Aqualia
Connecting Waterpeople
Saint Gobain PAM
Barmatec
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
TecnoConverting
ITC Dosing Pumps
LACROIX
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Molecor
ICEX España Exportación e Inversiones
Baseform
EPG Salinas
Lama Sistemas de Filtrado
Global Omnium
DuPont Water Solutions
NaanDanJain Ibérica
ADECAGUA
TEDAGUA
ACCIONA
NOVAGRIC
IAPsolutions
Hach
Filtralite
Asociación de Ciencias Ambientales
Kamstrup
Xylem Water Solutions España
HANNA instruments
ISMedioambiente
Cibernos
Elliot Cloud
AZUD
Catalan Water Partnership
Terranova
Insituform
Prefabricados Delta
CALAF GRUP
ABB
Aigües Segarra Garrigues
Almar Water Solutions
Grupo Mejoras
Confederación Hidrográfica del Segura
UNOPS
Fundación We Are Water
Aganova
Consorcio de Aguas de Asturias
Minsait
Ingeteam
CAF
Bentley Systems
Isle Utilities
Vector Motor Control
IIAMA
Ulbios
Saleplas
Sacyr Agua
Agencia Vasca del Agua
SCRATS
Innovyze, an Autodesk company
Red Control
Grundfos
Blue Gold
VisualNAcert
J. Huesa Water Technology
Control Techniques
EMALSA
Idrica
FLOVAC
Kurita - Fracta
Fundación CONAMA
STF
Miya Water
BACCARA
s::can Iberia Sistemas de Medición
Smagua
FENACORE
Gestagua
Schneider Electric
Cajamar Innova
Redexia network
biv Innova
Aqualia
Fundación Botín
BELGICAST by TALIS
Fundación Biodiversidad
ESAMUR
Rädlinger primus line GmbH
Likitech
Regaber
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
AGENDA 21500
Elmasa Tecnología del Agua
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
Hidroconta
GS Inima Environment
DAM-Aguas
UPM Water
AECID

Real Balneario de Solán de Cabras, la excelencia que se hizo agua

  • Real Balneario Solán Cabras, excelencia que se hizo agua

Sobre la Entidad

Termalistas
Comunidad de enamorados del turismo termal.

El balneario de Solán de Cabras es una excelencia dentro de otra, como ocurre con esas matrioskas rusas en las que una imagen delicada y hermosa esconde a otra y otra a otra.

La primera de todas las cualidades le viene en el nombre. El de Solán es un balneario real, ése es su timbre. Real balneario. Fue abierto por un rey, por Carlos III en 1775, y disfrutado por las realezas españolas de diferentes épocas. En el de Solán, el visitante no puede dejar de sentirse así, como un rey.

Ya en el sitio, en una comarca poco poblada de Cuenca, en el Valle de Solán, el usuario puede descubrir el valor añadido que le ofrece el entorno natural y el paisaje que rodea a la estación termal. En ese lugar, la tranquilidad es real, porque reina en estado natural. Lo pone fácil parra convertirlo en una excusa perfecta para olvidarse de prisas, obligaciones, de relojes y de sus tiranías. El paisaje de piedra que envuelve al centro termal está tapizado por tilos y robles, algunos de ellos más que centenarios, y la avifauna, que canta cada mañana y hace ecos en el valle, es un atractivo para los sentidos.

El balneario de Solán de Cabras tiene un menú completo de naturaleza para disfrutar en sus inmediaciones. Quienes conocen el lugar eligen la Hoz de Beteta, o van más lejos, a la Ciudad Encantada, o quizás al Parque El Hosquillo, al Nacimiento del Río Cuervo o a la Cueva de la Ramera con diferentes programas de excursiones. Las caminatas más populares en los alrededores guían los pasos de los alojados hacia dos miradores, el del Rey y el de la Reina. Como no podía ser de otra manera.

Para los que no se puedan resistir a las tentaciones del patrimonio urbano y antiguo, la ciudad de Cuenca, que es Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, está a menos de 70 kilómetros de la puerta del balneario de Solán.

La casa madre

En nuestro viaje destapando las excelencias del balneario capa a capa, llegamos a sus instalaciones. Su espacio principal, un palacete que recuerda al bohemio de Karlovy Vary en la República Checa, le ofrece al visitante 26 habitaciones.

El alojamiento que siempre ha tenido la categoría tradicional de hostal está abandonando esa condición por la de hotel, más acorde con los tiempos y más coherente con la calidad y con la proyección y tradición que representa Solán. En cualquier caso, ninguna de las estancias en las que se alojan los clientes del balneario es igual a otra. Sí, es otra excelencia.

Siguiendo nuestro destape de matrioskas-excelencias, el corazón del balneario y el motivo más saludable de todos es el de sus aguas. Las mismas que fueron descubiertas hace 500 años, o tal vez muchos más, y que mantienen intactas sus propiedades curativas. Se dice que todo nació de la perspicacia de un pastor de la zona que vivió encantado de que sus cabras gozaran de una salud envidiable bebiendo las aguas de uno de los manantiales del valle.

Las aguas del Real Balneario de Solán de Cabras ofrecen diferentes tratamientos de hidroterapia a la carta, pero también hay otros más afinados que incluyen masajes corporales y faciales en una renovada carta de prácticas saludables.

Las aguas salen del manantial a una temperatura cálida pero baja, a 21 grados centígrados y con un caudal de 5.400 litros por minuto. Y un dato curioso, se ha constatado que el agua permanece en el acuífero antes de brotar por lo menos 500 años.

El agua es de mineralización baja, tanto, que los especialistas la recomiendan para personas con problemas de riñón, no sólo lava los tejidos orgánicos, sino que también tiene el poder de eliminar los cálculos renales.

Con esas aguas se embotella la conocida marca mineral que lleva el mismo nombre, en una planta de procesado a pie de surgente que está condenada a no crecer. La protección del espacio natural del valle impide toda obra de ampliación de la embotelladora.

El Real Balneario de Solán de Cabras es toda una experiencia para los sentidos en un lugar mágico y único que da el mejor sentido al descanso más deseado. El lugar es un envuelto de excelencias.