La UE pide a Reino Unido que adopte medidas en los vertidos de aguas de la central de Pembroke

71
0

Sobre la Entidad

Comisión Europea
Representa y defiende los intereses del conjunto de la UE, elabora propuestas de nueva legislación europea y gestiona la labor cotidiana de poner en práctica las políticas y hacer uso de los fondos europeos.
  • Vía navegable protegida de Milford Haven, donde vierte la central de Pembroke.

La Comisión ha enviado al Reino Unido tres dictámenes motivados sobre cuestiones medioambientales. El primero se refiere a la central de Pembroke, la mayor central de Europa alimentada por gas, cuyo sistema de refrigeración tiene un efecto negativo sobre el ecosistema circundante, que es una zona marina especial de conservación protegida por el Derecho de la UE.

En virtud de la Directiva sobre la evaluación de impacto medioambiental y la Directiva sobre hábitats, la autorización solo debe concederse cuando se han evaluado todos los posibles impactos ambientales. Este no parece haber sido el caso con la central del Pembrokeshire, cuyas autorizaciones de desarrollo y construcción, así como una licencia de extracción de agua y un permiso para el dragado de la admisión y salida del sistema de refrigeración, se concedieron antes de que se completaran todas las evaluaciones medioambientales.

Como consecuencia de ello, se vierte en la vía navegable protegida de Milford Haven agua caliente con una pesada carga de biocidas. Muchos de los peces más pequeños, sus huevos y otros organismos más pequeños se ven afectados por el sistema de refrigeración, que hace pasar grandes cantidades de agua de un extremo de la zona marina especial de conservación a través de la planta hasta el otro lado. La carta de la Comisión también plantea preocupaciones sobre la aplicación de la Directiva PCIC en lo que respecta a los permisos finales expedidos, en particular al aceptar dicho sistema de refrigeración como mejor tecnología disponible en este lugar sensible y permitir que como resultado se infrinja una norma de calidad medioambiental.

El segundo dictamen motivado versa sobre el tratamiento de las aguas residuales urbanas. Determinados informes del Reino Unido muestran que diversas aglomeraciones todavía infringen las normas de la UE. El dictamen motivado, que es el seguimiento de los requerimientos de junio de 2009 y junio de 2013, abarca los vertidos excesivos de aguas residuales de Llanelli y Gowerton, en Gales, en las aguas sensibles de Burry Inlet, incluso en condiciones meteorológicas normales (es decir, no en periodo de lluvias torrenciales); la falta de aplicación de un tratamiento secundario a las aguas residuales de nueve aglomeraciones, incluida la de Gibraltar; e incumplimientos a la hora de aplicar un tratamiento más riguroso de las aguas residuales en 24 aglomeraciones clasificadas como zonas sensibles. El Reino Unido tiene dos meses para responder.

El tercer dictamen motivado afecta a la legislación sobre las aguas de baño. La Comisión ha solicitado varias modificaciones de las disposiciones del Reino Unido sobre las normas las aguas de baño de la UE y, aunque la mayoría de ellas se han aplicado, todavía se espera información sobre algunas de las restantes modificaciones prometidas para Gibraltar. Por tanto, se envía un dictamen motivado. El Reino Unido tiene dos meses para responder.

Comentarios