Aqualia
Connecting Waterpeople
Hidroconta
Baseform
Elmasa Tecnología del Agua
Agencia Vasca del Agua
Prefabricados Delta
AZUD
J. Huesa Water Technology
Smagua
Ulbios
Minsait
Gestagua
Saleplas
Kamstrup
LACROIX
ABB
FLOVAC
Likitech
Miya Water
IAPsolutions
FENACORE
Red Control
ESAMUR
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
Bentley Systems
Hach
IIAMA
Control Techniques
Idrica
AECID
UPM Water
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Consorcio de Aguas de Asturias
Rädlinger primus line GmbH
Fundación Biodiversidad
CALAF GRUP
Fundación Botín
ADECAGUA
AGENDA 21500
UNOPS
ITC Dosing Pumps
CAF
Blue Gold
DuPont Water Solutions
Almar Water Solutions
Aigües Segarra Garrigues
Insituform
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
NOVAGRIC
VisualNAcert
Catalan Water Partnership
Grupo Mejoras
Saint Gobain PAM
Cajamar Innova
ACCIONA
HANNA instruments
Regaber
Kurita - Fracta
Fundación CONAMA
NaanDanJain Ibérica
Danfoss
BELGICAST by TALIS
Xylem Water Solutions España
Schneider Electric
Lama Sistemas de Filtrado
TecnoConverting
Ingeteam
Isle Utilities
Fundación We Are Water
Vector Motor Control
Sacyr Agua
DAM-Aguas
TEDAGUA
EMALSA
s::can Iberia Sistemas de Medición
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Filtralite
ICEX España Exportación e Inversiones
Cibernos
Redexia network
Global Omnium
Terranova
Elliot Cloud
Asociación de Ciencias Ambientales
Aganova
BACCARA
EPG Salinas
STF
Barmatec
GS Inima Environment
Innovyze, an Autodesk company
ISMedioambiente
biv Innova
Aqualia
Molecor
SCRATS
Grundfos
Confederación Hidrográfica del Segura

El cambio climático amenaza la vida de más de 19 millones de niños en Bangladés

  • cambio climático amenaza vida más 19 millones niños Bangladés
    Imagen: UNICEF.
  • Un informe de UNICEF pide medidas urgentes para proteger a los niños en Bangladesh y mitigar el impacto en los servicios vitales.

Sobre la Entidad

UNICEF
UNICEF desempeña su labor en más de 190 países y territorios para proteger los derechos de todos los niños. UNICEF lleva 70 años trabajando para mejorar la vida de los niños y sus familias.
Molecor

Inundaciones devastadoras, ciclones y otros desastres ambientales relacionados con el cambio climático amenazan la vida y el futuro de más de 19 millones de niños en Bangladesh, según un nuevo informe de UNICEF.

El documento refleja que, si bien Bangladesh ha desarrollado admirables poderes de resiliencia, se necesitan urgentemente más recursos y programas innovadores para evitar el peligro que representa el cambio climático para los ciudadanos más jóvenes del país.

“El cambio climático está agravando la amenaza ambiental a la que se enfrentan las familias en las comunidades más pobres de Bangladesh, y que les impide mantener a sus hijos con viviendas adecuadas, alimentados, sanos y educados”, explica la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore, que visitó Bangladesh a principios de marzo. “En Bangladesh, y en todo el mundo, el cambio climático tiene el potencial de revertir muchos de los avances que los países han logrado en materia de supervivencia y desarrollo infantil".

El informe Una tormenta que se avecina: el cambio climático nubla el futuro de los niños en Bangladesh, señala que la topografía plana, la densa población y la infraestructura débil del país lo hacen especialmente vulnerable a las fuerzas poderosas e impredecibles del cambio climático. La amenaza se siente desde las inundaciones y las tierras propensas a la sequía en el norte del país, hasta su costa devastada por la tormenta a lo largo de la Bahía de Bengala.

En base a entrevistas con familias, líderes comunitarios y funcionarios, UNICEF afirma que una combinación de fenómenos meteorológicos extremos -como inundaciones, tormentas, ciclones y sequías- y fenómenos de larga duración directamente relacionados con el cambio climático -como el aumento del nivel del mar y la intrusión de agua salada-, están forzando a las familias al desplazamiento y la pobreza. En el proceso, el acceso de los niños a la educación y los servicios de salud se ve gravemente interrumpido.

Alrededor de 12 millones de los niños más afectados viven en y alrededor de los sistemas de ríos más grandes que recorren Bangladesh, que se desbordan regularmente. Las inundaciones recientes más graves del río Brahmaputra en 2017 inundaron al menos 480 clínicas de salud comunitarias y dañaron unos 50.000 pozos, esenciales para satisfacer las necesidades de agua potable de las comunidades.

Otros 4,5 millones de niños viven en zonas costeras afectadas regularmente por ciclones de gran alcance, incluyendo casi medio millón de niños rohingya refugiados que viven en frágiles refugios de plástico y bambú.

Otros 3 millones de niños viven en el interior, donde las comunidades agrícolas sufren crecientes periodos de sequía.

Según el informe, el cambio climático es un factor clave que provoca que los habitantes más pobres de Bangladesh abandonen sus hogares y comunidades para tratar de reconstruir sus vidas en otros lugares. Muchos se dirigen a Dhaka y otras ciudades importantes, donde los niños corren el riesgo de caer en formas peligrosas de trabajo o en matrimonios tempranos. Además, cita investigaciones que muestran que Bangladesh ya tiene 6 millones de migrantes climáticos, un número que podría aumentar más del doble para 2050.

"Cuando las familias migran de sus hogares en el campo debido al cambio climático, los niños pierden su infancia", dice el representante de UNICEF en Bangladesh, Edouard Beigbeder. "Ellos se enfrentan a peligros en las ciudades, así como a la presión de salir a trabajar a pesar del riesgo de explotación y abuso".

UNICEF señala que, desde principios de la década de los 90, la inversión y acción, tanto en la preparación para desastres como en la reducción de riesgos, han hecho que las comunidades vulnerables en Bangladesh sean más resistentes a los peligros del cambio climático. Por ejemplo, un resultado ha sido una reducción drástica de la tasa de mortalidad causada por los ciclones en las últimas décadas.

El informe hace un llamamiento a la comunidad internacional y otros aliados para que apoyen al gobierno en la implementación de una serie de iniciativas para proteger a los niños de los efectos del cambio climático. Un ejemplo es una tecnología promovida por UNICEF y otros aliados que ayuda a las comunidades costeras a proteger sus suministros vitales de agua potable contra la intrusión de agua salada del mar. El sistema, conocido como Managed Aquifer Recharge, está funcionando en alrededor de 75 comunidades y está listo para ampliarse a más lugares.

Redacción iAgua

La redacción recomienda