Redacción iAgua
Connecting Waterpeople
ISMedioambiente
LACROIX
J. Huesa Water Technology
EPG Salinas
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
Minsait
Innovyze, an Autodesk company
CAF
ACCIONA
FLOVAC
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
s::can Iberia Sistemas de Medición
Likitech
Barmatec
HRS Heat Exchangers
Schneider Electric
Cajamar Innova
Aqualia
Almar Water Solutions
Lama Sistemas de Filtrado
Vector Energy
Baseform
Hach
Confederación Hidrográfica del Segura
Filtralite
Red Control
Agencia Vasca del Agua
Fundación CONAMA
Fundación Biodiversidad
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
AGS Water Solutions
ADECAGUA
IAPsolutions
FENACORE
Idrica
AMPHOS 21
AECID
Sacyr Agua
Ingeteam
ONGAWA
Sivortex Sistemes Integrals
Asociación de Ciencias Ambientales
Xylem Water Solutions España
Kamstrup
SCRATS
Hidroconta
Saint Gobain PAM
Fundación Botín
ICEX España Exportación e Inversiones
Global Omnium
DATAKORUM
TEDAGUA
Grupo Mejoras
IRTA
Rädlinger primus line GmbH
Catalan Water Partnership
TRANSWATER
ESAMUR
Amiblu
TecnoConverting
KISTERS
Molecor
ADASA
GS Inima Environment
RENOLIT ALKORPLAN

Se encuentra usted aquí

Los plásticos de los ríos pueden albergar potenciales patógenos y genes resistentes a antibióticos

Els plàstics dels rius poden contenir microbis

  • Un estudio internacional con participación de la Universidad de las Illes Balears alerta que los plásticos degradados albergan comunidades microbianas con mayor abundancia de genes de resistencia a antibióticos. 

Sobre la Entidad

Universitat de les Illes Balears
La Universidad de las Islas Baleares, UIB es una universidad en la comunidad autónoma española de las Islas Baleares. Está situada en el término municipal de Palma, en un campus a las afueras de la ciudad.

Las comunidades microbianas que crecen en los desechos plásticos de los ríos pueden albergar microbios potencialmente patógenos y actuar como reservorios de genes de resistencia a antibióticos, según un estudio internacional publicado en la revista científica Microbiome y liderado por el doctor Joseph Christie-Oleza, del Departamento de Biología de la Universidad de las Illes Balears. Los resultados también ponen de relieve las diferencias entre los potenciales patógenos y los genes de resistencia a antibióticos que pueden albergar los plásticos nuevos y los degradados.

Los investigadores caracterizaron las comunidades microbianas halladas en la superficie de plásticos sumergidos durante siete días en el río Sowe (Reino Unido) a un kilómetro de una planta de tratamiento de aguas residuales en febrero de 2020. Las comunidades microbianas de plásticos nuevos y envejecidos se compararon con las encontradas en una superficie de control (madera) y las comunidades presentes en el agua del río.

Los autores descubrieron que las muestras de plástico, madera y agua albergaban microbios potencialmente patógenos, pero que los tipos de patógenos extraídos de las muestras de plástico y madera diferían de los de las muestras de agua de río. Las muestras de plástico y madera contenían los patógenos potenciales Pseudomonas aeruginosaAcinetobacter y Aeromonas -bacterias conocidas como “oportunistas” que suponen un mayor riesgo para las personas con sistemas inmunitarios comprometidos-, mientras que las muestras de agua contenían los potenciales patógenos humanos EscherichiaSalmonellaKlebsiella y Streptococcus. Del mismo modo, los autores descubrieron que, aunque los microorganismos extraídos de todas las muestras contenían genes de resistencia a los antimicrobianos, los tipos de resistencia diferían entre los de las muestras de plástico y madera y los de las muestras de agua.

Los tipos de patógenos extraídos de las muestras de plástico y madera diferían de los de las muestras de agua de río

Cuando los autores compararon las comunidades microbianas que crecían en plásticos nuevos y envejecidos, descubrieron que P. aeruginosa (que puede causar infecciones en pacientes hospitalizados) era especialmente abundante en las muestras de plástico degradado. Especulan que esto podría deberse a que los plásticos degradados liberan mayores cantidades de compuestos orgánicos que favorecen el crecimiento microbiano que los plásticos nuevos. También descubrieron que la abundancia relativa de genes de resistencia a los antimicrobianos presentes en las comunidades microbianas era mayor en las muestras de plástico envejecido que en las de plástico nuevo, aunque señalan que las razones no están claras.

Los autores sugieren que es necesario seguir investigando los posibles riesgos que tiene la contaminación por plásticos debido a su capacidad para albergar y transportar microbios potencialmente patógenos y genes de resistencia a antibióticos. También ponen de relieve la importancia de monitorear los vertidos de aguas residuales por sus riesgos para la salud humana y el medio ambiente.

Referencia bibliográfica

Zadjelovic, V., Wright, R.J., Borsetto, C. Quartey, J., Cairns, T.N., Langille, M.G.I., Wellington, E.M.H. & Christie-Oleza, J.A.Microbial hitchhikers harbouring antimicrobial-resistance genes in the riverine plastisphere. Microbiome 11, 225 (2023). https://doi.org/10.1186/s40168-023-01662-3