Hidroconta
Connecting Waterpeople
AGS Water Solutions
NTT DATA
ICEX España Exportación e Inversiones
Vector Energy
ONGAWA
Molecor
GS Inima Environment
ISMedioambiente
ADECAGUA
Amiblu
FENACORE
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
Kamstrup
Consorcio de Aguas de Asturias
KISTERS
LACROIX
Likitech
Xylem Water Solutions España
ACCIONA
Innovyze, an Autodesk company
TecnoConverting
J. Huesa Water Technology
Filtralite
Almar Water Solutions
Schneider Electric
EPG Salinas
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
Red Control
Sivortex Sistemes Integrals
EMALSA
Aganova
Lama Sistemas de Filtrado
AGENDA 21500
RENOLIT ALKORPLAN
Rädlinger primus line GmbH
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
TFS Grupo Amper
Terranova
Baseform
Hidroconta
Sacyr Agua
s::can Iberia Sistemas de Medición
Fundación Biodiversidad
AECID
Saint Gobain PAM
DATAKORUM
NSI Mobile Water Solutions
Global Omnium
STF
SCRATS
MOLEAER
Catalan Water Partnership
Aqualia
ESAMUR
Laboratorios Tecnológicos de Levante
TEDAGUA
HRS Heat Exchangers
Fundación CONAMA
Idrica
Asociación de Ciencias Ambientales
Confederación Hidrográfica del Segura
CAF
Grupo Mejoras
AMPHOS 21
Ingeteam
Barmatec
Danfoss
VisualNAcert
Hach
Minsait
Regaber
Gestagua
Fundación Botín
Agencia Vasca del Agua

Se encuentra usted aquí

UNAL gestionará un Centro de Transparencia de los proyectos piloto de fracking

  • UNAL gestionará Centro Transparencia proyectos piloto fracking
    Los investigadores de la UNAL están recopilando información sobre el fracking para cuando la etapa experimental se desarrolle, expertos y ciudadanos puedan acceder a ella. centrodetransparenciappii.org
  • En el Centro de Transparencia, cualquier persona puede enterarse de cómo van los proyectos piloto de investigación integral y sobre los temas que rodean la técnica del fracturamiento hidráulico multietapa con perforación horizontal, comúnmente llamado fracking.

Sobre la Entidad

En 2019, la Comisión Interdisciplinaria Independiente de especialistas, integrada por expertos en varias áreas del conocimiento, le formuló al Estado colombiano una serie de recomendaciones para poder experimentar con el fracking.

Una de esas recomendaciones fue garantizar la transparencia de la información y de la comunicación con la sociedad civil y asegurar la disponibilidad y el fácil acceso de los datos alrededor de todo lo que pase con estos proyectos piloto.

Así, surgió en octubre de 2021, el convenio interadministrativo la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), el Ministerio de Minas y Energía (MinEnergía) y la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) para la administración y gestión de la información de dichos proyectos pilotos del Centro de Transparencia, que tiene como objetivo convertirse en un canal de comunicación con la ciudadanía.

Su director, el profesor Carlos Alberto Vargas, de la Facultad de Ciencias de la UNAL asegura que “desde la Universidad se contribuye con la adecuada custodia y trazabilidad de todos los datos que salgan de los proyectos piloto de investigación integral, así como con la divulgación de contenidos, a través de publicaciones y otros productos, en diferentes formatos y de acceso gratuito”.

Dicho Centro garantiza la publicación de dos tipos de contenidos, unos de carácter informativo y otros técnicos, estructurados en siete ejes temáticos: agua, clima y aire, ecosistemas y biodiversidad, hidrocarburos, salud, sismicidad y socioeconómico.

El docente indica también que, “en este momento se trabaja en el proceso de líneas base previas al experimento, en donde se tiene un profesor experto y profesionales del más alto nivel analizando cada aspecto que le preocupa a la comunidad”.

Además, de ser publicado en la página web los documentos se estarán imprimiendo y entregando a los habitantes de Puerto Wilches (Norte de Santander), donde se estarán realizando los pilotos, así como a diversos grupos de interés.

¿En qué van los pilotos?

Hace apenas unos días, el Tribunal Administrativo de Santander dio vía libre al primer piloto integral de fracking en el país, denominado Kale, este cuenta con permisos ambientales y fue sujeto a una acción de tutela que pedía su suspensión.

El proyecto busca establecer los reales riesgos de la exploración y explotación de hidrocarburos en yacimientos no convencionales y como propósito tiene evaluar los eventuales impactos y riesgos ambientales, sociales y de salud asociados a la técnica, así como generar conocimiento y evidencia científica que permita tomar decisiones respecto a la implementación.

Hay avances en el levantamiento de la línea base general de aguas subterráneas, se está implementando una red de monitoreo sismológico cercano, se ubicaron las estaciones de monitoreo de calidad del aire alrededor de la locación, así mismo, se están desplegando monitoreos meteorológicos, de material particulado y gases, de ruido y de olores, además se está desarrollando la el diseño ingenieril de la perforación y completamiento del pozo piloto inyector Kale, con un avance del 58%.

En el caso del Proyecto Platero, el otro piloto, se ha logrado el avance en el desarrollo de la ingeniería de detalle para la perforación y completamiento del pozo inyector platero en 40 %.

A la fecha, se han realizado 79 sesiones de reuniones con la comunidad, entre conversatorios y talleres, con distintos grupos de interés, con un total de 1048 personas participantes. Además, se están realizando actividades de monitoreos complementarios para la temporada de menor precipitación.

Según, el profesor Ómar Joaquín Agudelo Suárez, médico y experto en salud pública de la UNAL, los proyectos piloto de investigación integral arrojarán información científica de alto valor que hasta la fecha no se tienen sobre diversas variables y que servirán para planificar el desarrollo de la región de influencia de estos pilotos.

“Tanto el uso de los recursos naturales como el uso de tecnologías, sustancias y materiales químicos serán objeto de vigilancia de las autoridades, para prevenir alteraciones en el equilibrio ambiental del lugar y, en consecuencia, minimizar los riesgos a la salud pública de los habitantes del área de influencia”.

Cabe mencionar que el fracking consiste en inyectar agua a altas presiones, con el fin de fracturar y extraer hidrocarburos de rocas más profundas (a unos 3 km de profundidad) y de mucha menor permeabilidad que las de los yacimientos convencionales (normalmente ubicados entre 1 a 2 km de profundidad).

Redacción iAgua

La redacción recomienda