La rotura de la presa siria de Tabqa podría provocar una inundación catastrófica

148
0
(0)
  • rotura presa siria Tabqa podría provocar inundación catastrófica
    Presa de Tabqa (Wikipedia/CC)
148

Naciones Unidas advierte de una inundación catastrófica en Siria por la presa de Tabqa, que está en riesgo debido al alto nivel de las aguas, al sabotaje deliberado del grupo terrorista Estado Islámico y a los daños por los bombardeos de la coalición liderada por Estados Unidos.

La presa contiene el río Éufrates a 40 kilómetros de Raqqa, principal bastión de Estado Islámico en Siria. Los niveles del agua del río han aumentado unos 10 metros desde el 24 de enero, debido en parte a las intensas lluvias y a la nieve y en parte a la apertura de tres turbinas de la presa por parte de Estado Islámico, inundando las zonas ribereñas más abajo en el curso, según un informe de la ONU al que ha tenido acceso Reuters.

"Estado Islámico ha minado presuntamente las estaciones de bombeo de agua en el Éufrates, lo que dificulta el bombeo de agua y los residentes están recurriendo a agua sin tratar del Éufrates"

"Según los expertos locales, cualquier aumento adicional del nivel del agua sumergiría grandes franjas de terrenos agrícolas en el curso del río y podría dañar potencialmente la presa de Tabqa, lo que tendría implicaciones humanitarias catastróficas en todas las zonas agua abajo", reza el texto.

La entrada a la presa ya resultó dañada por los bombardeos aéreos de la coalición internacional, según el informe. "Por ejemplo, el 16 de enero bombardeos aéreos en la zona rural al oeste de Raqqa impactaron en la entrada de la presa del Éufrates, que, si resultara más dañada, podría llevar a una inundación a gran escala en Raqqa y hasta Deir Ezzor".

La ciudad de Deir Ezzor se encuentra a 140 kilómetros aguas abajo de Raqqa y está asediada por Estado Islámico. La ONU estima que 93.500 civiles están atrapados en la localidad y ha estado lanzando ayuda alimentaria desde el aire desde hace un año.

Las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), apoyadas por Estados Unidos, están llevando a cabo una operación para rodear Raqqa y han avanzado hasta unos pocos kilómetros de distancia de la presa. Las FDS han dicho previamente que no se están usando bombardeos aéreos contra Estado Islámico cerca de la presa para evitar dañarla.

En su retirada, los combatientes de Estado Islámico han destruido deliberadamente infraestructura vital, incluidas tres estaciones de agua y cinco torres de agua en las tres primeras semanas de enero, según el informe de la ONU.

"Estado Islámico ha minado presuntamente las estaciones de bombeo de agua en el Éufrates, lo que dificulta el bombeo de agua y los residentes están recurriendo a agua sin tratar del Éufrates", ha precisado.

Comentarios