Connecting Waterpeople
Contenido premium

Sacyr Agua digitaliza la lectura del servicio de agua en Melilla

Sacyr Agua tiene un firme compromiso con la digitalización y la mejora de la conectividad de los sistemas de recogida de consumos, que permite una gestión eficiente y sostenible del servicio. Un ejemplo de ello es el empleo de Narrow Band (NB)-IoT para la comunicación de dispositivos de internet de las cosas (IoT) en el servicio de agua de Melilla.

Sacyr Agua está apostando firmemente por la tecnificación y digitalización de las explotaciones que gestiona, prueba de ello es el reciente proyecto para digitalizar todo el sistema de recogida de lecturas en la Ciudad Autónoma de Melilla (CAM), basado en la tecnología de comunicaciones Narrow Band (NB), diseñada específicamente para la comunicación de dispositivos de internet de las cosas (IoT).

En total, son más de 27.700 contadores que cumplirán la orden ICT/155/2020 de 7 de febrero, por la que se regula el control metrológico de los instrumentos de medida para agua fría y que, en el caso de Melilla, no supondrá coste alguno para sus abonados.

La tecnología NB-IoT opera bajo una banda con licencia que soporta una alta concentración de dispositivos en campo, sin que entren en competencia por los recursos disponibles de las redes de comunicaciones. Es decir, que la presencia de dispositivos con esta tecnología puede ser alta sin que por ello existan problemas de conectividad. Se trata, además, de una tecnología que forma parte del espectro de baja potencia perteneciente a las redes LPWA, también conocidas como redes de bajo consumo de área extensa, cuya principal ventaja es la alta penetración de la señal en zonas soterradas junto a su bajo consumo energético.

La planificación prevista indica que el proyecto de renovación del parque de contadores de la Ciudad Autónoma de Melilla esté finalizado en un plazo inferior ­a cinco años, sustituyendo con ello los equipos actuales por unidades digitales con emisor de conectividad NB-IoT integrada en aquellos contadores que sean de tipo unitario.  En los casos en que los contadores se encuentren agrupados en baterías, el módulo de comunicaciones será a través de un HUB tras el cableado previo de estas unidades al dispositivo de emisión.

Datos de consumo diarios

La ejecución de este proyecto, en colaboración con la Ciudad Autónoma de Melilla, va a permitir disponer de los datos de consumo horario con una ventana de transmisión diaria de las veinticuatro lecturas horarias realizadas. Además, ofrecerá datos tan relevantes como alarmas de fuga interior, de flujo inverso o detección de consumos nocturnos elevados.

Con la implantación de la telelectura, el servicio de Melilla pasará de realizar una lectura de contadores cada tres meses, a una lectura horaria durante los 365 días del año, lo que supone multiplicar por 2.160 veces la información actual disponible.

Entre los múltiples beneficios que reporta la telelectura destaca la obtención de información clave para la optimización y gestión eficaz de las redes de distribución, y ofrecer a los abonados del servicio información precisa de su consumo, con posibilidad de activar alarmas personalizadas que alerten de fugas o consumos no controlados (ocupación no autorizada de la vivienda). Con todo ello, se elimina la obligatoriedad de aportar las lecturas y se suprimen las estimaciones existentes de consumos.

El servicio de Melilla pasará de realizar una lectura de contadores cada tres meses, a una lectura horaria durante los 365 días del año

Para la consecución de este proyecto, ha sido determinante la experiencia y el know-how de Sacyr Agua, elementos que componen parte de la estrategia que la compañía está implantando en todas las concesiones que opera.

Este plan de telelectura se enmarca dentro del plan estratégico de Sacyr Agua para la digitalización de los usos del ciclo urbano del agua. Entre los objetivos que se ha marcado se encuentran la mejora del sistema de búsqueda de fugas basado en la caracterización de consumos mínimos nocturnos, confección de patrones de consumo, detección de consumos elevados fuera de rango e identificación de los sectores con menores ratios de agua no registrada (ANR), entre otros.  

Para la consecución del proyecto, ha sido determinante la experiencia y el know-how de Sacyr Agua, elementos de su estrategia

Para poder mejorar el sistema de búsqueda de fugas, la Ciudad Autónoma de Melilla realizará la sectorización de la red de Melila y dotará de sensórica capaz de medir, registrar y emitir parámetros de caudal, volumen y presión en tiempo real. De este modo y, mediante un mayor control de los caudales introducidos en la red de abastecimiento, podrá mejorar la eficiencia en cada sector, aumentar la garantía de suministro y gestionar el recurso de una forma más sostenible.

En los registros de presión y caudal diarios procedentes de un sector tipo pueden apreciarse claramente las curvas de consumo diario junto con los consumos mínimos nocturnos que registra el sensor.

Analítica de datos

Un vez almacenados y categorizados todos estos datos procedentes de la telelectura y de la sectorización, la compañía iniciará un nuevo proyecto dentro de la Ciudad Autónoma de Melilla basado en la analítica de datos y la inteligencia artificial, que permita seguir avanzando en la mejora del servicio y en la eficiencia del recurso hídrico­­.

Con el despliegue masivo de unidades digitales de control, la Ciudad Autónoma de Melilla tendrá conocimiento del consumo diario que en ella se realiza y a medida que se vaya generando un histórico de datos, se creará un datalake o repositorio de datos con toda la información registrada. Con la ayuda de herramientas inteligentes de análisis del dato, se podrán realizar estimaciones de los consumos previstos en cada una de las épocas del año en la ciudad.

Este plan de telelectura se enmarca dentro del plan estratégico de Sacyr Agua para la digitalización de los usos del ciclo urbano del agua

Una vez realizado el análisis de datos, se elaborarán modelos predictivos que proporcionen un volumen de consumo estimado, en función de las condiciones ambientales y climáticas del entorno.  Como consecuencia de lo anterior, será posible planificar y definir estrategias de optimización de los consumos de energía y maximizar así el uso de los recursos hídricos disponibles.

En definitiva, lo que se pretende es trasladar todo el potencial de la digitalización a los servicios: integración y conectividad de sistemas, elaboración de modelos predictivos de consumos e inteligencia artificial, datalake y minería de datos, y con ello escalar a un nuevo nivel la gestión y la administración de los recursos disponibles para determinar en todo momento los recursos destinados y en qué se emplean.

Volumen suministrado a un abonado tipo desglosado por índice de pérdidas y consumos.

Es decir, cuantificar el consumo necesario, categorizándolos por tipologías y usos que permitan definir una estrategia clara de optimización del suministro hídrico disponible, sin que ello suponga restricción alguna para el crecimiento económico y social de la Ciudad de Melilla.

Sacyr Agua iniciará un nuevo proyecto dentro de la Ciudad Autónoma de Melilla basado en la analítica de datos y la inteligencia artificial

La digitalización de los servicios, junto con la ayuda de la innovación, proporciona ­en el entorno del agua una herramienta con un enorme potencial de crecimiento, y que permite seguir enfrentándonos con garantías a los retos y desafíos que plantean tanto la sostenibilidad, como la demanda energética futura.

Implantar soluciones tecnológicas y digitales resulta imprescindible en la consolidación de unas prácticas excelentes en la gestión de los servicios, y constituye una nueva forma de abordar esta etapa digital que se está potenciado dentro de Sacyr Agua.

Gráfica de los parámetros de presión (bar) y caudal (l/s) para un periodo determinado.