La subida de las tarifas del agua en 2013 provoca un aumento de ingresos del 4%, hasta alcanzar 3.485 millones de euros

247
0
247

El consumo de agua ha continuado a la baja a lo largo del 2013, debido a la contracción de la demanda empresarial e industrial, y a la creciente concienciación sobre el uso racional del agua por parte de los clientes domésticos, según desvela el informe sobre la distribución del agua realizado por DBK, filial de D&B (Grupo Cesce).

En concreto, se estima que el volumen de agua suministrada se situó al cierre de 2013 en 3.925 hectómetros cúbicos, lo que supone un descenso del 1,1% respecto al año anterior, frente a la caída del 1,5% en 2012.

Las previsiones de evolución del volumen de agua abastecida apuntan a una ralentización del ritmo de descenso en 2014

No obstante, la subida de las tarifas de abastecimiento repercutió positivamente en el volumen de negocio generado por las empresas gestoras de los contratos, estimándose al cierre de 2013 un aumento del 4%, hasta 3.485 millones de euros.

El informe muestra que el 71% del agua abastecida se destina a uso doméstico, correspondiendo a la industria, los servicios y la ganadería una participación del 21% y al segmento de consumos municipales y otros usos el 8% restante.

Las previsiones de evolución del volumen de agua abastecida apuntan a una ralentización del ritmo de descenso en 2014, aunque la subida de los precios permitirá un crecimiento adicional de la facturación sectorial.

A principios de 2013 el número de empresas dedicadas a la captación, distribución y depuración de agua se situó en 2.828, lo que supuso 12 compañías menos respecto a la cifra registrada en la misma fecha del año anterior, y 59 menos al tener en cuenta un período de dos años.

El sector presenta un alto grado de concentración de las actividad en los principales operadores. Los cinco primeros reunieron de forma conjunta el 42,2% del valor del mercado de abastecimiento en 2012, siendo el 55,7% la cuota correspondiente a los diez primeros.

Comentarios