2.500 millones de personas no tienen acceso a un saneamiento básico

234
0

Sobre la Entidad

Fundación We Are Water
La Fundación We Are Water tiene dos objetivos; La sensibilización y la realización de acciones destinadas a paliar los efectos negativos de la falta de agua.
  • La ONU ha decretado el día 19 de noviembre como Día Mundial del Saneamiento. Con motivo de este día, la Fundación We Are Water, centrada en la creación de una nueva cultura del agua que permita el desarrollo justo y una gestión sostenible de los recursos hídricos en el mundo, recuerda que millones de personas no tienen acceso a un saneamiento básico.

En 2013 la ONU ha declarado oficial el Día Mundial del Saneamiento, el cual se celebrará todos los años el 19 de noviembre. Coincidiendo con el primer año de conmemoración, la Fundación We Are Water inicia una acción de concienciación sobre el problema global de acceso a un saneamiento básico, con el apoyo de UNRIC (Centro Regional de Información de la ONU). El objetivo es sensibilizar y ampliar el conocimiento de la sociedad e instituciones, acerca de esta problemática, que afecta hoy en día al 2/5 de la población mundial.

Según datos de la ONU, 2.500 millones de personas no tienen acceso a un saneamiento básico. Y si la tendencia actual se mantiene, se estima que en 2015, esta cifra alcanzará los 2.700 millones de personas. Las regiones con la peor cobertura son el África subsahariana (31%), el sur de Asia (36%) y Oceanía (53%).

La falta de instalaciones de saneamiento mejoradas obliga a 1.200 millones de personas a defecar al aire libre

La falta de instalaciones de saneamiento mejoradas obliga a 1.200 millones de personas a defecar al aire libre, en los ríos o en zonas cercanas a los lugares donde los niños juegan o donde se prepara la comida. Esta práctica es fuente de transmisión de enfermedades graves y prevenibles como la diarrea, segunda causa de muerte de niños menores de cinco años en el mundo. Por otro lado, la falta de privacidad provoca que miles de niñas y mujeres sean expuestas a riesgos como ataques o abusos sexuales.

Diversos estudios han demostrado que la mejora del saneamiento reduce en una tercera parte las defunciones por enfermedades diarreicas (según la OMS en un 32%). Además, Unicef afirma que promover hábitos de saneamiento tan sencillos y económicos como lavarse las manos con jabón, podría reducir la incidencia de la diarrea infantil en casi un 50%.

Xavier Torras, Director de We Are Water, ha recordado que “En los últimos 20 años se ha logrado el acceso a un saneamiento mejorado de 1.800 millones personas en el mundo. Aún así, siguiendo el ritmo actual no se alcanzará la meta fijada por la ONU en los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) de reducir a la mitad para 2015, la proporción de personas sin acceso a un saneamiento mejorado. Por ello, reforzar la cooperación internacional es clave para asegurar el progreso en materia de saneamiento y la consecución de todos los demás objetivos” además ha añadido que “lograr que países en vías de desarrollo tengan acceso a un saneamiento mejorado es fundamental para asegurar, no solo el derecho humano al saneamiento, sino también el derecho a la dignidad de las personas”.

Por su parte, Carlos Jiménez Renjifo, Desk Officer de UNRIC (Centro Regional de Información para Europa Occidental de las Naciones Unidas) ha expresado que “de los 7.000 millones de personas en el mundo, 6.000 millones de personas tienen teléfono, pero solo 4.500.millones acceso a un inodoro. Por tanto, millones de personas no disponen de un saneamiento adecuado, lo que conlleva graves consecuencias para la salud humana y el medioambiente. Muy conscientes de ello, desde las Naciones Unidas, hemos decidido proclamar por primera vez el Día Mundial del Saneamiento el día 19 de noviembre. El objetivo es de dar a conocer a la comunidad internacional esta cruda realidad”

En este sentido, la Fundación We Are Water desarrolla varios proyectos de cooperación, en colaboración con reconocidas organizaciones internacionales. Entre los proyectos actuales, destaca el caso de Bolivia, en donde cinco millones de habitantes no tienen acceso a servicios de saneamiento mejorado; un 43% residentes en el área rural. La Fundación We Are Water trabaja con Unicef en las comunidades rurales y escuelas guaranís de Chaco-Chuquisaqueño, con el objetivo de reducir la vulnerabilidad y los altos índices de mortalidad infantil. Para conseguir estos retos, se están llevando a cabo acciones como el fortalecimiento de las estructuras locales hacia la gestión comunitaria de los servicios, el desarrollo de iniciativas comunitarias y escolares de promoción de hábitos de higiene, así como la dotación de baños ecológicos en escuelas, entre otras acciones

Comentarios