El PSPV de Alicante pedirá la dimisión de los diputados de la Mesa del Agua

41
0
41

El PSPV de la provincia de Alicante pedirá la dimisión de los diputados de la Mesa del Agua, entre ellos el de la presidenta de la Diputación, Luisa Pastor, por "dejarnos sin trasvase, han firmado su pena de muerte; y por traicionar a los regantes y agricultores, incluso contra sus las propias alegaciones aprobadas en este foro por unanimidad contra la decisión del Gobierno de Rajoy de elevar las reservas a 400 hectómetros para autorizar los trasvases del Tajo a río Segura".

El secretario general de los socialistas de la provincia de Alicante, David Cerdán, ha señalado este lunes en un comunicado que la presidenta de la Mesa del Agua y de la Diputación, así como todos los diputados del PP "han interpretado un sainete, una representación del engaño, aprobado unas alegaciones con el único objetivo de quedar bien, sin que en ningún momento pretendieran defender los intereses de los agricultores de la provincia de Alicante"."La burla es absoluta", ha recalcado.

Los socialistas consideran que se ha firmado el fin del trasvase, sacrificando los intereses de Murcia y Alicante

El dirigente socialista ha pedido un "gesto de coherencia a los dirigentes del PP", ya que, según ha dicho, "todos asumimos en la Mesa del Agua que elevar la reserva de 160 hectómetros a 400 suponía la muerte del trasvase. Si no van a defender lo que se aprueba en la Mesa del Agua deberían dejar este foro y dejar paso a otros diputados del PP dispuestos a hacerlo".

Cerdán ha recordado que en las alegaciones presentadas por unanimidad, y redactadas por expertos elegidos por el PP, se afirmaba que "con los nuevos umbrales definidos en los reglamentos de explotación del acueducto Tajo-Segura que pretende el borrador -ya aprobado por el PP-, de la propuesta del Proyecto del Plan Hidrológico de la Cuenca del Júcar se reducirán los volúmenes trasvasados, pudiendo llegar a anularse en años de sequía".

Según Cerdán, "los mismos argumentos presentados por el PSOE como los de otros expertos de universidades alicantinas". "Sin embargo, la presidenta de la Diputación cierra los ojos, junto al conjunto del PP que quieren sostener la mentira para hacer un favor a Rajoy y a Cospedal, a costa del agua que necesitarán nuestros regantes y nuestro sector turístico", ha continuado el secretario general del PSPV en Alicante.

Según ha cuantificado David Cerdán, "en el periodo de 2004 a 2013, suponiendo que hubiera estado vigente el nuevo umbral de emergencia -400 hectómetros-, se hubiera impedido la posibilidad de efectuar ningún trasvase durante 42 meses del periodo", además de que "se hubiera interrumpido el suministro de agua de los regantes y de los abastecimientos urbano-turísticos que dependen del Tajo-Segura durante 42 meses".

Los socialistas consideran que se ha firmado el "fin del trasvase, sacrificando los intereses de Murcia y Alicante a favor de los intereses electorales de De Cospedal. Ni Fabra, ni Císcar ni Pastor están a la altura de lo que los alicantinos defienden. Es más, han abandonado a la provincia".

Comentarios