Innovyze, an Autodesk company
Connecting Waterpeople
Consorcio de Aguas de Asturias
STF
Gestagua
Danfoss
Saint Gobain PAM
TecnoConverting
NTT DATA
Molecor
Schneider Electric
Barmatec
ACCIONA
BELGICAST by TALIS
UNOPS
Cajamar Innova
SCRATS
s::can Iberia Sistemas de Medición
Confederación Hidrográfica del Segura
BACCARA
LACROIX
ESAMUR
DAM-Aguas
Likitech
Ingeteam
Smagua
AECID
Aqualia
Cibernos
Fundación We Are Water
FLOVAC
HANNA instruments
Control Techniques
Rädlinger primus line GmbH
Hidroconta
Hach
Saleplas
TEDAGUA
Filtralite
Agencia Vasca del Agua
TFS Grupo Amper
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
IIAMA
ONGAWA
AMPHOS 21
ABB
Fundación Botín
AZUD
J. Huesa Water Technology
Red Control
DATAKORUM
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Blue Gold
ITC Dosing Pumps
Terranova
ADECAGUA
Global Omnium
VisualNAcert
Ulbios
EMALSA
Elliot Cloud
Baseform
Isle Utilities
CALAF GRUP
Insituform
Regaber
Almar Water Solutions
EPG Salinas
Asociación de Ciencias Ambientales
Fundación CONAMA
Vector Motor Control
Lama Sistemas de Filtrado
Idrica
Xylem Water Solutions España
Elmasa Tecnología del Agua
NOVAGRIC
ICEX España Exportación e Inversiones
UPM Water
Catalan Water Partnership
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
Minsait
Bentley Systems
Innovyze, an Autodesk company
Sacyr Agua
GS Inima Environment
IAPsolutions
AGENDA 21500
Prefabricados Delta
Aganova
Kurita - Fracta
biv Innova
Aigües Segarra Garrigues
Redexia network
Grupo Mejoras
ISMedioambiente
FENACORE
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
CAF
Fundación Biodiversidad
Kamstrup

Séptimo informe de la Comisión sobre el estado de la depuración de aguas en Europa

Sobre la Entidad

Comisión Europea
Representa y defiende los intereses del conjunto de la UE, elabora propuestas de nueva legislación europea y gestiona la labor cotidiana de poner en práctica las políticas y hacer uso de los fondos europeos.
  • A pesar de la mejora, hay grandes diferencias entre estados miembros.
  • La Comisión Europea publica un informe sobre el estado de las aguas residuales en los países de la UE.

Los datos más recientes sobre el tratamiento de las aguas residuales en Europa muestran mejoras a nivel de la colecta y el tratamiento, si bien subsisten grandes diferencias entre los Estados miembros. Los pioneros, como Austria, Alemania y los Países Bajos, cumplen ampliamente las normas mínimas de la UE para el tratamiento de las aguas residuales, seguidos de cerca por varios otros. Los Estados miembros más recientes, que arrancaron desde una posición de desventaja, también han mejorado la colecta y el tratamiento en términos generales, a pesar de unos índices de cumplimiento inferiores. Estos avances se deben a un apoyo significativo de la UE en forma de inversiones por un valor de 14.300 millones de euros entre 2007 y 2013.

Janez Potočnik, Comisario de Medio Ambiente, ha declarado, por su parte, lo siguiente: “El tratamiento de las aguas residuales es una de esas pruebas fundamentales para la sociedad: ¿estamos limpiando la suciedad que creamos, o contaminando el medio ambiente de que dependemos? Compruebo con alivio que las tendencias apuntan en el buen sentido, y me complace ver que la actuación de la Comisión, una combinación de apoyo financiero y, en caso necesario, de intervención juridica firme, ha pagado dividendos a los ciudadanos europeos”.

A pesar de las mejoras en la colecta y el tratamiento, subsisten grandes diferencias entre los Estados miembros.

El informe muestra que la gran mayoría (91%) de la carga contaminante de las grandes ciudades de la UE recibe un tratamiento más riguroso, lo que constituye una mejora considerable de la situación desde el informe anterior (77%).

Además, la calidad de las aguas de baño también se ha beneficiado, indudablemente, del mejor tratamiento de las aguas residuales y de la disminución de los vertidos de aguas residuales brutas en el medio ambiente. A principios de la década de 1990, solamente alrededor del 60% de las zonas de baño tenían agua de calidad excelente, frente al 78% actual.

En virtud de legislación de la UE convenida en 1991, los Estados miembros están obligados a disponer de sistemas colectores de las aguas residuales urbanas y tienen que garantizar que las aguas que entren en dichos sistemas sean objeto de un tratamiento secundario adecuado para eliminar los contaminantes. Las aguas residuales que entren en zonas sensibles (tales como zonas de baño o depósitos de agua potable) deben ser objeto de un tratamiento adicional más estricto.

El último informe, que abarca el período 2009-2010, presenta los siguientes resultados principales:

  • Índices de colecta muy elevados, con 15 Estados miembros que recogen el 100% de su carga contaminante. Todos los Estados habían mantenido o mejorado sus resultados anteriores, si bien los índices de cumplimiento eran inferiores al 30% en Bulgaria, Chipre, Estonia, Letonia y Eslovenia.
  • Los índices de cumplimiento del tratamiento secundario son del 82%, cuatro puntos por encima de los del informe anterior. Pero hay diferencias enormes ente los Estados UE-15, donde los índices se situaban en la gama entre el 90% y el 100%, y los Estados UE-12, donde el índice medio era del 39%.
  • Los índices de cumplimiento del tratamiento más riguroso para combatir la eutrofización o reducir la contaminación bacteriológica que pudiera afectar la salud humana eran del 77% globalmente. Los Estados miembros UE-12 tenían un índice medio de cumplimento del 14%, mientras que Austria, Alemania, Grecia y Finlandia alcanzaron un índice del 100%.
  • La parte del teritorio de la UE designado zona sensible aumentó en dos puntos desde el informe anterior para situarse en casi el 75%. Los aumentos más importantes tuvieron lugar en Francia y Grecia.

El informe muestra que la gran mayoría (91%) de la carga contaminante de las grandes ciudades de la UE recibe un tratamiento más riguroso, lo que constituye una mejora considerable de la situación desde el informe anterior (77%). Pero un anexo del informe que compara la situación de 27 capitales europeas añade una advertencia: solamente 11 de las 27 ciudades mencionadas disponían de un sistema adecuado de colecta y tratamiento a pesar de que las normas fueron establecidas hace más de 20 años.

Descarga el informe completo: [Seventh Report on the Implementation of the Urban Waste Water Treatment Directive (91/271/EEC)]

Contexto

La Directiva sobre el Tratamiento de las Aguas Residuales Urbanas obliga a los pueblos y ciudades de la Unión Europea a recoger y tratar las aguas residuales urbanas que generan. Las aguas residuales no tratadas pueden quedar contaminadas por bacterias y virus nocivos y representar, por tanto, un riesgo para la salud pública. Asimismo, contienen nutrientes, como nitrógeno y fósforo, capaces de dañar las aguas dulces y el medio marino, al favorecer la proliferación excesiva de algas que asfixian otras formas de vida (eutrofización).

Hay abiertos procedimientos de infracción contra 10 Estados miembros.

La Directiva prevé el tratamiento biológico de las aguas residuales denominado “tratamiento secundario” y, en las zonas de captación especialmente sensibles, un tratamiento más riguroso. En relación con los Estados miembros UE-15, todos los plazos prescritos por la Directiva han expirado, pero los Estados miembros UE-12 disponen de plazos prorrogados, el más largo de los cuales termina en 2018.

Los fondos de cohesión y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional desempeñan un papel decisivo en la aplicación de la Directiva. En 2009 se destinaron 3.500 millones de euros a proyectos de infraestructuras de aguas residuales, y en 2010 9.700 millones de euros, de los que Polonia recibió 3.300 millones de euros, Rumanía 1.200 millones de euros, y Hungría 600 millones de euros. Para todo el período de programación de 2007-2013, la contribución de la UE a inversiones en el ámbito de las aguas residuales se calcula en cerca de 14.300 millones de euros.

Los índices de cumplimiento fueron más elevados siempre que hubo recuperación de los costes y se aplicó el principio de “quien contamina, paga”. La Comisión fomenta el cumplimiento a través de un diálogo continuo y, llegado el caso, abriendo procedimientos de infracción, algunos de los cuales se remontan a 1997. Actualmente hay abiertos procedimientos de infracción contra 10 Estados miembros.

Redacción iAgua

La redacción recomienda

26/09/2022 · Digitalización · 90 1

Trudy Higgins: "El sector del agua debe aprovechar las oportunidades que ofrece la digitalización"