Redacción iAgua
Connecting Waterpeople
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
Lama Sistemas de Filtrado
IRTA
Molecor
HRS Heat Exchangers
AECID
J. Huesa Water Technology
Xylem Water Solutions España
Innovyze, an Autodesk company
Agencia Vasca del Agua
KISTERS
Red Control
DATAKORUM
Rädlinger primus line GmbH
ISMedioambiente
ONGAWA
AGS Water Solutions
RENOLIT ALKORPLAN
TecnoConverting
Catalan Water Partnership
Baseform
Barmatec
Grupo Mejoras
Minsait
CAF
SCRATS
s::can Iberia Sistemas de Medición
Almar Water Solutions
GS Inima Environment
Schneider Electric
Hach
ICEX España Exportación e Inversiones
Aqualia
FENACORE
Hidroconta
Kamstrup
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Global Omnium
Asociación de Ciencias Ambientales
Ingeteam
Cajamar Innova
IAPsolutions
AMPHOS 21
Fundación Biodiversidad
ADECAGUA
Sivortex Sistemes Integrals
Fundación CONAMA
TRANSWATER
Confederación Hidrográfica del Segura
Amiblu
FLOVAC
Saint Gobain PAM
Filtralite
Hidroglobal
ESAMUR
LACROIX
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
ADASA
Aganova
Sacyr Agua
MOLEAER
TEDAGUA
Fundación Botín
Vector Energy
Likitech
Idrica
ACCIONA
Laboratorios Tecnológicos de Levante
EPG Salinas

Se encuentra usted aquí

La USC desarrolla una metodología aplicada en Abu Dabi para detectar COVID-19 en aguas residuales

  • USC desarrolla metodología aplicada Abu Dabi detectar COVID-19 aguas residuales

Sobre la Entidad

Universidade de Santiago de Compostela
La USC es una institución con vocación de futuro y capacidad de proyección más allá de sus fronteras, siempre atenta a las necesidades de la sociedad en la que es una referencia académica y en la que desarrolla su labor docente e investigadora. 

El seguimiento y detección del SARS-CoV-2 en aguas residuales permite predecir la ocurrencia de carga viral en los ciudadanos y así poder tomar medidas preventivas. Ésta es la línea de investigación que coordina, desde el Centro Singular CRETUS, el profesor de la USC Juan M. Lema Rodicio. El equipo de investigación descubrió que la concentración de ARN era mayor en el lodo que en el agua, lo que proporciona datos más precisos y estables. En virtud de un convenio con Aguas de Galicia y varias empresas comunitarias de gestión del agua, el equipo científico ha validado y perfeccionado una metodología propia que también se está aplicando en los Emiratos Árabes Unidos, en colaboración con la empresa Aqualia, la cuarta empresa gestora del agua de Europa.

“Cuando comenzó la pandemia en España, en marzo del año pasado, y se descubrió la presencia de material genético del virus en las aguas residuales de los Países Bajos, inmediatamente comenzamos a trabajar en este enfoque. Empezamos monitoreando las plantas de tratamiento de Ourense y Santiago, en colaboración con Viaqua, y estábamos detectando que a mayor número de infectados, mayor presencia de ARN en el virus en aguas residuales ”, dice Lema Rodicio.

Durante los meses de verano se realizaron seguimientos en las depuradoras de Ourense, Vigo, Lugo, Ferrol, Viveiro, Sanxenxo, Ribeira y Burela. Una vez validado el protocolo, se puso a disposición de Aguas de Galicia y las empresas, varias de las cuales ya lo han lanzado. “El muestreo de agua, incluso si se compone a lo largo del día, puede no reflejar la carga viral real. Por el contrario, el lodo mantiene un largo tiempo de residencia en el sistema, por lo que permite integrar la carga viral diaria, es decir, permite medir lo que ocurre a lo largo del día ”, explican los investigadores. El profesor Lema indica que, dado que el material genético del virus es hidrófobo, tiende a adherirse a las partículas sólidas, por lo que cuando se separan en el decantador de la planta de tratamiento, allí se retiene la mayor proporción de la carga viral.

Micro-donaciones

La USC pone en marcha el programa de micromecenazgo 'Sumo Valor', una iniciativa del Vicerrectorado de Planificación, Tecnologías y Sostenibilidad con el apoyo del Consejo Social. Una de las líneas de este programa se centra en la lucha contra el COVID-19, a través del apoyo a la investigación desde diferentes áreas del conocimiento que contribuyan a combatir y mitigar los efectos de la pandemia en la sociedad. Empresas e individuos pueden apoyar estas investigaciones vinculadas al SARS-CoV-2 a través de micro-donaciones por valor de no más de 3.000 euros, ya sea en dinero o bien. Las donaciones se pueden realizar a través del sitio web del programa .

“Es necesario que la población sea consciente de que la investigación es un elemento fundamental para el desarrollo de la sociedad”, dice Juan Lema. “Así como en los períodos previos a la Revolución Industrial la riqueza de un país residía en sus recursos y luego en su transformación, en el siglo XXI el conocimiento es el principal activo de una sociedad, por lo que invertir en ciencia es vital. El micromecenazgo es precisamente una respuesta de la sociedad a esta conciencia; Los ciudadanos valoran individualmente la relevancia de comprometer recursos económicos, algo muy extendido en otros países, donde la investigación se financia en gran medida con aportes privados ”, concluye Juan Lema, responsable de una de las investigaciones que recibe financiación a través de 'Sumo Valor. '.