El Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia pone en servicio el emisario submarino perteneciente al saneamiento de Gorliz, Plentzia y Barrika

158
0
  • El emisario consta de una parte terrestre que entró en funcionamiento en 2009, y otra submarina, que es la que ahora se pone en servicio y que ha supuesto una inversión total de 7,6 millones de euros financiados por el Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia y la Diputación Foral de Bizkaia.

(EuropaPress) El presidente del Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia, Ibon Areso, presidirá este viernes en Gorliz el acto de puesta en servicio del emisario submarino perteneciente al saneamiento de Gorliz, Plentzia y Barrika. El evento tendrá lugar a las 10.30 horas en la playa de Astondo, en el Paseo de Gorliz.

Según ha informado la sociedad de aguas, el emisario de Gorliz conduce al mar el vertido de las aguas residuales de la cuenca baja del río Butrón, correspondiente a los municipios de Barrika, Gorliz y Plentzia (53.000 vecinos), una vez que han sido tratados en la Estación de Tratamiento de Aguas Residuales (E.D.A.R.), y por lo tanto, cumpliendo los objetivos de calidad en el medio receptor.

El emisario consta de una parte terrestre que entró en funcionamiento en 2009, y otra submarina, que es la que ahora se pone en servicio y que ha supuesto una inversión total de 7,6 millones de euros financiados por el Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia y la Diputación Foral de Bizkaia.

Este tramo submarino consta de dos conducciones. El emisario principal tiene una longitud total de 1.040 metros. Esta longitud corresponde a 1.022 metros de conducción hasta el comienzo del tramo difusor y 18 metros de tramo difusor, y supone que el vertido se realiza a 25 metros de profundidad y a 700 metros desde la línea de costa, una distancia suficiente para evitar toda afección a las playas, incluso en caso de fallo de la desinfección en la E.D.A.R.

El emisario de emergencia tiene una longitud de 163 metros desde la línea de costa, y no lleva difusores. El punto de vertido elegido es el que menor riesgo supone para las playas. Este únicamente entrará en funcionamiento cuando el principal quede fuera de servicio por avería o trabajos de mantenimiento, o en épocas de fuertes precipitaciones, cuando se produzcan grandes alivios de aguas pluviales en el bombeo de Gasatxas y en la cabecera de la E.D.A.R.

La conducción del emisario principal es capaz de transportar un caudal de 303 litros/segundo, en el caso más desfavorable, que es aquél en el que se desagüe contra la pleamar viva equinoccial. Los caudales que excedan de este valor deberán derivarse por el emisario de emergencia, a través del aliviadero en la cámara de carga, pudiendo alcanzar un caudal máximo de 783 l/s en pleamar viva equinoccial (303 l/s por el principal y 480 l/s por el de emergencia). 

Comentarios