La Plataforma en Defensa del Ebro considera que el canal Segarra-Garrigues "esconde un trasvase"

110
0
110
  • Canal Segarra-Garrigues.

Una delegación de la Plataforma en Defensa del Ebro (PDE) ha presentado este jueves una demanda de investigación sobre el canal Segarra-Garrigues por considerar que es el trasvase del Segre hacia el Área Metropolitana de Barcelona (AMB).

En declaraciones a Europa Press, el portavoz de la PDE Manolo Tomàs ha explicado que "bajo la justificación del regadío se esconde un trasvase" al considerar que el sobrecoste de la instalación y el sobredimensionamiento de la infraestructura generará un excedente de agua que los usuarios podrán vender a otros de mayor capacidad de pago, como puede ser, a su juicio, el abastecimiento metropolitano de Barcelona.

Ello implicaría, según la PDE, un trasvase entre dos cuencas diferentes, como son la cuenca del Ebro y las cuencas internas de Cataluña, y pese a que la Generalitat niega este extremo, la PDE ha apuntado que promotores del canal corroboran la inquietud de la plataforma.

Teme que la ley 21/2013 de evaluación ambiental, donde se modifica el régimen de trasvases y facilita la venta de agua entre usuarios de diferentes cuencas, abra la puerta a los trasvases, y por lo tanto al trasvase de aguas del Segre a las cuencas internas de Cataluña.

Otras inquietudes de la plataforma son la económica, ya que según Tomás la infraestructura "está sobredimensionada, es desorbitada y responde a un modelo centralista", así como la medioambiental, ya que está preocupada por las afectaciones en los espacios naturales de la cuenca del Segre, Noguera Pallaresa y delta del Ebro.

El coste estimado del canal es de unos 1.100 millones de euros, si bien la PDE ha apuntado que la infraestructura ha sufrido una desviación presupuestaria, y en 2007 tenía un coste de 2.000 millones, ha indicado la plataforma.

"Ningún trasvase" según el Govern

El conseller de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural de la Generalitat, Josep Maria Pelegrí, aseveró a mediados de enero que el canal Segarra-Garrigues "no encubre ningún trasvase del Segre".

"Se puede afirmar con total rotundidad que no hay ningún trasvase del Segre encubierto en esta infraestructura. No es la voluntad de la Generalitat, no existe cobertura legal para hacerlo, y no se ha diseñado el canal Segarra-Garrigues con este objetivo", aseguró el conseller, y añadió que el canal ha sido diseñado para regar las tierras de Lleida, exclusivamente.

El Segarra-Garrigues es una infraestructura de 84,7 kilómetros de recorrido cuyo objetivo es la transformación en regadío de 70.150 hectáreas de la provincia de Lleida, y actualmente hay más de un 70% de la obra acabada de esta infraestructura, que da servicio a entre 6.000 y 8.000 hectáreas.

El Govern invertirá 60 millones de euros en las obras de continuidad del canal, que permitirán poner en riego 12.137 hectáreas entre 2013 y 2017 en Sarroca, Verdú, Castelldans y les Borges Blanques, con lo que el canal llegará a 20.000 hectáreas de riego.

Comentarios