Alberto Fabra da por finalizada la guerra del agua con el acuerdo sobre el trasvase

82
0

Sobre la Entidad

Generalitat Valenciana
La Generalitat Valenciana es el conjunto de instituciones de autogobierno de la Comunidad Valenciana, en España

Personalidades

  • Momento de la visita.

El President de la Generalitat, Alberto Fabra, ha calificado de "histórico" el Memorándum del trasvase Tajo-Segura ya que, según ha dicho, "ofrece un gran futuro para la prosperidad de la Comunitat Valenciana y asegura el derecho de los alicantinos a recibir el agua del Tajo para los cultivos de regadío".

El Jefe del Consell ha realizado estas declaraciones durante la presentación del Memorándum del trasvase Tajo-Segura en la sede ilicitana de la Comunidad de regantes Riegos de Levante y ha añadido que "hemos puesto encima de la mesa los papeles y las razones, demostrando que es posible llegar a pactos sobre el agua y que sabemos llegar a acuerdos justos y equilibrados, dejando al margen los intereses políticos".

Asimismo, ha destacado que con este acuerdo, "hemos dejado atrás 35 años de conflictos territoriales ya que nuestra política de 'Agua para todos' ha imperado, al fin, sobre la 'guerra del agua' que han propiciado otras formaciones políticas".

Fabras: Hemos puesto encima de la mesa los papeles y las razones, demostrando que es posible llegar a pactos sobre el agua.

Por eso, el President Fabra ha resaltado que el pasado 16 de octubre fue un "día histórico para los regantes alicantinos". "Un día en el que la Comunitat Valenciana, Castilla-La Mancha, Murcia, Madrid y Extremadura, junto con el Gobierno de España asumimos las posiciones de los regantes para llevar a cabo una política hídrica seria y responsable, que garantiza, por encina de todo, la continuidad del trasvase Tajo-Segura", ha explicado.

Asimismo, el Jefe del Ejecutivo autonómico ha indicado que el acuerdo del Memorándum de Entendimiento del que forman parte estas cinco comunidades autónomas adquirirá rango de ley en diciembre, al quedar ya incluido en el proyecto de ley de Evaluación Ambiental, en fase de tramitación en el Congreso de los Diputados.

De este modo, ha considerado que el Gobierno valenciano ha logrado que sea un derecho que los alicantinos reciban el agua del Tajo para los cultivos de regadío lo que, a su juicio, supone "prosperidad y futuro para la Comunitat".

En este sentido, ha recordado que aproximadamente el 20% de las exportaciones de la provincia de Alicante y el abastecimiento de alrededor de un millón de personas dependen de este trasvase.

Por otro lado, el President Fabra ha incidido en que el Consell ha ido de la mano con los regantes para mantener y asegurar el trasvase Tajo-Segura, "una aportación de agua imprescindible y vital para la supervivencia de los agricultores y regantes de la provincia de Alicante, Murcia y Almería".

Del mismo modo, ha puesto de relieve que éste trasvase, que mantiene 80.000 empleos en la provincia de Alicante, va a materializarse "gracias al tesón y al esfuerzo que los regantes han demostrado en las negociaciones con el Ministerio de Agricultura para defender sus intereses, que son los de toda la Comunitat".

Características del Memorándum 

El Memorándum adquirirá rango de ley con su inclusión en la Ley de Evaluación Ambiental, con lo que el trasvase quedará protegido por una norma legal de carácter vinculante. Esta ley decidirá cómo se controla la salida de agua para los usos de la cuenca del Tajo a través de unos valores mensuales de referencia, donde se mantiene el máximo trasvasable de 600 hm3/año para el Segura.

Este acuerdo, además, ha permitido la derogación la disposición adicional primera de la Ley 11/2005, conocida como cláusula Narbona, que suponía que en la medida en que el Programa Agua aportara más cantidad de agua con la desalación, gradualmente irían disminuyendo las aportaciones del trasvase Tajo-Segura.

Asimismo, el acuerdo implica que no se va a aplicar automáticamente el aumento de la línea de reserva de 240 a 400 hectómetros cúbicos de la capacidad de agua embalsada en los embalses de cabecera de Entrevenas y Buendía, sino que esa aplicación se realizará paulatinamente durante un periodo de cinco años, a razón de 32 hm3 por año.

Por ello, los regantes pasan a tener un derecho a recibir el agua. Antes sólo tenían una mera expectativa de recibirla (Sentencia Tribunal Supremo 2007).

Además, los envíos de aguas, los trasvases, caducaran al final del año hidrológico, no a los 3 meses, como sucedía hasta ahora, y serán automáticos para evitar la arbitrariedad.

A través de un segundo Decreto, para las situaciones de nivel 3 (condiciones hidrológicas excepcionales), se establecerán las reglas de explotación de los caudales en ese nivel. También se flexibilizan los mecanismos legales para efectuar cesiones de derechos (mercados del agua), lo que va a permitir que los regantes puedan llegar a acuerdos para trasvasarse agua entre ellos, una reivindicación histórica del sector.

Más de 32 millones para modernizar los regadíos

La Comunidad Valenciana ha aumentado un 480% su superficie con riego localizado entre 1995 y 2013.  

En la última década, el Consell ha invertido más de 32 millones de euros (entre inversiones directas y ayudas) para modernizar los regadíos integrados en la Comunidad de Riegos de Levante Margen Izquierda y para mejorar sus infraestructuras, al tratarse de una de las comunidades de regantes más importantes y representativas del territorio valenciano, que cuenta con 21.000 usuarios y una superficie aproximada de 29.000 hectáreas en las comarcas la Vega Baja, el Baix Vinalopó y L'´Alacantí.

Además, desde 2007, la Generalitat ha invertido 117,55 millones para modernizar los regadíos de la provincia de Alicante, permitiendo la transformación de riego tradicional a riego localizado de 8.374 hectáreas.

A ello hay que sumar las obras de modernización de regadío en la Comunitat Valenciana que la Generalitat ha ejecutado en los últimos años, con una inversión de 268,40 millones, así como las que han realizado las comunidades de regantes, por un importe que asciende a los 171 millones (subvencionadas al 50 por ciento por la Generalitat). En total, más de 400 millones invertidos en racionalizar el uso del agua para la agricultura valenciana.

En definitiva, la Comunitat Valenciana ha aumentado un 480% su superficie con riego localizado entre 1995 y 2013.  

Comentarios