latinoamérica.

Un subproducto de escaso valor del proceso de extracción de carbón está resultando muy eficaz para ayudar a recuperar las tierras y el agua utilizados en la minería, según una investigación de la Universidad de Alberta.

El nanohumus, una sustancia extraída de los depósitos de las minas de carbón y triturada hasta convertirla en un material negro y pulverulento, tiene unas "propiedades físicas y químicas extraordinarias" que eliminan los metales pesados del agua y el suelo contaminados, afirma la investigadora Yihan Zhao.

Formado por compuestos orgánicos naturales, el nanohumus funciona como una esponja que fija y retiene los metales pesados. En un ensayo con aguas residuales que contenían cadmio -uno de los metales pesados más producidos por industrias como la minera-, Zhao descubrió que, a una concentración elevada, se eliminaba alrededor del 90% del metal pesado tóxico en sólo 15 minutos. Al cabo de 24 horas, se eliminaba el 93%. “Es rápido, seguro y eficaz", dijo Zhao, cuyo trabajo forma parte de Future Energy Systems, una red de investigación y enseñanza interdisciplinaria de la Universidad de Arizona que trabaja para desarrollar innovaciones para la transición energética.

Los hallazgos ofrecen la opción de una forma más eficiente y de bajo coste para descontaminar las aguas residuales industriales y el suelo afectado por los procesos de extracción y fabricación de recursos, señaló Zhao.

Los tratamientos convencionales de descontaminación de metales pesados utilizan grandes cantidades de productos químicos que, a su vez, pueden producir más contaminantes que requieren tratamiento y algunos métodos también requieren grandes cantidades de electricidad o pueden tardar días o meses en completarse. Así, materiales como el nanohumus pueden utilizarse no solo para eliminar los contaminantes, sino que también pueden contribuir a la formación del suelo, señaló Naeth, sustituyendo parcial o totalmente los materiales más voluminosos como el estiércol y la paja que suelen utilizarse para restaurar el suelo. "Las enormes cantidades de estos materiales estándar que hay que aplicar siempre han sido un problema para su uso en la recuperación de tierras. El uso de nano humus reduce la cantidad de material que necesitamos y facilita mucho su transporte y aplicación".

Los próximos pasos son asociarse con industrias canadienses de recuperación de minas para probar el nanohumus sobre el terreno. Pasar de la investigación de laboratorio a la aplicación a escala industrial ayudará a determinar los costes reales y la eficacia en condiciones ambientales naturales. La investigación, si se aplica a proyectos de recuperación a gran escala, podría ser especialmente beneficiosa para los países en desarrollo con menos recursos disponibles para descontaminar las aguas residuales industriales y el suelo, añadió Zhao. "Utilizar el nanohumus para tratar sus tierras y aguas contaminadas supone reducir los riesgos para la salud y hace que sus tierras estén disponibles para la producción agrícola y la seguridad alimentaria".

"La investigación también contribuye a desarrollar soluciones a largo plazo para los problemas medioambientales de las industrias a nivel mundial", añadió.

Puedes leer la noticia original en Smart Water Magazine.

Redacción iAgua

La redacción recomienda

15/02/2024 · Digitalización

Ignasi Servià desglosa el PERTE para la transformación digital en el regadío español

14/02/2024 · Desalinización

Visita a la desaladora de Acuamed | Recursos multimedia