La sequía provoca pérdidas de 4,5 millones de euros a la apicultura valenciana

17
0
17

 La Unió de Llauradors i Ramaders ha advertido este jueves de que la sequía ha provocado ya pérdidas de unos 4,5 millones de euros a los apicultores valencianos, dado que la ausencia de lluvias ha incidido en la deficiente floración, necesaria para la producción de miel y sus derivados, que tampoco ha podido ser compensada con la actividad trashumante.

En un comunicado, la organización agraria ha explicado que únicamente los costes de alimentación de las colmenas durante estos tres meses por la falta de floración se elevan a 4,5 millones de euros: casi 2,8 millones en la provincia de Valencia, más de uno en la de Castellón y más de 620.000 euros en la de Alicante.

Así, los apicultores, ante la falta de asentamientos deben realizar trabajos de alimentación de cada colmena que consisten inicialmente en un kilo de miel y un litro de agua por colmena y en caso que la colonia continúe sufriendo la falta de alimentación debe incrementarse la dosis de miel o añadiendo polen, por ejemplo.

Esta valoración efectuada por La Unió es la que corresponde al coste de este proceso y no se ha tenido en cuenta el coste real que supone trasladar las colmenas, incluso de provincia, al intentar buscar asentamientos con algo de floración y disminuir este sobrecoste en la campaña.

La organización ha alertado de que cada día que pasa aumentan las pérdidas para los agricultores y ganaderos como consecuencia de la sequía, que ya ascienden según sus datos a casi 400 millones de euros. En este sentido, desde La Unió han lamentado que "pese a la gravedad de la situación, las dos administraciones públicas competentes (Gobierno central y autonómico) siguen sin publicar las anunciadas ayudas que compensen las pérdidas".

Entre estas ayudas LA UNIÓ reclama la concesión de ayudas de Estado de 15.000 euros por empresa agraria en tres años que se pueden conceder el primer año o repartido entre los tres.

Comentarios