Santander presenta su proyecto de gestión inteligente del agua en la ciudad "Smart Water"

341
1
341
  • Íñigo de la Serna, alcalde de Santander, principal protagonista de la presentación de "Smart Water"
  • En el proyecto participan el Ayuntamiento de Santander, Aqualia, la Universidad de Cantabria y CIC
  • Se pretende que el proyecto en Nueva Montaña esté listo en otoño de 2014

Santander implantará el proyecto 'Smart Water' para una gestión inteligente de su Servicio de Aguas a través de las nuevas tecnologías, que prevé la colocación por la ciudad de dispositivos y sensores que informarán sobre el funcionamiento del sistema a cada momento y el desarrollo de aplicaciones móviles para que los usuarios tengan datos "en tiempo real" sobre consumo, averías o cortes.

De la Serna: Estas aplicaciones permitirán a los ciudadanos "tomar decisiones" sobre su consumo

Por el momento, el proyecto va a arrancar de forma piloto en Nueva Montaña, donde está previsto instalar a lo largo de los próximos cinco meses más de 1.200 dispositivos que, entre otros funciones, permitirán leer los contadores de los domicilios a distancia, medir el caudal; la calidad de agua en el colector de saneamiento, o regular la presión.

La implantación de estos sensores supondrá una inversión de 200.000 euros que sufragará la empresa adjudicataria del Servicio de Aguas de Santander, Aqualia, con cargo a su canon anual.

Además de Aqualia, en este proyecto participan el Ayuntamiento de Santander, la Universidad de Cantabria y colabora la empresa CIC, ubicada en el Parque Científico y Tecnológico.

De hecho, en la presentación del proyecto han estado el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna; la concejal de Medio Ambiente, María Tejerina; el responsable de Aqualia de la zona norte, Fernando de la Torre; el rector de la UC, José Carlos Gómez Sal, y el director del proyecto, que es José Luis Gil, exconsejero del Gobierno regional que lideró José Joaquín Martín Sieso, y catedrático de la Universidad.

Durante su presentación, el alcalde, Íñigo de la Serna, ha explicado que se ha elegido Nueva Montaña para la aplicación de este proyecto por ser una zona "heterogénea" en sus usos y en lo que respecta a la gestión del agua.

Fases

De la Serna ha explicado que se desarrollará en cinco fases, la primera de ellas ya concluida, que era la definición del proyecto, aprobado en Junta de Gobierno Local después del trabajo que se ha realizado en los últimos meses con la UC.

La segunda fase es la propia implantación de los sensores en Nueva Montaña, que está comenzando y va a durar cinco meses y, de forma paralela a ella, se irán desarrollando las otras tres de las que consta el proyecto.

Éstas serán la modelización del sistema y contrastar que funciona; el análisis de la información de los sensores relativa a consumos mínimos nocturnos; ajustes de la presión a las necesidades reales o umbrales de alarma, y el desarrollo de las aplicaciones móviles para que los ciudadanos puedan conocer su consumos en un periodo determinado sin esperar a la factura.

Tomar decisiones

De la Serna y el rector han explicado que el hecho de contar con estas aplicaciones permitirá a los ciudadanos "tomar decisiones" sobre su consumo o al uso que hacen del agua.

Además, a través de ella, permitirá informar de "cortes programados" en el servicio, de averías o dar la alarma sobre consumos "inesperados" o "excesivos" en comparación con la media de gasto de cada usuario para alertarle de posibles "fugas ocultas" y el "susto" que suponen en las facturas.

A preguntas de los periodistas, De la Serna ha señalado que es "muy complicado" conocer cuando el proyecto piloto estará completamente implantado en Nueva Montaña, aunque ha apuntado a que se "procurará" que esté listo en "otoño" de 2014.

A partir de ahí, está previsto que el proyecto se extienda por toda la ciudad y que los datos que se vayan recogiendo se "enganchen" de la plataforma tecnológica de 'Smart Santander', al igual que se está haciendo con otros servicios municipales, como el de residuos o limpieza urbana.

El responsable de Aqualia ha subrayado que la compañía lleva "más de 20 años apostando por la innovación" y, como prueba de ello, ha destacado que actualmente están gestionando una veintena de proyectos en este ámbito por valor de 70 millones, uno de ellos el presentado este lunes de 'Smart Agua'.

Por su parte, el rector ha opinado que este proyecto es un "ejemplo claro" del conocimiento que se puede aportar desde la Universidad para, posteriormente, aplicarlo a la vida cotidiana.

Comentarios