La apertura de una presa tras una avenida en Turquía causa 6 muertos

15
0
15
  • Valle del río Botan, Turquía
    Valle del río Botan, río donde se enclava la presa de Alkumru
  • La catástrofe se produjo con la apertura de las compuertas de la presa de Alkumru, en la provincia de Siirt

Los servicios de rescate turcos han recuperado este martes el cadáver de una niña de diez años desaparecida el domingo tras una crecida provocada por la apertura de las compuertas de una presa del embalse de Alkumru, en la provincia de Siirt (sureste).

De esta forma, asciende a seis el número de muertos a causa de la tragedia, incluidas dos de las hermanas de la niña localizada y su padre, que se lanzó a las aguas para intentar rescatarlas, según ha informado el diario turco 'Hurriyet'.

Un total de cinco empleados de la presa, ubicada en el río Botan, han sido interrogados y liberados tras ser acusados de negligencia por abrir las compuertas sin aviso previo, provocando la crecida que arrastró a varias personas que se encontraban de picnic río abajo.

La compañía Limak Holding, que controla la presa, ha asegurado que la operación fue llevada a cabo tras las instrucciones de la TEIAS, la empresa estatal encargada de la distribución de energía, agregando que la zona quedó restringida y que sonaron las sirenas antes de la apertura de las puertas.

Por su parte, el ministro de Asuntos Forestales, Veysel Eroglu, ha lamentado que la gente "no tuviera en cuenta los avisos". "En base a lo que me han dicho, los avisos sonaron 15 minutos antes (de la apertura de las compuertas). Algunas personas se fueron y otras se quedaron, quizá pensando que no les pasaría nada", ha dicho.

Sin embargo, el Colegio de Abogados de Siirt ha indicado en su demanda que el sistema de alerta no fue activado de forma adecuada, por lo que han pedido una investigación en torno a si las compuertas fueron abiertas al tiempo que sonó la alarma.

El presidente del Colegio de Abogados, Cemal Acar, ha asegurado que más de 20 personas han muerto en circunstancias similares en la zona desde septiembre de 2011, cuando la presa fue inaugurada. En este sentido, ha dicho que el sonido de las sirenas no es lo suficientemente alto.

Comentarios