Redacción iAgua
Connecting Waterpeople
Hach
Sacyr Agua
RENOLIT ALKORPLAN
GS Inima Environment
Asociación de Ciencias Ambientales
SCRATS
Amiblu
Cajamar Innova
DATAKORUM
Idrica
Hidroconta
Saint Gobain PAM
AECID
Fundación Botín
Lama Sistemas de Filtrado
TRANSWATER
Minsait
Hidroglobal
Global Omnium
Aqualia
ADASA
ONGAWA
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
Filtralite
AGS Water Solutions
Fundación Biodiversidad
Innovyze, an Autodesk company
TEDAGUA
s::can Iberia Sistemas de Medición
Grupo Mejoras
TecnoConverting
Schneider Electric
FENACORE
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Fundación CONAMA
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
Barmatec
ISMedioambiente
EPG Salinas
ESAMUR
Sivortex Sistemes Integrals
FLOVAC
Xylem Water Solutions España
Ingeteam
Red Control
ACCIONA
AMPHOS 21
IAPsolutions
ICEX España Exportación e Inversiones
KISTERS
LACROIX
CAF
HRS Heat Exchangers
Molecor
J. Huesa Water Technology
Baseform
Confederación Hidrográfica del Segura
Vector Energy
IRTA
Almar Water Solutions
Catalan Water Partnership
Rädlinger primus line GmbH
ADECAGUA
Likitech
Kamstrup
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Agencia Vasca del Agua

Se encuentra usted aquí

El 29% de las escuelas de todo el mundo todavía carece de servicios básicos de agua potable

  • 29% escuelas todo mundo todavía carece servicios básicos agua potable
    © UNICEF/UN0606873/Panjwani.
  • Información conjunta del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Sobre la Entidad

UNICEF
UNICEF desempeña su labor en más de 190 países y territorios para proteger los derechos de todos los niños. UNICEF lleva 70 años trabajando para mejorar la vida de los niños y sus familias.

A pesar de que la proporción de escuelas que carecen de servicios básicos de agua, saneamiento e higiene (WASH, por sus siglas en inglés) ha disminuido de forma constante, siguen existiendo profundas desigualdades entre distintos países y dentro de cada uno de ellos, según han declarado hoy UNICEF y la OMS. Los escolares de los Países Menos Adelantados (PMA) y de los entornos vulnerables son los más afectados, y los nuevos datos indican que son pocas las escuelas que cuentan con servicios de agua, saneamiento e higiene accesibles a las personas con discapacidad.

"Demasiados niños van a las escuelas sin agua potable, aseos limpios y jabón para lavarse las manos, lo que dificulta su aprendizaje", ha declarado Kelly Ann Naylor, directora de Agua, Saneamiento, Higiene y Clima, Medio Ambiente, Energía y Reducción del Riesgo de Desastres de UNICEF. "La pandemia de la COVID-19 ha puesto de manifiesto la importancia de proporcionar entornos de aprendizaje saludables e inclusivos. Para proteger la educación de los niños, el camino hacia la recuperación debe incluir el equipamiento de las escuelas con los servicios más básicos para combatir las enfermedades infecciosas hoy y en el futuro".

"El acceso al agua, al saneamiento y a la higiene no solo es esencial para la prevención y el control eficaz de las infecciones, sino que también es un requisito previo para la salud, el desarrollo y el bienestar de los niños", ha señalado la Dra. María Neira, directora del Departamento de Medio Ambiente, Cambio Climático y Salud de la OMS. "Las escuelas deben ser entornos en los que los niños prosperen y no estén sometidos a dificultades o infecciones debido a la falta de infraestructuras básicas o a su mal mantenimiento".

Las escuelas desempeñan un papel fundamental en la promoción de la creación de hábitos y comportamientos saludables, pero en 2021 muchas seguían careciendo de servicios básicos de agua, saneamiento e higiene. Según los últimos datos del Programa Conjunto de Monitorización (JMP, por sus siglas en inglés) de la OMS y UNICEF:

  • A nivel mundial, el 29% de las escuelas todavía carecen de servicios básicos de agua potable, lo que afecta a 546 millones de escolares; el 28% de las escuelas aún no disponen de servicios básicos de saneamiento, afectando a 539 millones de alumnos; y el 42% de las escuelas (802 millones de alumnos) aún no cuentan con servicios básicos de higiene.
  • Un tercio de los niños que carecen de servicios básicos en su escuela viven en países menos adelantados, y más de la mitad en entornos vulnerables.
  • África Subsahariana y Oceanía son las dos únicas regiones donde la cobertura de servicios básicos de higiene y saneamiento en las escuelas permanece por debajo del 50%; la región de África Subsahariana es la única donde la cobertura de servicios básicos de agua potable en la escuela está por debajo del 50%.
  • Conseguir una cobertura universal en las escuelas de todo el mundo para 2030 requeriría que las actuales tasas de progreso en agua potable básica se multiplicaran por 14, las de progreso en saneamiento básico por 3, y las de servicios básicos de higiene por 5.
  • En los Países Menos Adelantados (PMA) y entornos vulnerables, conseguir una cobertura universal de servicios básicos de saneamiento en las escuelas para 2030 requeriría que las tasas de progreso se multiplicaran, respectivamente, por más de 100 y por 50.
  • Mejorar la preparación y respuesta a pandemias implicará un seguimiento más frecuente de agua y saneamiento y otros elementos de prevención y control de infecciones en escuelas, como limpieza, desinfección y gestión de residuos sólidos.

Proporcionar en las escuelas servicios de agua y saneamiento accesibles para los estudiantes con discapacidad es clave para lograr una educación inclusiva para todos los niños y niñas. Sin embargo, solo un número limitado de países informa sobre este indicador, y las definiciones nacionales varían; y solo unos pocos más proporcionan agua y saneamiento accesibles para personas con discapacidad.

  • Los nuevos datos nacionales muestran que la cobertura de agua y saneamiento accesible para personas con discapacidad es baja y varía mucho entre niveles escolares y lugares urbanos y rurales: es más probable que las escuelas tengan agua potable accesible que saneamiento o higiene accesibles.
  • En la mitad de países con datos disponibles, menos de una cuarta parte de las escuelas tenían retretes accesibles para personas con discapacidad. Por ejemplo, en Yemen 8 de cada 10 escuelas tenían retretes, pero solo en 1 de cada 50 eran accesibles para personas con discapacidad.
  • En la mayoría de países con datos, era más probable que las escuelas tengan infraestructura y materiales adaptados –como rampas, tecnología asistencial y material educativo- que baños adaptados a personas con discapacidad. Por ejemplo, en El Salvador, 2 de cada 5 escuelas tienen infraestructura y materiales adaptados, pero solo 1 de cada 20 tiene baños accesibles.

La redacción recomienda