Aqualia
Connecting Waterpeople
Newsletters temáticos de iAgua
Tratamiento, Digitalización, Cambio Climático, Agro, Data, LATAM, México. ¡Elige el tuyo y suscríbete!

Tratamientos anti incrustantes en jaulas red en piscifactorias

52
  • Tratamientos anti incrustantes jaulas red piscifactorias
  • Tratamientos anti incrustantes jaulas red piscifactorias
  • Tratamientos anti incrustantes jaulas red piscifactorias
  • Tratamientos anti incrustantes jaulas red piscifactorias
  • Tratamientos anti incrustantes jaulas red piscifactorias
  • Tratamientos anti incrustantes jaulas red piscifactorias
  • Tratamientos anti incrustantes jaulas red piscifactorias

Sobre la Entidad

Technoymar Soluciones
Empresa especializada en la gestión de proyectos y soluciones en control de Especies Exóticas Invasoras Acuáticas mediante procesos biológicos y ecológicos.
Minsait
· 52

Los tratamientos de control de bivalvos invasores en sistemas de aguas abiertas suponen un reto de gran magnitud y complejidad. Cuando nos referimos a aguas abiertas, no estamos ciñéndonos a los espacios acuáticos naturales exclusivamente. Denominamos aguas abiertas a todo sistema hídrico en el que  la masa de agua se sitúa contenida en un reservatorio natural o artificial y cuya procedencia puede ser originada por un curso de agua natural o artificial  (efluente).  En esta ocasión, nos referimos a las aguas embalsadas en espacios interiores para uso de  la industria de la acuicultura. 

Los cultivos de peces en jaulas flotantes  sufren con mayor o menor incidencia la presencia de bivalvos invasores. En las áreas con piscicultura en tanques-red el mejillón  encuentra sustrato abundante para su fijación y, probablemente, mayor disponibilidad de alimentos, como consecuencia del aumento de la productividad primaria resultante de la carga orgánica liberada en esas áreas. Los estudios de campo realizados,  señalaron la existencia de una mayor densidad de mejillones en los tanques-red que contenían peces, comparados a los tanques-red sin peces. Según los investigadores, esa mayor densidad puede haber ocurrido en función de la mayor disponibilidad de alimento, resultante de la arraciación de los peces. Se observó también que los mejillones presentes en los tanques con peces eran de menor tamaño en relación a aquellos de los tanques sin peces, probablemente por la competencia por espacio.

Como la productividad de los tanques-red está relacionada con los cambios de agua en su interior, el desarrollo de los peces es perjudicial, pudiendo, en situaciones extremas, resultar en la mortalidad de estos animales.

Además de impedir los cambios de agua, los bordes de las conchas pueden provocar cortes y lesiones en los peces, aumentando la necesidad de cuidados durante los manejos de la piscicultura. Algunos productores relatan que el mejillón se desarrolla más en los laterales que en el fondo del tanque, lo que aumenta las posibilidades de lesiones.

La presencia de estos bivalvos invasores, ha sido verificada en tanques-red construidos con pantallas de diferentes materiales (alambre, alambre galvanizado recubierto de PVC y acero inoxidable). Algunos productores afirman que la fijación es menor y la colmatación más lenta de las pantallas fabricadas en acero inoxidable y que la reducción en el número de limpiezas al año compensa el mayor costo de los tanques-red fabricados con este material. La menor fijación en estas pantallas, probablemente está asociada a la menor superficie de contacto, en comparación con aquellas revestidas por PVC, pero la limpieza de los tanques-red, todavía predomina como principal factor de reducción de esta invasión. El mejillón también se adhiere a las demás estructuras rígidas de la piscicultura tales como boyas, donde crece hasta el tamaño máximo, pues en esas estructuras no hay limpieza regular

En las pisciculturas, en poco más de un mes, los mejillones fijados en las pantallas crecen y, junto con la materia orgánica, aceleran la colmatación (fouling), reduciendo los intercambios de agua con el ambiente externo, lo que implica la reducción de la oxigenación y la eliminación de residuos en las estructuras de cría. 

La infestación de mejillones invasores en las pisciculturas acarrea la necesidad de limpiezas frecuentes, que, de manera general, se realizan utilizando lavadoras de alta presión. Este procedimiento aumenta el costo con mano de obra, energía eléctrica, inversión en equipos y, algunas veces, en la construcción de estructuras y local en tierra a donde los tanques-red son desplazados para la realización de este manejo  De acuerdo con los piscicultores son necesarios de 2 a 5 empleados para la realización de la limpieza y retirada del mejillón. Dependiendo del tamaño de la piscicultura y de la intensidad de la infestación, se estima un tiempo de hasta 4 horas para la limpieza de cada tanque de red. El uso de la lavadora de alta presión aumenta el consumo de energía, impactando económicamente la actividad. También, según los piscicultores, puede ocurrir obstrucción de la bomba de la lavadora.

La retirada frecuente del tanque-red del agua para la limpieza compromete su vida útil, siendo común el rompimiento de las estructuras de fijación de las pantallas, según lo relatado por los piscicultores. Además de los daños, bajo condiciones de infestación intensa, el tanque-red puede incluso hundirse debido a su peso excesivo.

Sin embargo, en general, las pisciculturas están ubicadas en áreas donde es difícil la retirada de los tanques-red para la limpieza en tierra, razón por la cual la mayoría de las veces el manejo de limpieza es hecho en el propio local de cultivo. En estos casos, los tanques-red son izados por medio de cabrestante y, con el uso de la lavadora de alta presión, se procede a la retirada del mejillón. A pesar de ser la forma más fácil de limpiar, es importante resaltar que la retirada del mejillón no debe ser hecha en el propio ambiente, pues los individuos que permanecen vivos pueden seguir reproduciéndose. Además, los individuos muertos contribuyen a la acumulación de conchas en el fondo del lago y el aumento de materia orgánica, lo que puede perjudicar la calidad del agua en el lugar de cría.

Algunos productos químicos se han utilizado para matar a individuos adultos, ya que estos productos atacan las partes blandas de los moluscos, y pueden ser que ataquen también el biso, pues facilitan el desprendimiento de la concha, y consecuentemente la limpieza. También se utilizan bactericidas para esterilización de las pantallas antes de retornar el tanque al agua para evitar o retardar el crecimiento de bacterias y del biofilm, lo que puede retardar también la fijación del mejillón. Sin embargo, estos productos pueden causar modificaciones indeseables en el medio ambiente y en el pescado para el consumo. Por lo tanto, además de la eficiencia en la reducción del mejillón invasor, estos productos necesitan tener su seguridad ambiental probada y estar regulados para uso. 

 En países de América Latina, especialmente Argentina, Uruguay y Brasil, el problema se ha convertido en un permanente quebradero de cabeza para los empresarios del sector. Las incrustaciones de bivalvos invasores en estas estructuras producen daños importantes. En el intento de mitigar los problemas asociados a las bioincrustaciones, se han empleado productos químicos cuyas consecuencias delatan graves incidencias en la calidad y salubridad de las aguas tratadas, como en el impacto en las diversas especies de peces, moluscos y otros cultivos. 

Las soluciones eficientes, inocuas, y duraderas para el tratamiento de estas estructuras podemos señalarlas con los dedos de una mano. Al igual que ocurre con los tratamientos para otro tipo de instalaciones (hidroelectricidad, riego, consumo humano), solo existen muy pocos métodos creados específicamente para el tratamiento de estos problemas. La investigación es costosa y los intereses del mercado influyen en que pocas empresas dediquen su tiempo y dinero al desarrollo de tecnologías limpias para el tratamiento de este problema invasivo.

Sin embargo, el panorama va mejorando. Nuevas tecnologías se incorporan a la batalla contra las invasiones de bivalvos en estructuras en inmersión. La incorporación al mercado de antiincrustantes inocuos y de larga duración es hoy una realidad. Tras años de investigación y trabajos de campo en condiciones de extrema afectación, una cerámica líquida especialmente diseñada para proteger estructuras sumergidas ofrece una protección eficiente y duradera.

Las propiedades de este producto no sólo protege las jaulas red para la cría de alevines contra las incrustaciones de organismos diversos, entre ellos los diferentes tipos de bivalvos, sino que producen un efecto protector de los materiales en que están construidas, alargando la vida útil  de estas infraestructuras. También se aplican para evitar fugas por filtración, protección de cualquier superficie sumergida sin importar el material en que están construidos ni las características de las agua (marítimas y continentales), mejorando notablemente la calidad de la masa de agua. 

La asociación de varias tecnologías diseñadas para el control ecológico de plagas, completan esta solución que, hasta hace poco tiempo, no estaba disponible para la protección de infraestructuras sumergidas (plataformas marinas, pantalones, botas, cascos, etc).

Mínimos costes operacionales y de mantenimiento hacen de estos nuevos productos una solución que estaba siendo demandada por el sector de la acuicultura.

La redacción recomienda

28/05/2019 · Especies Invasoras · 15

CONTROL ECOLÓGICO AVANZADO DE ESPECIES EXÓTICAS BIVALVOS INVASORES

17/05/2019 · Especies Invasoras · 24

CONTROL ECOLÓGICO AVANZADO DE ESPECIES EXÓTICAS BIVALVOS INVASORES

02/04/2018 · 116 1

Eu Sou Água - A Máquina de Água