El 72% de los ciudadanos de Málaga verán reducido o mantenido el importe del recibo del agua

30
0
30

La aplicación de la nueva estructura de tarifas de agua, establecida por la Empresa Municipal de Aguas (Emasa) desde el pasado 1 de noviembre, supone el encarecimiento del importe del recibo al 28% de los ciudadanos de la capital, mientras que el 72% restante verán reducido o mantenido dicho importe.

Así lo ha anunciado este viernes, en rueda de prensa, el concejal de Medio Ambiente, Raúl Jiménez, quien ha explicado que "el precio del metro cúbico de agua es el mismo antes y después del cambio de la estructura tarifaria".

"Lo único que ha variado es la forma de aplicarlo y eso se puede ver en el hecho de que en los presupuestos de Emasa para este año la cantidad prevista en concepto de recaudación no es mayor que en 2013, sino todo lo contrario, ligeramente inferior", ha agregado.

Con este cambio tarifario se ha querido utilizar un criterio más justo y atender el hecho de que en las casas con un mayor número de habitantes

Según el edil, con este cambio tarifario se ha querido "utilizar un criterio más justo y atender el hecho de que en las casas con un mayor número de habitantes hay más consumo de agua sin que se produzca malgasto y que hay casas con uno o dos habitantes en las que puede haber un derroche".

Además, el responsable de Medio Ambiente del Consistorio malagueño ha manifestado que "al finalizar el ejercicio, Emasa evaluará la implantación de los cambios para introducir las modificaciones que se estimen necesarias".

Por su parte, el alcalde, Francisco de la Torre, también ha vuelto a salir en defensa del nuevo sistema, y ha insistido en que "en absoluto tiene un afán recaudatorio", sino que "la voluntad de hacer un sistema más justo".

En esta línea De la Torre ha manifestado que con el sistema tarifario que había hasta ahora, "familias más pobres y con más hijos han estado financiando y abaratando el agua a familias con menos hijos y con más renta", ya que estaba basado en el consumo por vivienda y no por habitante.

De este modo, el regidor se ha mostrado convencido de que los ciudadanos van a estar "más estimulados a ahorrar". "Su reacción ante la tarifa será consumir menos agua", ha dicho. De hecho, ha recordado que Emasa en sus presupuestos para 2014 no ha previsto un incremento de sus ingresos, sino que ha calculado que puede haber una disminución de consumo y de facturación.

Alarma social

Por otro lado, Jiménez ha criticado a la portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de la capita, María Gámez, a quien ha acusado de "crear alarma social mintiendo deliberadamente sobre el resultado de la aplicación de unas tarifas que son más justas al utilizar como referencia el consumo por persona y no por contador".

"María Gámez sabe perfectamente que en una buena parte de domicilios con una, dos o tres personas no va a producirse un aumento de la cantidad a pagar y que, además, en estos hogares y en los demás en los que el gasto de agua sea inferior a la media, Emasa bonificará a los clientes si se ven afectados por un incremento de la cuantía a abonar por ese concepto", ha agregado.

Contadores totalizadores

Asimismo, Jiménez ha asegurado que Emasa ha ampliado, en otros dos meses, el plazo dado a las comunidades de vecinos para actualizar los datos del padrón que servirán para calcular sus recibos. Durante esta situación transitoria, el cálculo de la cantidad a pagar por el consumo se realizará utilizando una estimación del número de vecinos acorde con el volumen de agua suministrada. Emasa, a partir de marzo, pasará a dividir el total de agua consumida por el real del inmueble.

La empresa suministradora de agua calcula que hay más de 78.000 personas empadronadas en Málaga que no están vinculadas a ninguna póliza de abastecimiento, lo que repercutirá negativamente en los recibos de agua de las viviendas, en las que residan, al no poder contabilizarse para el cálculo de la tarifa, según ha informado Jiménez.

FACUA pide parar el nuevo sistema tarifario

Por su parte, Facua Málaga ha reiterado este viernes, a través de un comunicado, su petición al Ayuntamiento de Málaga de que paralice el nuevo sistema tarifario del servicio de agua en la capital, ya que penalizan, con subidas de entre el seis y el 28 por ciento para las viviendas con una o dos personas con consumos moderados y del 10 por ciento en familias de tres miembros con consumos de cuatro metros cúbicos.

De esta forma, Facua Málaga ha exigido a Emasa que aplique una estructura tarifaria por bloques, similar a la puesta en marcha en Sevilla, la única ciudad española, según han esgrimido desde la asociación de consumidores, que tenía ese modelo.

Comentarios