Vecinos de Utebo, Sobradiel, Pinseque, Torres de Berrellén y La Joyosa reclaman la devolución del canon de saneamiento

71
0
71

El grupo de IU en las Cortes de Aragón ha presentado una batería de iniciativas en el Parlamento relativas a las reivindicaciones de numerosos vecinos de Utebo, Sobradiel, Pinseque, Torres de Berrellén y La Joyosa en Zaragoza, que han reclamado al Instituto Aragonés del Agua la devolución del importe pagado por el canon de saneamiento de los dos últimos trimestres de 2012 y los tres primeros del 2013, así como que no se cobre el último de 2013.

La reclamación se basa en que, a partir de la fecha de licitación de la construcción de la depuradora que debía dar servicio a estas localidades, estas personas han venido pagando el canon de saneamiento, "si bien, las obras nunca comenzaron", ha informado IU en una nota de prensa.

El portavoz de este grupo en el área de Medio Ambiente en las Cortes autonómicas, Miguel Aso, ha explicado que "si Instituto Aragonés del Agua hubiera sido lo suficientemente diligente en la rescisión de los contratos, los vecinos de estas localidades podrían haberse beneficiado de las exenciones fijadas en la Ley 10/2012 de 27 de diciembre, de Medidas Fiscales y Administrativas de la Comunidad de Aragón".

Según estas, "cuando previamente a la entrada en funcionamiento de la instalación, como es el caso, la Administración acordara la resolución del contrato durante el periodo comprendido entre la fecha del acuerdo y la nueva licitación, no debía pagarse canon alguno".

Por todo eso, Miguel Aso ha pedido información al consejero de Medio Ambiente, Modesto Lobón, sobre la intención del Gobierno de Aragón en relación a las reclamaciones realizadas por los vecinos de estas localidades "y si piensa en consecuencia devolver las cantidades cobradas".

Además, para reforzar esta iniciativa, IU ha presentado una proposición no de ley en la que insta al Ejecutivo autonómico a devolver las cantidades que estas personas están reclamando y le pide que realice un estudio para comprobar que no existen otras localidades aragonesas en situación similar y, en caso de que sí las haya, "proceder a la devolución de las cantidades que corresponda".

Comentarios