IFEMA
Connecting Waterpeople

Hacer frente a la sequía: La estrategia de SUEZ

2
308
  • Hacer frente sequía: estrategia SUEZ
    Estación Depuradora de Aguas Residuales de Cabezo Beaza en Cartagena
  • Ante la situación de sequía prolongada en España, SUEZ impulsa medidas para paliar la escasez de agua en los abastecimientos que gestiona.

Sobre la Entidad

SUEZ Advanced Solutions Spain
SUEZ Advanced Solutions Spain ofrece soluciones integrales y sostenibles para la gestión del agua y la energía en clientes municipales, industriales y agrícolas, contribuyendo a la economía circular y reduciendo el impacto medioambiental.

Publicado en:

Portada iAgua Magazine
Sofrel
Bentley Systems
· 308
2

La escasez de lluvias en España comenzó en 2014. A día de hoy, se extiende prácticamente por toda la península ibérica. Es especialmente significativa en zonas del sureste peninsular, principalmente en las provincias de Alicante, Valencia y Murcia, aunque también está afectando de manera alarmante en el centro-norte del país (Castilla y León, Galicia, Asturias y Cantabria y alto Ebro).

En este contexto, SUEZ, en colaboración con administraciones, asociaciones y organismos públicos con competencias en materia de política hidráulica, está desarrollando soluciones para minimizar las situaciones de emergencia hídrica bajo el prisma de la gestión eficiente y la equidad en el reparto y coste de los volúmenes disponibles. Estas soluciones se basan en tecnologías como la sensórica online, comunicaciones de bajo coste, análisis inteligente de los datos y nuevas interfaces de usuarios que permiten dar el salto a una operación centralizada y una toma de decisiones en tiempo real.

En líneas generales y desde hace años, SUEZ ha impulsado acciones orientadas al ahorro de agua, como la reducción de los consumos municipales de riego de jardines y baldeo de calles y la priorización de aguas regeneradas para estos usos. Asimismo, y dentro del amplio abanico de medidas relativas a la optimización de las redes de abastecimiento, pueden señalarse el control dinámico de presiones en función de la demanda instantánea de los sistemas, los sistemas avanzados de fugas mediante helio e imágenes satelitales entre otras tecnologías, el control de los consumos nocturnos, la sectorización dinámica o el control instantánea de fugas y fraudes mediante la implantación masiva de la telelectura. Con todo ello se han conseguidos resultados notables en la reducción de la cantidad de agua no registrada en las redes.

Las EDAR gestionadas por Hidrogea en Murcia logran la reutilización de 27 Hm3 al año para regar 23.000 hectáreas agrícola

Igualmente, la recuperación y/o búsqueda de fuentes alternativas es una opción a tener en cuenta. En época de sequía, la optimización de los recursos subterráneos a través de la mejora en la eficiencia de los sondeos, la regeneración de pozos en desuso y la modelización de la dinámica de funcionamiento, recuperación y recarga de los acuíferos se convierten en otro elemento fundamental para la aportación de nuevos caudales a los sistemas deficitarios.

Junto a todo lo anterior, el aumento en la aportación del agua desalada a los sistemas es un elemento fundamental para asegurar los equilibrios entre oferta y demanda, tanto aumentando la capacidad de producción como optimizando los costes energéticos asociados a las plantas de desalación.

En definitiva, debe entenderse la gestión de los recursos (incluyendo los de riego agrícola) en una cuenca como un único sistema global con una prelación de aportaciones al mismo basada en criterios económicos y de sostenibilidad. Esta gestión debe contar con un sistema equitativo y de reparto de los costes a todos los usuarios, generando, donde sea necesario, transferencias de precio entre los usos urbanos y de riego agrícola. En relación a este último aspecto, la implantación de tecnología de monitorización y control del riego en parcela y los avances agronómicos deben contribuir también a la bajada de la demanda para usos agrícolas, sin olvidar finalmente la necesidad de articular mecanismos ágiles y eficientes de intercambio de derechos mediante bancos de agua u otras medidas que se implanten.

Debe destacarse, asimismo, el debate recurrente acerca de la falta de inversión en reposición de activos y las dificultades en traspasar el coste de los mismos al precio final del agua. Fruto de la crisis económica y del agotamiento de fondos europeos, la inversión ha descendido a niveles preocupantes. Según los últimos datos publicados por AEAS sobre abastecimientos urbanos, el nivel de renovación de redes de agua potable se encuentra por debajo del 1%, cifra, a todas luces, insuficiente para asegurar a medio plazo la continuidad del suministro con garantías.

Por último, y no por ello menos importante, la concienciación a la población para el uso responsable del recurso se manifiesta como un eje fundamental.

Hidrogea intensifica las búsquedas de fugas para minimizar las pérdidas en la red

Región de Murcia: Hidrogea

A modo de ejemplo, y por la importancia del debate público que se ha generado por la ausencia de caudales trasvasados desde la cuenca del Tajo unido al gran déficit estructural en materia de agua agravado por los efectos del cambio climático, se encuentra la Región de Murcia. Esta Región debe erigirse en un ejemplo de gestión integral de recursos en una cuenca.

No debe olvidarse además el impacto directo en la economía murciana de la agricultura y el turismo, dos actividades directamente relacionadas con la gestión, necesariamente eficiente, de los escasos recursos de los que disponen. En la Región, los embalses están por debajo del 15% de su capacidad, y aunque las restricciones de agua para abastecimiento humano aún no están encima de la mesa, se están produciendo ya limitaciones de uso para agricultura, disminución de las concesiones superficiales para abastecimientos urbanos y, en algunos casos, el aseguramiento de la continuidad del recurso únicamente mediante desalación con el incremento de costes y, por tanto, de precio que ello conlleva.

Hidrogea, la empresa del grupo SUEZ que lleva más de 40 años enfrentando la situación de estrés hídrico en la Región, aporta su experiencia y conocimiento para lograr el mejor resultado con el escaso recurso disponible. La entidad es responsable del abastecimiento de agua potable a más de un millón de habitantes en la comunidad autónoma.

Hidrogea avanza un centro tecnológico para la gestión de las distintas fuentes de producción de agua en Murcia: Dinapsis

Dentro de los objetivos de Hidrogea, el primero ha sido mejorar la eficiencia y sostenibilidad en el uso del agua urbana. En este aspecto, la gestión de la demanda de agua debe primar sobre incrementos de la oferta como método para anticiparse a las sequías. Como ejemplo de este compromiso, en los últimos 7 años, se han ahorrado casi 6 Hm3 de agua en los municipios gestionados por Hidrogea. En Murcia capital o Cartagena, los rendimientos medios de la red se sitúan alrededor del 90%. Esto supone que el ahorro total obtenido en los últimos 25 años está por encima de los 120 Hm3, un volumen equivalente al consumo urbano de todos los habitantes de la comunidad autónoma durante un año.

Además de la eficiencia, la gestión destinada al mejor uso posible de los recursos hídricos en la Región de Murcia se apoya sobre una segunda pata: la depuración y la aplicación de los criterios de la economía circular al agua utilizada.

Así, las depuradoras gestionadas por Hidrogea en colaboración con la Comunidad Autónoma logran la reutilización directa de 27 Hm3 al año para regar 23.000 hectáreas de zonas agrícolas, además de reducir 392 toneladas anuales de nitrógeno vertidas al Mar Menor.

La tecnología, principal aliado

Una gestión óptima en territorios donde existe un fuerte déficit hídrico solo se consigue con una firme apuesta por la innovación tecnológica. Es el caso de Hidrogea, que ha logrado que los municipios que gestiona en la Región se encuentren entre los más eficientes de toda España.

Espacios verdes urbanos regados con agua reutilizada

El objetivo es conseguir que se aproveche cada gota de agua, ya que su valor supone vida, alimento, puestos de trabajos y riqueza; para ello es clave poner esa tecnología también a disposición del regadío, que supone aproximadamente el 80% del consumo de agua en la Región. Esto pasa ineludiblemente por una gestión integrada y eficiente de todos los recursos disponibles. Por ello, es necesario conocer los recursos disponibles, en cantidad y calidad, así como las previsiones de demanda en tiempo real. Además, disponer de esta información permitirá la gestión avanzada de los sistemas de transporte de agua, mejorando la eficiencia, llevando las inversiones a donde son necesarias y optimizando el coste.

Una gestión óptima en territorios con déficit hídrico solo se consigue con una firme apuesta por la innovación tecnológica

Por ello, actualmente, Hidrogea avanza un proyecto pionero, que consistirá en un centro tecnológico para la gestión integral de las distintas fuentes de producción de agua en la Región: Dinapsis. Este centro, segundo a nivel nacional del Grupo SUEZ tras el inaugurado este año en Alicante, nace con la vocación de aportar soluciones concretas que ayuden a mejorar la sostenibilidad del sistema hídrico en la Región, y a él se incorporarán diferentes tecnologías disponibles en el mercado como base para un sistema inteligente de toma decisiones. También dispondrá de un Lab de Innovación, donde descubrir e investigar nuevas soluciones a través de un ecosistema emprendedor. Finalmente, contará con un Escaparate Tecnológico, con el objetivo de difundir todas estas iniciativas innovadoras.

Por otra parte, se está trabajando en la mejora de la reutilización de las plantas de tratamiento de aguas residuales para obtener más y mejor agua para uso agrícola, así como propuestas de regeneración del Mar Menor que a la vez liberen recursos disponibles para otros usos.

Pero además, SUEZ se propone complementar el conocimiento adquirido durante su larga trayectoria con tecnologías específicas para el sector agrícola, como teledetección basada en la interpretación de imágenes de manera algorítmica para conocer parámetros como la concentración vegetal, la eficiencia de riego y la fertilización, entre otras, que darán información a nivel de parcela, y complementarlas con las soluciones de ferti-riego para regar según las necesidades del cultivo en cada momento, de manera precisa y optimizando cada gota de agua. A futuro, se espera contar con indicadores ambientales y agronómicos que permitan maximizar la productividad del agua disponible.

El objetivo es mejorar la resiliencia de la Región de Murcia y su capacidad para anticiparse, prepararse, responder y recuperarse de nuevos episodios de déficit hídrico.

La redacción recomienda