Redacción iAgua
Connecting Waterpeople
Saint Gobain PAM
ICEX España Exportación e Inversiones
AGENDA 21500
MOLEAER
ONGAWA
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Consorcio de Aguas de Asturias
ISMedioambiente
FLOVAC
Baseform
Amiblu
Cajamar Innova
EMALSA
TecnoConverting
Fundación CONAMA
Catalan Water Partnership
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
Sacyr Agua
ANFAGUA
Kamstrup
LABFERRER
Smagua
Lama Sistemas de Filtrado
Arup
Grupo Mejoras
Siemens
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
SDG Group
AECID
Rädlinger primus line GmbH
Almar Water Solutions
DATAKORUM
J. Huesa Water Technology
IAPsolutions
Autodesk Water
SCRATS
TEDAGUA
Gestagua
s::can Iberia Sistemas de Medición
Red Control
ESAMUR
Molecor
ACCIONA
MonoM by Grupo Álava
CAF
Ingeteam
FENACORE
Idrica
Agencia Vasca del Agua
Likitech
Confederación Hidrográfica del Segura
Ens d'Abastament d'Aigua Ter-Llobregat (ATL)
Fundación Biodiversidad
Filtralite
TFS Grupo Amper
AGS Water Solutions
Minsait
Aqualia
Hidroglobal
Schneider Electric
Asociación de Ciencias Ambientales
Barmatec
Hidroconta
Fundación Botín
Xylem Water Solutions España
IRTA
Sivortex Sistemes Integrals
ADASA
NTT DATA
Global Omnium
ADECAGUA
Esri
Vector Energy
RENOLIT ALKORPLAN
EPG Salinas
KISTERS
Terranova
LACROIX
HRS Heat Exchangers
Hach
Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento del Perú
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
Prefabricados Delta
AMPHOS 21
TRANSWATER
GS Inima Environment
Aganova

Se encuentra usted aquí

Las bacterias que protegen a los ríos de las sequías

  • bacterias que protegen ríos sequías
  • Un nuevo estudio, coliderado por la Universidad Rey Juan Carlos, demuestra que las bacterias tolerantes a la sequía son capaces de mantener las funciones fluviales durante los periodos secos.

Sobre la Entidad

Las sequías de los ríos suponen una grave amenaza para los ecosistemas y la sociedad, pudiendo afectar tanto a los seres vivos que habitan en estas aguas como a las funciones que realizan, incluyendo la producción primaria o el reciclaje de carbono. Por ese motivo, un grupo internacional de investigadores, en el que han participado el instituto suizo EAWAG, el Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC) y la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), ha evaluado si la vida microbiana de los ríos es capaz de mantener estas funciones durante los periodos secos, es decir, en los que estos ecosistemas se quedan sin agua.

El trabajo, coliderado por la URJC, ha observado que tanto las bacterias fluviales como las funciones relacionadas con la producción primaria, el reciclaje de carbono y la actividad microbiana son capaces de resistir los periodos secos. Además, los resultados del trabajo sugieren que la capacidad de los ríos en estudio para mantener estas funciones estaría asociada con la presencia de un grupo de bacterias tolerantes a la sequía, llamadas Sphingobacteriia. “Mantener ciertos grupos de bacterias clave podría ayudar en la conservación de estos ecosistemas únicos”, apunta Rebeca Arias-Real, investigadora del MNCN-CSIC y segunda autora principal del trabajo, que ha sido publicado en la revista Limnology and Oceanograpy letters.

Para realizar este estudio, el equipo investigador seleccionó 32 ríos situados en Cataluña que sufrían distinto grado de sequía, abarcando desde ríos con caudal permanente hasta otros que se secan por más de medio año. “Este estudio ha sido posible gracias al avance en los últimos años de sensores capaces de medir in situ la temperatura o el nivel del agua en los ríos, lo que ha hecho que cada vez dispongamos de más datos cuantitativos que nos ayudan a entender y determinar mejor la hidrología de estos ecosistemas, que son altamente dinámicos”, resalta Arias-Real.

Las bacterias, un componente esencial para mantener la funcionalidad de los ríos

Este estudio también ha identificado otro grupo de bacterias (Acidobacteria_Gp7), que serían importantes para mantener las funciones de los ríos durante los periodos húmedos debido a su sensibilidad a la sequía, mostrando correlaciones positivas más altas con la actividad fotosintética y la descomposición de la materia orgánica.

Los resultados del trabajo sugieren que la capacidad de los ríos en estudio para mantener estas funciones estaría asociada con la presencia de un grupo de bacterias tolerantes a la sequía, llamadas Sphingobacteriia

“En este trabajo, hemos demostrado que hay dos grupos de bacterias clave, las Sphingobacteriia, que son resistentes a la desecación y mantendrían las funciones durante la fase seca, y las Acidobacteria_Gp7, que prefieren ríos que no se secan y, por tanto, serían importantes durante la fase húmeda”, afirma Giulia Gionchetta, investigadora del EAWAG y primera autora del trabajo.

En el contexto actual de aumento de la presión para los recursos hídricos, debido a las extracciones masivas de agua y al cambio climático, estos hallazgos tienen implicaciones importantes para entender mejor los mecanismos a través de los cuales la biodiversidad fluvial mantiene funciones y servicios de gran importancia.

 “Este estudio pone de manifiesto los beneficios de preservar la biodiversidad de los ríos para conferir resistencia frente a los impactos humanos y conservar los beneficios que aportan a la sociedad”, concluye Cayetano Gutiérrez, investigador de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) y autor sénior del trabajo.

Suscríbete al newsletter

Newsletters temáticos que recibirás

Los datos proporcionados serán tratados por iAgua Conocimiento, SL con la finalidad del envío de emails con información actualizada y ocasionalmente sobre productos y/o servicios de interés. Para ello necesitamos que marques la siguiente casilla para otorgar tu consentimiento. Recuerda que en cualquier momento puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación y eliminación de estos datos. Puedes consultar toda la información adicional y detallada sobre Protección de Datos.

La redacción recomienda