Aqualia
Connecting Waterpeople

La formación como parte fundamental en el uso del agua en tecnologías de riego agrícola

3
311
  • formación como parte fundamental uso agua tecnologías riego agrícola
  • Desarrollo de nuevas tecnologías de riego y transferencia de conocimiento hacia los consumidores finales: La importancia de la formación.

Sobre la Entidad

Saleplas
Saleplas es una empresa fabricante establecida en Madridejos (Toledo - España). En la actualidad contamos con 4 líneas de producto: sistemas de riego, sistemas de filtrado para agricultura e industria, colectores PE-100 y sistemas geotérmicos.

Publicado en:

Portada iAgua Magazine
Minsait
· 311
3

Durante los últimos años, las empresas fabricantes de sistemas de riego han desarrollado una amplia gama de productos para adaptarse a los requerimientos hídricos de los cultivos y a la creciente escasez de agua disponible. Lamentablemente, en muchas ocasiones, esta tecnología no llega a ser utilizada de manera adecuada por los usuarios finales (instaladores y agricultores) o ni siquiera se conoce su existencia.

Hay que plantearse una retroalimentación entre el desarrollo de nuevas tecnologías de riego y la experiencia que pueden reportarnos los encargados de utilizarlas en sus cultivos. Todavía hay ciertas reticencias hacia la modernización y automatización de las instalaciones de riego, porque se contemplan como una inversión inicial elevada y de utilización compleja. Todo lo contrario: la inversión se recupera en un breve periodo de tiempo con los recursos ahorrados (agua, energía, mano de obra), y las nuevas tecnologías son de fácil utilización con el apoyo de todos los medios que se disponen en la actualidad (web, manuales, aplicaciones móviles).

Los avances actuales en riego agrícola van dirigidos hacia la utilización de sistemas que permitan la optimización en el consumo de agua

La formación es la clave para realizar progresivamente el cambio tecnológico y digital. Las empresas, administraciones competentes, universidades, etc., tenemos que conseguir la transmisión tecnológica para que llegue a todos los actores que intervienen como ingenierías, instaladores y usuarios finales para sacar la mayor rentabilidad posible en el aprovechamiento de los escasos recursos hídricos. Los esfuerzos en I+D+i sólo estarán bien aplicados con una adecuada formación.

Todos los países con una agricultura de regadío tecnificada son competitivos en los mercados internacionales, a pesar de tener costes de producción elevados. Con una agricultura altamente tecnificada se logran incrementar los rendimientos de las cosechas reduciendo los insumos. España posee importantes empresas y centros de investigación en tecnologías de riego. Es por ello que estamos en la obligación de seguir progresando en la modernización de nuestros regadíos y asesoramiento al regante.

Tendencias actuales en sistemas de riego

Todas las innovaciones que se lanzan al mercado del riego tienen como objetivo actualmente el aprovechamiento de aguas de diferente procedencia. Se busca en el desarrollo de nuevos productos que tengan una alta resistencia a aguas agresivas manteniendo sus propiedades mecánicas. El mercado de materias primas ofrece constantemente nuevos materiales para apoyar estos nuevos proyectos, y a su vez, los fabricantes han implantado mecanismos de control en todo su proceso productivo. Las herramientas informáticas también han reducido el tiempo requerido para el diseño y ensayo de nuevos productos.

Los avances actuales en riego agrícola van dirigidos hacia la utilización de sistemas que permitan la optimización en el consumo de agua, logrando un elevado coeficiente de uniformidad en el riego. Dentro de estos sistemas, destaca el riego localizado por goteo combinado con estrategias de riego deficitarios controlados. También está cobrando importancia el riego por goteo subterráneo, porque permite un ahorro de agua en torno al 30-40% al reducir las pérdidas superficiales por evaporación. Con el riego subterráneo se disminuyen igualmente los consumos en fertilizantes, ya que se localizan durante el fertirriego en la zona radicular de absorción de las plantas.

Otro apartado en el que se han incorporado nuevas tecnologías es en el área de filtración y separación de partículas que podrían obstruir las redes de riego. Actualmente, se dispone de varios sistemas para la eliminación de sólidos como el prefiltrado, filtros de discos, filtros de malla, filtros de arena, separadores de partículas, sistemas de decantación, etc. Estos sistemas de filtración poseen la opción de control automático para su funcionamiento y no necesitan presiones elevadas, con el consecuente ahorro en impulsión de bombeo. Incluso se están aprovechando sondeos, antes inoperativos por sus aguas de mala calidad con altos niveles de arena y limos, gracias a la utilización de separadores centrífugos de última generación.

De igual manera, para facilitar la transferencia de tecnología, se está intentando proporcionar soluciones completas en sistemas de riego. Se suministran cabezales completos de fertirrigación, sistemas de telecontrol llave en mano, conjuntos de bombeo, coberturas de aspersión modulares e invernaderos inteligentes.

Cada vez más información y herramientas disponibles para poder gestionar el agua en la agricultura de manera eficiente y sostenible

Es importante reseñar que hay cada vez más información y herramientas disponibles para poder gestionar el agua en la agricultura de manera eficiente y sostenible. En campo se pueden utilizar cámaras de presión para medir el potencial hídrico y ajustar la dosis de riego. Se pueden instalar pequeñas estaciones climáticas de recogida de datos, registrar mediante sensores la humedad en suelo a diferentes profundidades, controlar el crecimiento de cultivos leños con el uso dendrómetos, monitorizar los niveles de pH y conductividad eléctrica. Como vemos, podemos realizar un seguimiento de la evolución del cultivo a nivel de parcela con todo el detalle que necesitemos. Los organismos oficiales también vuelcan información muy útil a través de sus redes de seguimiento. Podemos acceder sin coste alguno a datos climáticos, evapotranspiración, alertas de plagas, tratamientos recomendados, teledetección, etc. De nuevo vemos la necesidad de dar a conocer toda esta tecnología, porque si el usuario final no es capaz de utilizarla, no se aprovecha el esfuerzo e inversión realizados por gran número de profesionales e investigadores.

Ya es un hecho real el cambio tecnológico y digital, y cada vez va a haber una mayor demanda de alimentos acompañados de más seguridad alimentaria. Por tal motivo, este sector tiene que ser más competitivo y tener presente la modernización de instalaciones de riego, para que la eficiencia y la productividad se mantengan con mayores dosis de I+D+i.

Cada día se van incorporando más hectáreas con mejores tecnologías de riego y más digitalizadas, pero aún hay mucho camino por recorrer. Las inversiones públicas en agua son todavía muy escasas en comparación con otros países.

Cada día se van incorporando más hectáreas con mejores tecnologías de riego y más digitalizadas, pero aún hay mucho camino por recorrer

Sostenibilidad, ahorro y eficiencia energética en instalaciones de riego

El sector agrícola posee unas características productivas que le hace ser mucho más vulnerable que otras actividades productivas a las subidas de los carburantes y de los costes energéticos. La agricultura de regadío tiene gran influencia en el consumo energético de este sector, únicamente por detrás de la maquinaria agrícola.

La necesidad de optimizar los recursos destinados al correcto desarrollo de los cultivos determina el uso de diferentes técnicas para la obtención del máximo rendimiento económico. Cada vez se está tomando más conciencia de los elevados costes energéticos, y se están incorporando nuevas tecnologías como el riego por goteo con energía fotovoltaica o la utilización de variadores de velocidad para el control de bombas.

Otra de las claves para lograr un uso eficiente del agua y de los fertilizantes es la automatización, ya que nos permite en cada momento tener la certeza de la cantidad de agua suministrada al cultivo; así como de los aportes nutricionales efectuados. Gracias a la automatización se puede reducir el consumo energético en un 30% sin comprometer los niveles de producción.

El mayor reto para los profesionales que trabajan en el campo del riego reside actualmente en su capacidad para proyectar, explotar y mantener una nueva generación de métodos eficientes de gestión del agua. El regadío eleva el nivel y la calidad de vida de la población, al aumentar la oferta de productos agrícolas. Al mismo tiempo produce unos efectos económicos importantes, a través de las empresas de servicios agrícolas e industrias agroalimentarias.