Un equipo de estudiantes españoles lanza su experimento en globo para estudiar el clima

35
0

Sobre la Entidad

Agencia Espacial Europea
La Agencia Espacial Europea es la puerta de acceso al espacio del continente europeo. Su misión consiste en garantizar que la inversión en actividades espaciales siga dando beneficios a los ciudadanos de Europa.
  • Estudiantes de TORMES trabajando en sus experimentos

Un equipo español de estudiantes ha participado con éxito este mes en la campaña educativa REXUS/BEXUS del Centro Aeroespacial Alemán (DLR) y el Comité Espacial Nacional de Suecia, en colaboración con la Agencia Espacial Europea (ESA), en la que se lanzan experimentos a la estratosfera en globos. Los estudiantes españoles prepararon el experimento TORMES, que usa las señales del sistema de navegación por satélite para investigar efectos ambientales del cambio climático.

La campaña ha tenido lugar entre el 4 y el 14 de octubre en el Centro Espacial Esrange, en Kiruna, en el norte de Suecia, y en ella han participado en total 24 estudiantes, de cuatro equipos de Alemania, Hungría, Italia y Reino Unido, además de los españoles. Sus experimentos han sido lanzados en dos globos estratosféricos. Todos los equipos han vuelto a casa con gran cantidad de datos que analizar, a pesar de los desafíos técnicos.

Es posible medir, por ejemplo, el contenido en agua del suelo.

El primer globo, Bexus 16, cargado con tres experimentos, fue lanzado el pasado 8 de octubre y permaneció tres horas a una altitud de 27,5 kilómetros. El viento los empujó hasta Finlandia, donde un equipo lo recuperó. El segundo globo, BEXUS 17, fue lanzado dos días más tarde con dos experimentos. Estuvo cuatro horas y media a 26,8 kilómetros de altitud. Durante el ascenso la comunicación se interrumpió y los experimentos tuvieron que funcionar de forma autónoma; sólo cuando hubieron recuperado el globo pudieron respirar aliviados y comprobar que todo había salido bien.

El experimento TORMES, del equipo de la Universidad Politécnica de Cataluña, es sensible a la manera en que la superficie refleja las señales de GPS. Estas señales reflejadas contienen información sobre el relieve del terreno y también sobre el clima. Es posible medir, por ejemplo, el contenido en agua del suelo. Los estudiantes creen que los datos pueden ser usados para estudiar los efectos del cambio climático.

Como explica un miembro del equipo TORMES, “la campaña ha sido muy educativa. Hemos aprendido mucho sobre organización y gestión, y también desde un punto de vista técnico y científico”.

El programa REXUS/BEXUS (Rocket/Balloon Experiments for University Students) se estableció hace más de seis años, y continuará en 2014. La fecha límite para presentarse es el 21 de octubre de este año.  

Más información

Comentarios