Redacción iAgua
Connecting Waterpeople
Fundación CONAMA
Consorcio de Aguas de Asturias
VisualNAcert
ADECAGUA
KISTERS
Schneider Electric
Filtralite
TecnoConverting
Laboratorios Tecnológicos de Levante
ISMedioambiente
Sacyr Agua
NTT DATA
MOLEAER
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
LACROIX
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
Molecor
Innovyze, an Autodesk company
NSI Mobile Water Solutions
Xylem Water Solutions España
FENACORE
Gestagua
Rädlinger primus line GmbH
J. Huesa Water Technology
Catalan Water Partnership
Aganova
Amiblu
HRS Heat Exchangers
ONGAWA
Baseform
Almar Water Solutions
Asociación de Ciencias Ambientales
RENOLIT ALKORPLAN
s::can Iberia Sistemas de Medición
ACCIONA
Grupo Mejoras
TFS Grupo Amper
AMPHOS 21
Red Control
CAF
DATAKORUM
AGENDA 21500
SCRATS
TRANSWATER
Sivortex Sistemes Integrals
Likitech
GS Inima Environment
TEDAGUA
ESAMUR
Minsait
STF
Global Omnium
ICEX España Exportación e Inversiones
Terranova
Aqualia
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Kamstrup
EPG Salinas
Agencia Vasca del Agua
Saint Gobain PAM
Vector Energy
Idrica
Confederación Hidrográfica del Segura
AECID
EMALSA
AGS Water Solutions
Barmatec
Hidroconta
Regaber
Lama Sistemas de Filtrado
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
Fundación Biodiversidad
Fundación Botín
Ingeteam
Hach
Danfoss

Se encuentra usted aquí

Revelado el impacto del cambio climático y la acción humana en el sur de la Península Ibérica

  • Revelado impacto cambio climático y acción humana sur Península Ibérica
    Foto del trabajo de campo del proyecto PALEODUL-II.
  • El equipo de trabajo, integrado por científicos de más de diez entidades de cinco países distintos y dirigido por Antonio García-Alix y Gonzalo Jiménez Moreno, del departamento de Estratigrafía y Paleontología de la UGR, analiza las señales biológicas, físicas y químicas que han quedado registradas en los sedimentos depositados en los humedales de Sierra Nevada y otras zonas del sur de la Península Ibérica.

Sobre la Entidad

Universidad de Granada
La Universidad de Granada es una universidad pública española con sede en Granada y con campus en las ciudades de Granada, Ceuta y Melilla.

Un equipo científico internacional dirigido por los profesores del departamento de Estratigrafía y Paleontología de la Universidad de Granada (UGR) Antonio García-Alix y Gonzalo Jiménez Moreno, ha revelado el impacto del cambio climático y de la acción humana en el medio ambiente, a través de un proyecto de investigación multidisciplinar denominado “PALEODUL-II” que estudia los sedimentos depositados en lagunas y humedales de Sierra Nevada y alrededores.

El estudio ha permitido corroborar el impacto de la acción del hombre en el medio ambiente, que se hace evidente desde hace 4.000 años por un aumento en la frecuencia de incendios y por la presencia de contaminación por plomo provocada por la minería, y revela también la presencia creciente del cultivo de olivo en las faldas de Sierra Nevada y la repoblación con pino en las últimas décadas.

Este trabajo de investigación está permitiendo realizar un análisis pluridisciplinar de las señales biológicas, físicas y químicas que han quedado registradas en los sedimentos depositados en los lagos alpinos y en la turbera de El Padul, en donde se encuentran registros de múltiples ciclos glaciares e interglaciares acaecidos durante el último millón de años.

El estudio ha permitido corroborar el impacto de la acción del hombre en el medio ambiente, que se hace evidente desde hace 4.000 años por un aumento en la frecuencia de incendios y por la presencia de contaminación por plomo

En el proyecto participan científicos de más de diez universidades y centros de investigación: Universidad de Granada, Northern Arizona University, Universidad de Murcia, University of Glasgow, Japan Agency for Marine-Earth Science and Technology (JAMSTEC), Instituto Andaluz de Ciencias de la Tierra (IACT), University of Arizona, University of Cincinnati (Ohio), Center for Marine Environmental Sciences, University of Bremen (Marum), Universidad de Oviedo, Instituto Geológico y Minero de España (IGME), y Centro de Instrumentación Científica de la UGR.

El equipo que desarrolla este trabajo de investigación incluye expertos de diferentes áreas con el objetivo de poder extraer la máxima información registrada en los sedimentos estudiados. Los análisis de polen, por ejemplo, han revelado cambios en la vegetación que crecía en la región. Los carbones muestran la presencia y variaciones en la abundancia de incendios en la zona cercana a los lagos. Por su parte, lo gasterópodos y ostrácodos ofrecen información relevante sobre las variaciones ocurridas en las condiciones internas del lago. Y por último, los análisis de geoquímica permiten observar las variaciones químicas que sucedieron en los lagos y sus alrededores, así como los aportes eólicos de polvo sahariano.

Aridez y deforestación progresivas

Los primeros datos de este proyecto de investigación están arrojando resultados muy reveladores. El análisis de polen, por ejemplo, indica que después de unas condiciones óptimas, cálidas y húmedas en el Holoceno temprano, que se deducen por la abundancia de árboles y de algas, acontece un proceso progresivo de aridificación que produce la deforestación y el aumento de hierbas xerófitas en la zona desde hace 7000 años hasta la actualidad.

Los primeros datos de geoquímica muestran que el aumento de aridez en la región y en el Norte de África produce un claro aumento en el aporte de polvo sahariano transportado por el viento hacia esta zona. Pero este proceso de aridificación no es totalmente continuo, y estuvo interrumpido por periodos más secos y húmedos que, según los investigadores, probablemente tengan que ver con cambios cíclicos en la frecuencia del fenómeno de la oscilación del Atlántico Norte. Los periodos áridos se deberían a fases en las que predominaría la NAO positiva, y los periodos más húmedos, a fases más largas de NAO negativa.

La investigación revela, además, que un periodo de tiempo relativamente húmedo y cálido en nuestra región es el periodo Ibero-Romano, en el que aumentan sensiblemente las especies forestales. Pero los ecosistemas en Sierra Nevada no sólo han variado por causas naturales, ya que el hombre ha poblado la zona desde hace milenios y su impacto se hace evidente en los detalles que revela el estudio.

Todos estos datos producidos por este proyecto muestran que en las lagunas del sur de la Península Ibérica se encuentra información muy valiosa aún por descubrir y que puede ayudar a comprender cómo responderán los ecosistemas frente al cambio global.

En el siguiente enlace pueden ver un vídeo divulgativo sobre el proyecto PALEODUL-II:

Redacción iAgua

La redacción recomienda