El Gobierno de Navarra y la Obra Social "la Caixa" presentan la restauración del barranco de Santa Catalina del Val en Bardenas

45
0
45

(Navarra) El consejero navarro de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local, José Javier Esparza y el delegado general de “la Caixa” en Navarra, Aragón y La Rioja, Joaquín Arbeloa, han visitado esta mañana los trabajos de restauración ambiental llevados a cabo en el barranco de Santa Catalina del Val, en el Parque Natural de Bardenas Reales. En este acto han participado también el director general de Medio Ambiente y Agua, Andrés Eciolaza, el director de área de negocio Navarra-Sur de La Caixa, Felipe , y el presidente de la Junta de Bardenas Reales, José Antonio Gayarre.

Los trabajos han consistido en diversas actuaciones realizadas de tipo hidrológico y forestal sobre la red hidráulica de drenaje del barranco y sobre la cubierta vegetal para paliar las consecuencias de una fuerte tormenta registrada en septiembre de 2004 en la que se recogieron hasta 130 litros/m2 y que produjo importantes daños materiales.

Esta actuación, que se enmarca en el convenio de colaboración entre el Gobierno de Navarra y la Fundación “la Caixa” en materia de espacios naturales y reinserción social, ha contado con un presupuesto de 212.000 euros, de los cuales 103.000 euros han sido aportados por el Gobierno de Navarra y 109.000 euros por la Obra Social ”la Caixa”. En los trabajos han participado siete personas de Tasubinsa.

Más de 1.300 hectáreas

La actuación se ha desarrollado sobre una cuenca de más de 1.300 hectáreas en la zona conocida como La Blanca y ha tenido por objeto reducir la erosión y minimizar los efectos de los fenómenos torrenciales. Con esa finalidad, se han realizado varios tipos de intervenciones: por un lado, la construcción de cinco diques (dos de mampostería hidráulica y tres de mampostería gavionada) en los cauces principales y secundarios con el objetivo de laminar avenidas torrenciales; y, por otro, la instalación en las cabeceras de los barrancos de cercas o albarradas vegetales.

Asimismo, en el fondo del barranco principal se han plantado setos transversales colocados de manera alterna para permitir el paso del ganado y servir, al mismo tiempo, de barreras para el agua; con estas plantaciones se consigue, asimismo, disminuir la pendiente del barranco y la velocidad del agua. El proyecto de restauración se ha completado con la plantación de bosquetes de diversas especies en la cabecera de los barrancos.

Los trabajos se iniciaron en 2009 pero las condiciones climáticas de Bardenas han obligado a realizar mantenimientos, riegos y reposiciones en 2009 y 2010 para consolidar el trabajo y han comenzado a surtir efecto a partir de este invierno.

Una inversión superior a 7 millones y 117 proyectos medioambientales

Desde su puesta en marcha en 2006, la Obra Social ”la Caixa” ha invertido en Navarra 7 millones de euros en el Programa de conservación de espacios naturales protegidos y la inserción laboral de colectivos en riesgo de exclusión. Esta iniciativa, en colaboración con el Departamento de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local, ha posibilitado la integración de 294 personas en situación desfavorecida de la Comunidad Foral a través de 117 proyectos medioambientales. Los beneficiarios del empleo son personas con baja formación o escasa experiencia; miembros de familias en situación de paro y mayores de 50 años, y hombres y mujeres con algún tipo de discapacidad física o psíquica.

19 iniciativas de conservación y mejora muy diversas

Dentro del Programa de conservación de espacios naturales protegidos y la inserción laboral de colectivos en riesgo de exclusión, a lo largo de 2012, se están realizando 19 proyectos en las diversas áreas naturales que, con una inversión de 1,1 millones de euros, darán empleo a un centenar de personas.

Siete proyectos van destinados a ejecutar mejoras en bosques y sistemas forestales en los entornos de Arzoz (Guesálaz), Gallipienzo, Auza e Iraitzoz (ambos en Ultzama), Baztan, Rada (Murillo el Cuende) y San Martín de Unx. Cuatro proyectos van a recuperar el hábitat de sistemas fluviales en el río Baztan-Bidasoa, en la cuenca del río Areta definida como ‘Lugar de Importancia Comunitaria’, en la balsa de Zabalceta situada en los ríos Unciti y Elorz y en un conjunto de ríos aún por definir dentro del programa de voluntariado que desarrolla el Crana.

Dentro de la mejora del uso público y la puesta en valor de espacios naturales, se van a ejecutar proyectos de mejora en el Área Natural de Orgi, en la Estanca de Dos Reinos de Carcastillo y en el paraje de Etzangio en Orbaiceta. También se van a construir, conservar y mejorar balsas de agua en la Sierra de Lóquiz y en la Cuenca de Pamplona con el objetivo de favorecer la situación de la fauna. Por último se van a llevar a cabo tres proyectos de investigación a cargo de la Universidad Pública de Navarra, la Universidad de Navarra y la empresa pública Intia para la identificación de la fauna auxiliar, el manejo sostenible del suelo y la detección de los problemas ambientales asociados al nitrógeno reactivo.

Comentarios