La inversión prevista por Acuamed para tratamiento terciario en el Peñón del Cuervo se traslada al Guadalhorce

96
0

Sobre la Entidad

  • Desembocadura del Río Guadalhorce
  • El concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Málaga, Raúl Jiménez, ha comentado que este cambio ha supuesto abordar un nuevo convenio, ya redactado y que se firmará próximamente
  • El presupuesto de la nueva planta de terciario de la EDAR del Guadalhorce, incluyendo las conducciones de distribución de agua regenerada, asciende a 17 millones de euros

El concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Málaga, Raúl Jiménez, ha explicado que la inversión prevista por el Estado, a través de Aguas de las Cuencas Mediterráneas (Acuamed), para el proyecto de tratamiento terciario en la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) del Peñón del Cuervo se trasladará a la del Guadalhorce. Este cambio ha supuesto abordar un nuevo convenio, ya redactado y que se firmará próximamente.

El presupuesto de la nueva planta de terciario de la EDAR del Guadalhorce, incluyendo las conducciones de distribución de agua regenerada, asciende a 17 millones de euros. Por tanto, la partida prevista en los Presupuestos Generales del Estado sí se ejecutará, en contra de lo manifestado ayer por el diputado socialista Miguel Ángel Heredia.

Según Jiménez, Heredia, que ha hecho pública una respuesta parlamentaria del Gobierno, confunde la construcción de un tratamiento terciario en el Peñón con una ampliación de 9.000 m3 de la EDAR del Peñón. Esta planta, que depura parte de las aguas residuales de Málaga hasta ‘grado dos’ (biológico), no ampliaba su capacidad de tratamiento con el proyecto citado. La inversión inicialmente prevista únicamente tomaba una parte del caudal depurado en la actual EDAR y lo sometía a un tratamiento complementario, terciario, para darle una calidad que permitiera su utilización para el riego de jardines y parques.

El proyecto para el terciario del Peñón tenía como clientes potenciales, fundamentalmente, las urbanizaciones próximas, ha agregado el edil. Pero las condiciones que Salud (Junta de Andalucía) impuso para autorizar el uso de agua terciaria en la zona hicieron prácticamente imposible la utilización en viviendas particulares e hicieron desistir a la Empresa Municipal de Aguas (EMASA) de contemplar el uso indicado, ya que suponía la aportación, por parte de las arcas municipales, de un 50% de la inversión total sin tener garantizado su uso y rentabilidad.

Ésa es la razón, continúa Jiménez, por la que EMASA consideró con Acuamed trasladar la inversión para hacer una planta de terciario en Guadalhorce, donde está garantizada la utilización de más de un 70% de la capacidad solicitada. Por todo ello, ha concluido el concejal de Medio Ambiente, resulta innecesario que Heredia traslade documentación alguna al Grupo Municipal Socialista, pues no hay paralización del proyecto, sino un cambio de emplazamiento del mismo para optimizar el dinero público.

Comentarios