Cantabria tendrá que aportar un millón de euros más para el saneamiento de las marismas de Santoña

40
0
40
  • Marismas de Santoña (Wikipedia).
  • Formulada la declaración de impacto ambiental de la recuperación de superficie de humedal y soterramiento de línea eléctrica.

La Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC) ha publicado este viernes en el Boletín Oficial del Estado la adenda al convenio de colaboración con el Gobierno de Cantabria para la financiación, ejecución y explotación de las obras de la segunda fase del saneamiento de las Marismas de Santoña, según la cual la Administración regional deberá incrementar su aportación al mismo hasta los 989.079 euros, correspondientes tanto a esta actuación como al mayor coste de las actuaciones ya desarrolladas.

En esta adenda se acuerda ejecutar, de acuerdo a la fórmula de financiación y con las estipulaciones previstas en el convenio de 2 de noviembre de 2005, las obras de la red de infraestructuras eléctricas de la segunda fase del saneamiento (fases II y III), con un coste previsto de 1.503.136 euros.

La CHC aportará el 85% del importe total de las obras y el Gobierno de Cantabria se hará cargo del 15% restante.

Esta fórmula de financiación establece que la CHC aportará el 85% del importe total de las obras mientras que el Gobierno de Cantabria se hará cargo del 15% restante. Y estipula que ambas instituciones asumen, en la misma proporción, las variaciones económicas que se puedan producir.

La base del presupuesto era de 67.487.300 euros y la aportación del Gobierno ascendía a 10.123.095. Pero, con las obras ya muy avanzadas, el importe abonado por la CHC a 30 de junio de 2012 asciende a 72.578.029 euros; un incremento que conlleva, según el convenio, que la aportación de la Administración regional deba incrementarse en 763.609 euros.

Además, como actuación complementaria a las obras, por no estar recogida en el convenio, es necesaria para una adecuada explotación y gestión de la red de colectores interceptores la ejecución de la red de infraestructuras eléctricas de la segunda fase del saneamiento (fases II y III), con un coste previsto de 1.503.136 euros, por lo que al Gobierno le correspondería pagar 225.470 euros.

En la adenda se acuerda la ejecución de esta segunda fase y que el Ejecutivo cántabro aporte un total de 989.079 euros, de los que 225.470 corresponden a la participación en la financiación de la actuación complementaria y el resto (763.609 euros) al mayor coste de las actuaciones ya desarrolladas del Convenio hasta el 30 de junio de 2012.

En este año, el Gobierno aportará 293.611 euros y en 2014 el montante que resta, 695.467 euros.

A la finalización de las obras complementarias de electrificación de las instalaciones se procederá a la entrega formal al Gobierno de Cantabria de las instalaciones.

DIA

Por otra parte, el BOE también publica este viernes la resolución de la Secretaría de Estado de Medio Ambiente por la que se formula la declaración de impacto ambiental del proyecto recuperación de superficie de humedal y soterramiento de línea eléctrica de media tensión en las Marismas de Santoña.

La solución elegida por el MARGRAMA para llevar a cabo este proyecto es la alternativa 2, que propone la extracción de los cinco rellenos localizados en las marismas y el soterramiento del tramo de la red aérea de 12 kV Argoños-Santoña, que discurre por la marisma de Santoña.

Esta solución es la considerada como más eficiente, ya que es la que persigue la retirada de la fracción de residuos mayor y el soterramiento de la línea eléctrica se realiza fuera del humedal, reduciendo por lo tanto la presión sobre el espacio.

La restauración ambiental proporcionarán una mejora notable de la calidad ambiental de las marismas.

En la misma se realiza la excavación generando unos taludes finales de excavación verticales. La adecuación de la morfología de las zonas de humedal recuperada se plantea mediante una operación específica de relleno y compactación de tierras limpias.

Para el soterramiento de la línea eléctrica solo se emplea la carretera CA-141, en un pequeño tramo desde su inicio en el Centro de Transformación 1 Polígono Santoña, hasta alcanzar la carretera CA-907. Se trata del tramo más exterior de la marisma y se encuentra consolidado como suelo industrial-urbano. La solución para evitar la utilización de suelo marismeño es alargar unos metros el recorrido de la línea y proseguir por la carretera CA-141.

Esta solución supone, según la Secretaría, la eliminación de la línea eléctrica aérea, elemento que entraña peligro de electrocución y colisión para las aves y provoca un efecto paisajístico negativo.

Además, la restauración ambiental proporcionarán una mejora notable de la calidad ambiental de las marismas. El equilibrio dinámico del ecosistema marismeño podría conducir a la eliminación total de la materia orgánica y por tanto a la mejora de la calidad de las aguas.

Comentarios