Innovyze, an Autodesk company
Connecting Waterpeople
Rädlinger primus line GmbH
Minsait
s::can Iberia Sistemas de Medición
AGENDA 21500
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
ESAMUR
Likitech
AZUD
Regaber
Fundación Botín
Prefabricados Delta
Consorcio de Aguas de Asturias
Barmatec
Terranova
BACCARA
Fundación Biodiversidad
Hach
CALAF GRUP
Saint Gobain PAM
biv Innova
Agencia Vasca del Agua
Elliot Cloud
DAM-Aguas
FENACORE
Control Techniques
EPG Salinas
Fundación We Are Water
ABB
Hidroconta
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
UNOPS
Catalan Water Partnership
Gestagua
UPM Water
DATAKORUM
AG-ZOOM
Idrica
ADECAGUA
J. Huesa Water Technology
Baseform
TFS Grupo Amper
Aigües Segarra Garrigues
AMPHOS 21
TecnoConverting
HANNA instruments
Filtralite
LACROIX
Smagua
Insituform
ISMedioambiente
Redexia network
Saleplas
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
ACCIONA
Isle Utilities
FLOVAC
Red Control
Aqualia
GS Inima Environment
Bentley Systems
Laboratorios Tecnológicos de Levante
BELGICAST by TALIS
Ingeteam
ONGAWA
AECID
CAF
Aganova
Almar Water Solutions
Global Omnium
EMALSA
Danfoss
Lama Sistemas de Filtrado
Cibernos
Molecor
Grupo Mejoras
ICEX España Exportación e Inversiones
Kamstrup
VisualNAcert
Schneider Electric
ITC Dosing Pumps
Sacyr Agua
Asociación de Ciencias Ambientales
NOVAGRIC
Cajamar Innova
Vector Motor Control
IIAMA
SCRATS
TEDAGUA
Blue Gold
Xylem Water Solutions España
Ulbios
STF
Kurita - Fracta
Elmasa Tecnología del Agua
Confederación Hidrográfica del Segura
NTT DATA
IAPsolutions
Innovyze, an Autodesk company
Fundación CONAMA

¿Cómo descontaminar agua con energía solar?

Sobre la Entidad

UNAM
La Universidad Nacional Autónoma de México es una universidad pública mexicana, la más grande del país y de América Latina,
  • ¿Cómo descontaminar agua energía solar?
  • Un fotocatalizador absorbe los rayos del Sol y genera radicales que oxidan la materia orgánica.

Antonio Jiménez González, del Instituto de Energías Renovables (IER), lleva más de 20 años estudiando cómo degradar los contaminantes presentes en aguas residuales por métodos fotocatalíticos y, a lo largo de este tiempo, ha logrado disminuir su toxicidad hasta 90 por ciento, todo ello aprovechando la energía solar.

“Para eso empleamos un fotocatalizador que absorbe los rayos del Sol y genera radicales hidroxilo, agentes que oxidan la materia orgánica, principalmente”, explicó.

Desde hace cinco años, Jiménez González colabora con tres empresas –una textil y dos farmacéuticas– del parque industrial CIVAC, en Morelos, lo que le ha permitido demostrar la efectividad de este método. De los 200 litros de agua contaminada que recibe de cada una, ha logrado limpiar el líquido casi en su totalidad. “Hoy procesamos esos lotes, el siguiente paso es escalar dicho proceso a volúmenes mayores”.

Trabajamos con materia orgánica, compuesta casi en su totalidad por cadenas de átomos de carbono en las que hay átomos de hidrógeno, de oxígeno y de nitrógeno, entre otros elementos susceptibles a oxidarse; esto nos permite romper los enlaces químicos de moléculas grandes mediante radicales hidroxilo para obtener moléculas más pequeñas como dióxido de carbono, agua y algunos ácidos minerales, añadió.

Todo ello hace que el líquido tratado por los métodos fotocatalíticos aplicados en los laboratorios del IER sea menos tóxico, además de cumplir con las normas mexicanas en materia de aguas residuales, lo cual representa un impacto benéfico para el medio ambiente.

El objetivo es instalar esa infraestructura y tratar el efluente en el sitio donde la empresa genera sus contaminantes

Los procesos de tratamiento utilizados son la fotocatálisis homogénea –que emplea sales de hierro– y la heterogénea, que utiliza nanopartículas de dióxido de titanio. Aunque diferentes, ambos generan radicales hidroxilo que degradan la materia orgánica”.

Al respecto, Jiménez González detalló que según las normas mexicanas en materia de aguas residuales, los niveles de contaminación se determinan por medio de las técnicas de Demanda Biológica de Oxígeno (DBO), Demanda Química de Oxígeno (DQO) y Carbono Orgánico Total (COT).

“Nuestros resultados señalan que en las dos últimas hemos bajado entre 80 y 90 por ciento los niveles de toxicidad y podríamos hacerlo aún más si logramos afinar ciertos detalles”, aseveró.

El secreto está en la fotoquímica

En este método, expuso Jiménez González, la clave es tomar un medio acuoso tóxico, usar radiación solar, un material fotocatalítico y una sustancia oxidante para desestabilizar los enlaces químicos de las moléculas contaminantes, robarles un electrón y así oxidarlas paso a paso.

“Aunque en el ramo textil hemos tenido buenos resultados, las cifras logradas con la industria farmacéutica no son tan altas, lo que no se debe a nuestro método, sino a que ésta utiliza compuestos inorgánicos imposibles de degradar. Por ello es necesario desarrollar una estrategia para disminuirlos o eliminarlos por otros procedimientos”.

Actualmente el interés del universitario está en incrementar la capacidad de tratamiento con el propósito de contribuir a una solución en contaminación hídrica, pues aunque en el IER reciben lotes de 200 litros llenos de aguas residuales, la industria genera a diario volúmenes mayores.

“Nuestro equipo básico es un reactor fotocatalítico donde manejamos un cierto volumen de agua que puede ser mayor si incrementamos su tamaño. Para ello, debemos agrupar varios de estos reactores en serie-paralelo y crear una planta solar fotocatalítica, lo que nos permitiría tratar volúmenes más grandes de aguas residuales”.

El objetivo es instalar esa infraestructura y tratar el efluente en el sitio donde la empresa genera sus contaminantes; esto posibilitaría bajar los parámetros de toxicidad y, al mismo tiempo, reusar el recurso hídrico en sus procesos industriales, concluyó.

Redacción iAgua

La redacción recomienda

21/08/2017 · Sequía · 45.625 1
¿Escasez agua México?