Málaga aprueba las bonificaciones por bajo consumo de agua en medio de polémica por el nuevo sistema tarifario

48
0
48

El consejo de administración de la Empresa Municipal de Aguas (Emasa), dependiente del Ayuntamiento de Málaga, ha aprobado este lunes, con los únicos votos a favor del equipo de gobierno del PP, las bonificaciones ratificadas en el pleno del pasado jueves para garantizar que nadie que gaste menos de 116 litros diarios pague más.

El objetivo es, transcurrido un periodo mínimo de seis meses desde el inicio de la entrada en vigor del nuevo sistema, calcular a estos usuarios, además de la factura actual, cómo hubiera sido con el modelo anterior, de modo que, en caso de que haya diferencias, se les bonifique en el siguiente recibo.

Tras la entrada en vigor el pasado 1 de noviembre del nuevo sistema de facturación por habitante y la controversia generada, también se ha dado luz verde este lunes a medidas concretas como que las personas con movilidad reducida que necesiten más agua cuenten como otro individuo más a la hora de dividir el consumo.

Emasa ha fijado una serie de casos singulares, como los usuarios que no pueden justificar su empadronamiento en Málaga por algún impedimento oficial, pero que residen habitualmente en la capital. Es el caso, por ejemplo, de estudiantes matriculados en estudios oficiales que dispongan de una beca por desplazamiento, a los que se les considerará como habitantes de la vivienda.

Respecto a los padres separados o divorciados con hijos, si hay acuerdo entre los progenitores, se considerará a efectos de facturación lo que se indique en la solicitud firmada por ambos; si es compartida, se considerará la convivencia al 50%, y si la sentencia judicial es con un convenio básico o equivalente, se computará un 80 por ciento con el que tenga la custodia principal y un 20 por ciento con el otro.

En el caso de dobles tomas de agua a un suministro en una sola vivienda, bien por tener dos casas unidas o por otros motivos, se deja libertad a los titulares para que comuniquen cómo quieren que se les computen los habitantes.

Otras cuestiones se refieren a los usos temporales o esporádicos de viviendas, para lo que se ofrece la posibilidad de aplicar la tarifa de otros usos, y para personas que conviven durante parte del día con más gente en su casa, previa conformidad de los afectados, se distribuirán los habitantes según se solicite, con independencia de lo recogido en el padrón.

Críticas de PSOE e IU

La portavoz socialista en el Ayuntamiento, María Gámez, ha denunciado que las bonificaciones aprobadas son "una verdadera tomadura de pelo", ya que de este modo "el PP viene a reconocer que las nuevas tarifas son tremendamente injustas para la mayoría de la población".

Por su parte, el portavoz de Izquierda Unida, Eduardo Zorrilla, ha planteado "dudas legales" sobre la aprobación de la bonificación a las tarifas del agua sin que esté acompañada de un estudio económico.

Tras finalizar el consejo de administración de Emasa, ha criticado que esta convocatoria se haya hecho "a última hora intencionadamente para dificultar la labor de la oposición, hasta el punto de que no facilitaban ni la información a pesar de que era un folio".

El concejal de la coalición ha manifestado que la bonificación al consumo medio de seis meses para aquellos que consuman menos de 116 litros por persona y día viene a dar la razón a su grupo: "se estaba gravando a la mayoría de los ciudadanos".

A su juicio, sería "más razonable y transparente" que se dimensionaran los tramos, lo cual beneficiaría, incluso, a Emasa. Por ello, ha pedido de nuevo al alcalde, Francisco de la Torre, que paralice este sistema tarifario y dialogue con los grupos de la oposición y con los colectivos.

"El alcalde está totalmente cerrado a las propuestas, a pesar de que ya se ha dado cuenta de que es un clamor social", ha comentado, agregando que "De la Torre acusa a la oposición de estar engañando en el asunto de las tarifas del agua cuando el que miente es él porque el nuevo sistema es una subida encubierta: no ha cambiado el precio por tramo, pero sí los tramos".

Por otra parte, en el consejo de administración de Emasa se ha aprobado también la instalación de una nueva tubería para abastecimiento de agua en la zona este de la ciudad, entre las calles Ferrándiz y sierra de Grazalema. El importe global de esta actuación es de más de 550.000 euros y tendrá un plazo de ejecución de entre cinco y seis meses.

Abucheos

En otro orden de cosas, al ser preguntado De la Torre por los abucheos que recibió este fin de semana en la celebración de la tradicional berza carnavalesca al hacer referencia al nuevo sistema tarifario, ha comentado que, "al enterarme de que los que lo iniciaron eran militantes del PSOE, el tema se relativiza muchísimo". Una acusación, no obstante, que ha sido rechazada "tajantemente" por Juventudes Socialistas de Málaga.

El regidor ha explicado que, tras lo sucedido, estuvo hablando durante casi una hora con gente de la zona donde escuchó quejas y ha asegurado que "encontré buena acogida y un entendimiento claro de nuestra propuesta", que ha vuelto a calificar de "buena", ya que "beneficia a la mayor parte de los ciudadanos y, además, a los que pudieran estar perjudicados, si tienen un consumo en términos moderados, se les respetará la situación anterior".

En su opinión, "ahora más que nunca es necesaria esa cercanía con los ciudadanos". En este punto, ha señalado que si los usuarios tienen dudas sobre estas cuestiones, opta por "aclarárselas directamente" y por "invitarles a que vayan a las oficinas de Emasa".

Comentarios