El PSOE reclama un decreto urgente contra la sequía

32
0
32
  • Alejandro Alonso

El PSOE reclama al Gobierno que apruebe de forma inmediata un decreto ley de medidas urgentes para paliar los efectos de la sequía, que incluya fondos extraordinarios para ayudas directas a los afectados, créditos ICO con tipos de interés bajo, exenciones fiscales y moratorias en los pagos a la Seguridad Social, entre otras cosas.

La moción, que recoge Europa Press, es resultado de la interpelación que el portavoz socialista de Agricultura, Alejandro Alonso, planteó este miércoles a la ministra del ramo, Isabel García Tejerina, en el Pleno del Congreso sobre el problema de la sequía, que está afectando a diferentes zonas del país, con especial incidencia en la zona Sureste.

Por eso, el principal partido de la oposición reclama un decreto ley urgente que incluya, al menos, las medidas que aprobó el Ejecutivo socialista de José Luis Rodríguez Zapatero para paliar la sequía de 2005.

Definir los municipios afectados

En primer lugar, el Gobierno debería publicar el listado de términos municipales afectados por la sequía cuyos agricultores y ganaderos se podrán acoger a las ayudas del decreto, que deberían pasar por un fondo extraordinario para compensar las pérdidas que sufran, especialmente para "comprar y transportar alimentación" para el ganado y para "desarrollar un plan de arranque y plantación" de los cultivos permanentes secos, de modo que se recupere la capacidad productiva del sector.

Además, el Instituto de Crédito Oficial (ICO) tendría que establecer una "línea preferencial" de financiación para explotaciones agrícolas que hayan perdido al menos el 30% de su cosecha y para explotaciones ganaderas. En los casos en que los titulares sean jóvenes, mujeres o profesionales, los tipos de interés deberían ser más bajos.

En cuanto a las medidas fiscales, el PSOE propone mejoras en los regímenes de módulos y de estimación directa del IRPF y exenciones en el pago del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) rústicos de 2014 con las correspondientes compensaciones de pérdidas de ingresos a los ayuntamientos. Asimismo, la Seguridad Social tendría que aplicar moratorias en los pagos de las contingencias comunes mientras dure la sequía.

Pagos de la PAC y seguros agrarios

Al margen de estas medidas, los socialista reclaman al Gobierno que reduzca las tarifas eléctricas y el canon de riego a los agricultores afectados, y que reponga hasta los 300 millones de euros la aportación estatal a los seguros agrarios, comprometiéndose además a "mantener los niveles de aseguramiento agrario" y a "tramitar de forma urgente los partes y el pago inmediato de las pólizas de siniestro".

Finalmente, exigen que se formalicen convenios con las entidades financieras que gestionan las ayudas de la Política Agrícola (PAC) para "propiciar un adelanto de los pagos antes del verano" a coste cero, así como flexibilizar los requisitos y condiciones para obtener esas ayudas, de forma que "se garantice que no se pierden como consecuencia de la sequía".

El texto de la moción será sometido a debate y votación de todos los grupos parlamentarios en la sesión del Pleno del Congreso de la semana del 10 al 12 de junio.

El ministerio ya estudia medidas

Durante la interpelación del miércoles, García Tejerina ya avanzó que el Ministerio agilizará el cobro de las indemnizaciones de los seguros agrarios en las explotaciones afectadas por la sequía y que adelantará al 15 de octubre los pagos de la PAC. Además, aseguró que se reforzarán los equipos de peritación y se autorizarán las aportaciones de agua con cubas o camiones cisternas en las zonas de secano donde sea necesario regar los cultivos leñosos como la almendra.

Asimismo, se "facilitará el acceso a la financiación" de agricultores y ganaderos a través de las líneas de crédito de la Sociedad Anónima Estatal de Caución Agraria (Saeca). "Ya hemos dado la orden para solicitar avales por 40 millones de euros, y se analizará la posibilidad de ampliar la línea tanto en volumen como en beneficiarios, incluyendo a los ganaderos de cultivos extensivos", precisó.

Agricultura también está estudiando la posibilidad de dar un año de carencia a los préstamos de los Planes de Modernización de las explotaciones y a los de incorporación de jóvenes agricultores, y recabará la "información necesaria" para calcular el descenso de los rendimientos en las zonas afectadas, para posteriormente proponer al Ministerio de Hacienda una reducción de los índices de rendimiento neto de las estimaciones objetivas del IRPF para la declaración de 2014 que se realizará en el próximo ejercicio.

Asimismo, se contactará con el Ministerio de Empleo para que los afectados puedan "solicitar individualmente exenciones y aplazamientos" del pago de sus obligaciones con la Seguridad Social. Y para los casos de almendros que haya que sustituir porque se han secado --extremo que no cubren los seguros agrarios--, se "buscará la fórmula más adecuada de apoyo" a los afectados.

Tras defender que el Gobierno lleva estudiando la situación y planificando medidas desde el primer momento, la ministra aseguró que las diferentes iniciativas se implementarán conforme sea necesario, y rechazó que esta sequía requiera de los mismos instrumentos que la de 2005 porque en este caso está concentrada en el Sureste y además la situación hidrológica es positiva, con un nivel de reservas de agua superior a la media de los últimos diez años.

Comentarios