IU acusa al Gobierno malagueño de castigar a las familias con una subida encubierta del recibo del agua

32
0
32

El portavoz de IU en el Ayuntamiento de Málaga, Eduardo Zorrilla, ha acusado este martes al equipo de gobierno del PP de "castigar" a las familias malagueñas con "una subida encubierta" del recibo del agua, que se une al incremento de los años anteriores y al aumento del IVA por parte del Gobierno central para este concepto del ocho al 10 por ciento.

Según Zorrilla, las nuevas tarifas, que se empezaron a aplicar a partir del pasado 1 de noviembre, supondrán una subida en algunos casos de hasta un 20,6%, por lo que "es de esperar que más familias con escasos recursos puedan tener dificultades para afrontar el pago de la factura y se puedan producir más impagos y cortes de suministro".

Zorrilla propondrá medidas para garantizar el suministro de agua a familias con menos recursos 

"Hemos recibido quejas de usuarios que están percibiendo esa subida y critican en algunos casos falta de información, a pesar de que la Empresa Municipal de Aguas (Emasa) creó una Oficina de Atención Ciudadana", ha señalado en un comunicado Zorrilla.

Para el portavoz de la coalición, "es absolutamente incoherente que en momentos de crisis el equipo de gobierno de Francisco de la Torre penalice a las familias malagueñas más humildes". Por este motivo, ha demandado que se asegure la cobertura de acceso al agua con un mínimo humano garantizado y una moratoria en los cortes por impago a personas en situación de insolvencia sobrevenida e involuntaria.

Zorrilla propondrá medidas para garantizar el suministro de agua a familias con menos recursos y demandará al equipo de gobierno que aumente hasta 500.000 euros el Fondo Social de Emasa previsto para 2014, así como la creación de nuevas bonificaciones y la mejora de las existentes.

Oficina de Emasa

Por otro lado, ha denunciado que Emasa haya optado por dar a una empresa privada la Oficina de Atención Ciudadana creada para informar sobre las nuevas tarifas, así como que "su gerente, José Luis Rodríguez, se haya negado a informar, en la contestación a una carta de IU, sobre el número de empleados que están atendiendo este servicio", alegando que "es imposible concretarlo".

Según este escrito, el gerente estimaba que para 2013 el coste no superase los 100.000 euros, "aunque en la contestación no indica qué coste se prevé para 2014". El alquiler mensual del local de la Oficina de Atención Ciudadana es de 1.430 euros.

Para el edil de Izquierda Unida, lo lógico es que este servicio lo hubiera prestado el personal de Emasa, que "cuenta con toda la información, la formación adecuada y con instalaciones propias, por lo que hubiera podido ahorrar, en vez de ese derroche innecesario". A pesar de ello, ha lamentado que, para el gerente, sea "inviable que este servicio se atienda por la plantilla".

Comentarios