Comienzan las actividades del Programa de Voluntariado en Ríos en la cuenca del Tajo

135
0
135

La Confederación Hidrográfica del Tajo del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) ha dado el visto bueno al inicio de las actividades del Programa de Voluntariado en ríos de la cuenca del Tajo, en el que participan siete asociaciones ambientales con proyectos seleccionados por la Confederación entre las propuestas presentadas a la convocatoria 2011 hecha por el Ministerio.

El Programa de Voluntariado en Ríos forma parte de la Estrategia Nacional de Restauración de Ríos y pretende implicar a los ciudadanos en el cuidado de los ríos, concienciarla sobre su responsabilidad en la preservación del entorno natural y promover su capacidad de intervención en los problemas ambientales para conservar y mejorar el patrimonio natural y cultural de los ríos, en este caso de la cuenca del Tajo. Este programa se desarrolla en todas las cuencas hidrográficas gestionadas por el Ministerio a través de las Confederaciones Hidrográficas.

Las asociaciones que este año forman parte del programa desarrollan sus actividades en ríos de la cuenca del Tajo situados en las provincias de Madrid, Toledo, Ávila y Guadalajara, excepto la Asociación para la Defensa de la Calidad del Agua (Adecacua), que lo hace en distintas zonas de la cuenca (y de otras cuencas) midiendo la calidad del agua de los ríos e impulsando el Día Mundial del Control de la Calidad del Agua 2012.

La Asociación de Pescadores para el Cuidado de los ríos (APCR) y la Asociación para la Gestión y Conservación del Medio Ambiente (AGESMA) son las dos primeras asociaciones que han comenzado sus actividades de voluntariado en la cuenca del Tajo. El objetivo de APCR es la recuperación para la freza de la trucha del río Bornova (Guadalajara), regenerando sus riberas, limpiando los limos e introduciendo huevas de repoblación.

Mientras que los voluntarios de AGESMA intentan mejorar el entorno fluvial y sensibilizar a las poblaciones locales de la cuenca media del Tajo (Toledo) mediante la retirada de residuos, la plantación de especies ribereñas, el análisis de aguas y la organización de una exposición fotográfica itinerante y de talleres educativos dirigidos a pescadores.

En la Comunidad de Madrid, la asociación Territorios Vivos actúa en los arroyos Tejada y Valdeurraca del río Guadarrama para mejorar sus condiciones ecológicas, imparte talleres sobre los ecosistemas fluviales en colegios y organiza jornadas sobre la custodia fluvial como estrategia de conservación. También en Madrid, en este caso en el río Henares, lleva a cabo sus actividades la Asociación de Ciencias Ambientales (ACA), que pretende la difusión de los valores ambientales, económicos, sociales y patrimoniales de este río.

La Asociación Gaia para la conservación y gestión de la biodiversidad, con el proyecto Re-Unidos por el Alberche, vuelve este año a tratar de concienciar a los usuarios en Madrid y Toledo de la necesidad de actuar responsablemente durante su tiempo de ocio para conservar en buen estado el río Alberche. Y la Asociación de Vecinos y Amigos de Navalosa (Ávila) va a difundir los valores y usos tradicionales de ese mismo río entre la población local y explicar a los niños la importancia de su conservación.

Comentarios