Connecting Waterpeople
SCRATS

Juan Carlos de Cea: "Del trasvase depende el abastecimiento de dos millones y medio de personas"

3
425
  • Juan Carlos Cea: " trasvase depende abastecimiento dos millones y medio personas"

Sobre la Entidad

SCRATS
Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo Segura
· 425
3

La Cátedra Trasvase y Sostenibilidad – José Manuel Claver Valderas de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) y el Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (SCRATS) organizan para el próximo 8 de mayo la Jornada"40 aniversario del Trasvase Tajo-Segura. Infraestructura de progreso y desarrollo", que se celebrará en el Instituto de la Ingeniería de España en la calle del General Arrando número 38, 28010 Madrid.

El principal objetivo de esta jornada es analizar las infraestructuras del Acueducto Tajo-Segura, los aspectos hidrológicos del río Tajo y el Trasvase, así como su impacto social, económico y medioambiental. Para ello, se contará con la colaboración de tres grandes expertos de reconocido prestigio en la materia, y tendrá lugar una mesa redonda con la participación de los Consejeros de Agricultura de Andalucía (pendiente de confirmar) y Región de Murcia, y del Secretario Autonómico de Agricultura y Desarrollo Rural de la Comunidad Valenciana.

Por ese motivo, hemos entrevistado a Juan Carlos de Cea, de la Subdirección de Infraestructuras y Tecnología de la Dirección General del Agua (MITECO).

El agua transportada ha servido para fomentar, en un territorio en el que la ausencia de ese recurso es una constante, pero que tiene todas las características climáticas para conseguirlo, una agricultura profesionalizada altamente tecnificada

Pregunta - En primer lugar, nos gustaría conocer su trayectoria profesional hasta el puesto que desempeña actualmente.

Respuesta - Soy Dr. Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos y funcionario del Cuerpo de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos del Estado desde el año 1990. En el año 1998 entré en la Dirección General del Agua, en el área de Vigilancia e Inspección de presas, de la que fui nombrado Jefe del Área en el año 2007, abandonándola en el año 2009 para ser Subdirector General adjunto de Programación Económica. En el año 2013 pase a la Confederación Hidrográfica del Tajo como Director Técnico, y en setiembre de 2017 fui nombrado Presidente de la misma. He simultaneado todos esos cargos con otras actividades complementarias: entre los años 2002 y 2017 he sido Secretario General del Comité Nacional Español de Grandes Presas (SPANCOLD), que forma parte de la Comisión Internacional de grandes presas (ICOLD) y que agrupa a más de 100 países, y entre 2004 y 2015 he sido profesor asociado de la Universidad Politécnica de Madrid, en la Escuela de Ingenieros de Caminos Canales y Puertos, en los departamentos de Hidráulica e Hidrología, y en el de Ingeniería y Morfología del Terreno. Soy experto europeo en materia de seguridad de infraestructuras y he sido evaluador de los programas marco de la Comisión europea FP7 y H2020 en esa materia.

P. - ¿Qué balance hace de los 40 años del trasvase Tajo-Segura?

R. - Creo que para España la entrada en funcionamiento del trasvase ha sido muy positiva, sin ningún género de dudas. Esta importantísima infraestructura ha permitido hacer efectivo el principio de solidaridad consagrado en el Artículo 2 de la Constitución, al haber velado por el establecimiento de un equilibrio económico adecuado y justo entre las diversas partes del territorio español.

Ese agua ha servido también para mejorar la garantía del abastecimiento de los ciudadanos que habitan en Alicante, Murcia y Almería

El agua transportada ha servido para fomentar, en un territorio en el que la ausencia de ese recurso es una constante, pero que tiene todas las características climáticas para conseguirlo, una agricultura profesionalizada altamente tecnificada, enormemente productiva y en la que el ahorro y uso eficiente de ese recurso cuyos habitantes saben que es ciertamente escaso, son principios básicos y fundamentales que rigen esa actividad. Y son hechos reconocidos internacionalmente, tal y como lo ponen de manifiesto las numerosas visitas que delegaciones de otros países efectúan cada año al Levante para aprender “in situ” cómo se usa, pero también cómo se ahorra, el recurso agua.

Pero ese agua ha servido también para mejorar la garantía del abastecimiento de los ciudadanos que habitan en Alicante, Murcia y Almería, y de los millones de turistas que año tras año acuden al levante en busca de sus buenas playas y sus magníficas temperaturas.

Y no puedo olvidar lo que también ha significado para los sectores de la ingeniería y de la construcción españoles; tanto la concepción del trasvase como su ejecución posterior supusieron para ambos colectivos numerosas enseñanzas, e incluso la superación de dificultades de una envergadura nunca antes vista. Los técnicos españoles resolvieron ellos mismos, de forma muy imaginativa y sin tener que recurrir a empresas extranjeras, algunos de los importantísimos problemas que ocurrieron durante el desarrollo de las obras, y es por ese motivo, por esa capacidad de superar esos tremendos problemas por lo que las consultoras y constructoras españolas gozan hoy de un gran prestigio internacional y están entre las mejor consideradas del mundo.

El acueducto Tajo – Segura ha sido, sin duda, una de las más grandes obras de la segunda mitad del siglo XX que se han desarrollado en este país y personalmente creo que nunca antes ha tenido el reconocimiento que se merecía.

La infraestructura apenas ha sufrido cambios o modificaciones de importancia y se conserva como originalmente

P. - ¿Qué innovaciones supuso la infraestructura en el momento de su construcción?

R. - El paso de los cauces del Riansares y Cigüela se podían haber ejecutado como es habitual y muy frecuente en el mundo de la conducción y trasporte de agua, mediante sifones. Sin embargo, el terreno en el que se situarían ambos sifones presentaba unas características geológicas inadecuadas –se trataba de unos terrenos yesíferos- que hacían prever un encarecimiento de las futuras labores de mantenimiento y conservación de esas estructuras y la posibilidad de presentación de frecuentes problemas en ellas provocando, como consecuencia, cortes en el suministro de agua. Por ambos motivos se decidió, con muy buen criterio, ejecutar el paso de ambos cauces, con una longitud total de unos 9 km, a base de sendos acueductos construidos mediante dovelas prefabricadas “in situ” que posteriormente se pretensaban. Esta técnica de construcción comenzaba a imponerse con mucho éxito en Europa a mediados de los años 60 del siglo pasado, donde ya había multitud de experiencias positivas en ese sentido, pero en España, sin embargo, la primera de ellas se llevó a cabo en el año 1962, cuando el prestigioso ingeniero Carlos Fernández Casado decidió construir para cruzar el Guadalquivir, y mediante esa técnica, el puente de Almodóvar del Río.

Y desde luego no podemos olvidar la construcción de los distintos túneles que conforman el trasvase, que presentan una longitud total de unos 58 km. Se excavaron usando tuneladoras de distintos diámetros, siendo esta obra la que las empleaba por segunda vez en España. Y de todos ellos, no puedo dejar de mencionar el de Talave, que con sus 32 km, fue considerado en su momento como el de mayor complejidad constructiva de España, posiblemente uno de los 5 más complicados de Europa y, con seguridad, de los 5 ó 10 más difíciles del mundo. Baste decir en ese sentido que en la peor zona geológica que atravesaba, a una profundidad bajo la superficie del terreno de unos 300 m, récord de España en ese momento, la afluencia de agua a su interior llegó a superar los 2 m3/s, lo que supuso la inundación de gran parte de su traza y el tener que trabajar en su interior en unas condiciones casi inimaginables. El tesón y el esfuerzo de todos los equipos encargados del diseño y la construcción, hicieron posible superar todas las dificultades y terminarlo.

P. - ¿Qué modificaciones ha sufrido a lo largo de su historia y cuál es su estado actual?

R. - La verdad es que apenas ha sufrido modificaciones con respecto a su concepción original, lo que pone de manifiesto lo acertado de su diseño. Pero sí ha habido que hacerle algunos “retoques” para hacer llegar el agua a algunos nuevos usuarios de esta infraestructura.

El acueducto Tajo – Segura ha sido, sin duda, una de las más grandes obras de la segunda mitad del siglo XX que se han desarrollado en este país

Puede ser el caso, por ejemplo, de la obra que se terminó hace relativamente poco tiempo para derivar agua desde el canal del trasvase al muy cercano embalse de Campos del Paraíso, que es la cabecera del abastecimiento a la Llanura Manchega y a través de la cual se va a llevar agua a un total de unas 600.000 personas. O la reforma que también se efectuó hace unos pocos años en el propio canal, en las proximidades de Albacete, para mejorar la garantía del abastecimiento de esta localidad cuando el canal no lleva agua hacia el sureste.

Salvo estos dos casos, el resto de la infraestructura, como digo, apenas ha sufrido cambios o modificaciones de importancia y se conserva como originalmente.

P. - ¿Cómo evaluaría la repercusión del trasvase sobre las economías de Castilla-La Mancha y las del Levante español?

R. - La verdad es que no conozco en profundidad la repercusión que ha tenido o tiene actualmente el trasvase sobre las economías de las Comunidades Autónomas. Desde mi posición como Director Técnico primero, o Presidente después, de la Confederación Hidrográfica del Tajo, tengo que decir que éste organismo se ocupa, exclusivamente de aspectos técnicos. De transferir los volúmenes de agua que decide en sus reuniones la Comisión Central de Explotación, o el Ministro, cuando le corresponde a él tomar esas decisión, y de efectuar las labores de mantenimiento y conservación de toda la infraestructura para mantenerla en las debidas condiciones.

A pesar de lo anterior, sé, en el caso del Levante, de la existencia del estudio efectuado por Price Waterhouse, en el que se analiza con mucho detalle todo lo que supone en esta zona, y qué importancia tiene, en términos económicos, el agua que transporta el trasvase desde la cabecera del Tajo en el PIB regional y nacional, a través de la agricultura asociada, en el desarrollo de la industria agroalimentaria, en la creación de empleo y en el sector exterior, en las exportaciones que efectúa España. Pero como digo, no lo conozco con la suficiente profundidad como para poder comentar algo a ese respecto. Entiendo que la repercusión tanto a nivel regional y nacional es elevada, como consecuencia del elevado número de empresas relacionadas con la industria agroalimentaria implantadas en toda la zona, pero poco más puedo añadir.

Mantener elevados niveles de llenado en ambos embalses para fomentar usos recreativos, condicionando el resto de ellos, no es correcto y así lo ha establecido el Tribunal Supremo

Algo parecido me ocurre con otro estudio, con el de los efectos socioeconómicos ocasionados por el trasvase sobre los núcleos de población ribereños a los embalses de cabecera, elaborado por técnicos del grupo de investigación del Tajo. Tampoco lo conozco en profundidad, pero de éste sé que se critica con mucha intensidad que los embalses de cabecera, Entrepeñas y Buendia, tras haber inundado las tierras más fértiles de la zona, las posibilidades de desarrollo que a continuación se abrieron por la existencia de ambos embalses asociadas a al turismo creciente de mediados-finales de los años 70, considera el estudio que desaparecieron en el momento en que entró en funcionamiento el trasvase, al impedir éste que los embalses se mantuvieran con un elevado nivel de llenado. Y es por esa razón por la que se viene reclamando desde diferentes ámbitos que se mantengan ambos embalses con unos elevados niveles de llenado para garantizar su uso recreativo y para reactivar el desarrollo turístico de toda la zona. Y en ese sentido tengo que decir que esos usos secundarios de los embalses, esos fines recreativos que algunos les adjudican a los embalses de cabecera, yo siempre he defendido que no pueden condicionar, como se pretende, los aprovechamientos principales de las aguas públicas, los fines esenciales que motivaron su proyecto y construcción, tanto en la cuenca cedente como en la receptora de las aguas. Y esa ha sido precisamente la posición fijada por el Tribunal Supremo en una de las recientes sentencias por las que se anulan algunos artículos del Plan Hidrológico del Tajo. La sentencia deja meridianamente claro que esos usos no pueden generar demanda adicional de recurso por lo que, dice, no se reservarán ni concederán recursos adicionales para satisfacer de forma exclusiva ese aprovechamiento. Queda pues claro que tratar de mantener esos elevados niveles de llenado en ambos embalses para fomentar esos usos, condicionando el resto de ellos, no es correcto y así lo ha establecido el Tribunal Supremo. Esa posición representa un problema al que, lógicamente, habrá que buscarle una futura solución.

P. - ¿Cuál cree que es el futuro del trasvase?

R. - Las recientes sentencias del Tribunal Supremo en relación con la anulación de algunos artículos del Plan Hidrológico del Tajo y la obligación de fijar unos caudales ecológicos en el río, veremos qué repercusiones tienen sobre los desembalses de referencia establecidos en el RD 773/2014, y por lo tanto, en los futuros excedentes trasvasables y en el propio trasvase. Hay una nueva fase de planificación hidrológica en marcha en este momento en la que habrá que establecer ese régimen de caudales ecológicos, en las distintas épocas del año, y a la vista de ese régimen que se determine y fije, se verá en qué situación quedan las reglas de explotación actuales y cómo le afectan.

Del trasvase depende el abastecimiento de al menos dos millones y medio de personas

No se puede olvidar que del trasvase depende el abastecimiento de al menos dos millones y medio de personas, suministro que realiza, en general, la Mancomunidad de los Canales del Taibilla, y a la que le corresponde de cada transferencia de agua que se efectúa desde la cabecera del Tajo, un 25% de la misma. Por ese motivo, y para poder seguir garantizando ese abastecimiento, y muy especialmente en períodos de escasez y/o sequía, será preciso seguir utilizando, mantener y conservar, la infraestructura del trasvase, que por lo tanto, seguirá siendo básica en el futuro para satisfacer esa demanda.

Y tampoco se puede olvidar que esta infraestructura presta también servicio a algunos usuarios del agua de la Confederación Hidrográfica del Júcar, como puede ser el caso del abastecimiento a Albacete que hemos comentado. La infraestructura del trasvase, el canal, se emplea para conducir el agua almacenada en el embalse de Alarcón, su principal fuente de suministro, hasta la toma existente en las proximidades de Albacete, y que de no contar con el canal del trasvase tendría muchas dificultades para abastecerse.

Pero como digo, no adelantemos acontecimientos, esperemos a ver qué concluye esta nueva fase de planificación hidrológica en la que todo el país está inmerso, vamos a ver qué régimen de caudales ecológicos se establece en el río Tajo con base a los criterios de participación pública y concertación establecidos en la normativa, y en qué medida eso afecta al trasvase, al que creo que todavía le queda mucha vida útil por delante. Los distintos escenarios de cambio climático que se manejan ponen a España como uno de los países del sur de Europa más perjudicados por él, y, especialmente, toda la zona de Levante, el sureste del país. Es por esa razón por la que creo que España no se puede permitir el lujo de prescindir de esta importantísima infraestructura y, aunque sea con otros criterios de explotación, estoy seguro de que aún le queda una larga vida. 

La redacción recomienda

07/07/2019 · Entrevistas · 93 2

Lucas Jiménez: "El trasvase ha representado el escenario de cambio climático que nos espera"

19/06/2019 · Entrevistas · 76 1

Alejandro Díaz: "Hoy por hoy el sureste español no seria lo que es sin el trasvase"

18/06/2019 · Entrevistas · 42 1

"El trasvase fue una auténtica revolución industrial, solo que equivalente al mundo agrario"

17/06/2019 · Entrevistas · 89 1

L. Garrote: "Si disminuyen los recursos, el trasvase tendrá que asumir esta reducción de recursos"

16/06/2019 · Entrevistas · 257 1

Antonio Yáñez: "La CHT no tiene ninguna competencia en los distintos escenarios hidrológicos"

13/06/2019 · Entrevistas · 73 2

"El trasvase es un factor fundamental para la producción agropecuaria en la Región de Murcia"

12/06/2019 · Entrevistas · 83 1

"El trasvase es una herramienta de cohesión del territorio que contribuye al incremento del PIB"

11/06/2019 · Entrevistas · 136 2

"Para la Comunidad Valenciana el Tajo-Segura es una infraestructura fundamental para su economía"

10/06/2019 · Entrevistas · 70 1

Pascual Sánchez Soria: "El trasvase se planteó inicialmente como una obra política"

09/06/2019 · Entrevistas · 65 2

"Tenemos que buscar fuentes alternativas para mitigar los posibles efectos del cambio climático"

06/06/2019 · Entrevistas · 96 2

Fernando P. Gómez: "La continuidad del trasvase es lo que nos da futuro"

05/06/2019 · Entrevistas · 70 2

"El recurso agua bien gestionado ha dado como resultado un beneficio económico y social en España"

04/06/2019 · Entrevistas · 106 1

Andrés del Campo: "El trasvase Tajo-Segura ha sido la solución para todo el Levante"

03/06/2019 · Entrevistas · 148

Francisco Jiménez: "El Gobierno de España ha de garantizar agua para la Región de Murcia"