El Ayuntamiento de Málaga aprueba bonificaciones de la tarifa del agua para quien consuma menos de la media de la ciudad

198
0
198
  • El concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento, Raúl Jiménez.
  • EMASA aplica desde el pasado 1 de noviembre en sus tarifas una nueva estructura en la que la vivienda deja de tomarse como unidad de cálculo, para pasar a ser sustituido por el número de personas que residen en ella.

La comisión de Pleno de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Málaga ha aprobado este martes la creación, anunciada el pasado mes de octubre, de una bonificación que compense la subida de la factura del agua que puedan experimentar los clientes de Emasa que vivan solos o en pareja, como consecuencia de la aplicación de la nueva estructura de tarifas, basada en el consumo por habitante y no por vivienda.

La propuesta, presentada por el concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento, Raúl Jiménez, ha recibido los votos en contra de los representantes de los grupos municipales del PSOE e IU en la Comisión, así como del concejal no adscrito Carlos Hernández Pezzi, según han informado desde el Ayuntamiento malagueño, a través de un comunicado.

Según la moción, la intención de la bonificación es incentivar el control efectivo el consumo razonable del agua, para el que se ha elegido como referencia la media por habitante en Málaga, 116 litros de agua por día. Esta cantidad, resultante de aplicar el redondeo de pasar 112 litros de agua al día a metros cúbicos para la facturación bimestral (3,5 metros cúbicos), recoge la sugerencia realizada por el Defensor del Pueblo Andaluz al Ayuntamiento para que modifique sus tarifas de agua calculando los precios por habitante.

La redistribución del volumen de agua asignado a los bloques de consumo ha provocado que los clientes de Emasa que viven solos o con una pareja y que realizan consumos iguales o por debajo de la media de Málaga situada en 112 litros diarios tengan que hacer frente "a pequeñas subidas de precio", que son las que precisamente pretenden ser compensadas, han manifestado.

La intención de la bonificación es incentivar el control efectivo el consumo razonable del agua

En su propuesta, el concejal recoge que "no ha estado en el ánimo de Emasa para la implantación del nuevo sistema tarifario un afán recaudatorio, sino la distribución más justa posible del pago del servicio que se presta, por lo que a la vista de la disfunción resultante en la aplicación de las tarifas para determinados supuestos, se plantea la posibilidad de introducir en su cálculo algún matiz corrector que la elimine".

Por otro lado, en el transcurso de comisión plenaria han sido rechazadas con los votos de los concejales del grupo popular sendas mociones presentadas por la oposición. En la primera de ellas, el grupo socialista solicitaba la convocatoria de un consejo de administración extraordinario de Emasa para estudiar errores en la factura del agua, propuesta que ha sido rechazada "al no estar incluidas entre las funciones de dicho órgano de gestión el estudio de este tipo de casos".

El concejal de Medio Ambiente ha explicado durante su intervención que "en la oficina de atención al público de Emasa no se ha recibido ninguna factura en la que se haya aplicado la nueva tarificación sobre consumos realizados con anterioridad a su entrada en vigor".

La segunda moción, presentada por IU, solicitada entre otras iniciativas la creación de nuevas bonificaciones de los precios para colectivos específicos, por lo que ha sido rechazada "al haberse recogido ya dichas bonificaciones, aunque más generales en la propuesta que sí ha salido aprobada".

Comentarios