Somalia se muere de hambre y sed por los efectos de El Niño

133
0
  • Somalia se muere hambre y sed efectos Niño
  • Si no se hace nada, el número de afectados podría incrementarse en 1,3 millones
133

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) han unido sus esfuerzos en dos estados separatistas de Somalia para salvar las vidas de "cientos de miles de niños y sus familias" afectados por el hambre y la desnutrición, habida cuenta de la prolongada sequía exacerbada por el fenómeno meteorológico 'El Niño'.

"La gente de Somalia conoce demasiado bien los peligros de la sequía, pero ello no tiene por qué implicar un desastre: el mundo debe reconocer que podemos salvar vidas si actuamos a tiempo", ha subrayado el director del PMA en Somalia, Laurent Bukera. "Debemos garantizar ayuda urgente a las personas afectadas por la crisis, de manera que podamos detener los daños por malnutrición en madres y niños antes de que causen estragos de por vida", ha añadido.

En total, 1,7 millones de personas, la gran mayoría pastores y agricultores de las regiones separatistas de Somalilandia y Puntlandia, necesitan recibir ayuda humanitaria, 385.000 con carácter urgente. No obstante, la ONU ha advertido de que si no se actúa con celeridad y la escasez de lluvias se prolonga, el número de afectados podría incrementarse en cerca de 1,3 millones.

Miles de niños podrían abandonar la escuela forzados por la sequía y la inmigración

De momento, UNICEF y el PMA están distribuyendo paquetes de asistencia humanitaria que incluyen alimentos, programas de nutrición y de apoyo a las comunidades locales para acceder a agua potable, así como servicios sanitarios y de higiene.

Sin embargo, dado el incremento en el número de casos de malnutrición y de fallecimientos a causa de trastornos alimentarios -en especial en la región de Awdal, limítrofe con Etiopía-, UNICEF ha decidido fortalecer su actuación en las áreas más afectadas. En concreto, la agencia de la ONU ha desplegado puestos móviles sanitarios y equipos de nutrición para atender a los pastores, entre otras comunidades de difícil acceso.

"Las comunidades han vivido cuatro estaciones consecutivas con escasez de lluvias. Su capacidad de lidiar con la sequía está en el límite", ha señalado el representante de UNICEF para Somalia, Steven Lauwerier. "Ahora, nuestros esfuerzos concertados se dirigen a salvar las vidas de decenas de miles de niños y sus familias. Cualquier retraso de la comunidad internacional incrementaría el riesgo de hambrunas y enfermedades", ha añadido.

Aumento del abandono escolar

La tasa de abandono escolar es cada vez mayor en Somalia. Miles de niños podrían abandonar la escuela forzados por la sequía y la inmigración. En la actualidad, ambas agencias están trabajando conjuntamente para mantener a los niños y maestros en los colegios, también con el objetivo de prevenir los casos de separación familiar, matrimonio temprano, trabajo infantil y otros abusos contra menores.

"Se trata de una cuestión pertinente, dado que las familias continúan viéndose forzadas a la inmigración en busca de comida, ayuda y pastos para su ganado", ha recogido una nota distribuida por ambas agencias.ACNUR y el PMA también están distribuyendo un programa de ayudas especial para prevenir y corregir la malnutrición en mujeres embarazadas y lactantes, así como en menores. La ONU ha solicitado 92 millones de euros en ayudas para atender a 1,7 millones de personas.

Comentarios