El PSOE solicita a la Confederación del Ebro que la reversión de los saltos hidroeléctricos se destine los afectados

78
0
78
  • La CHE ha informado que ha abierto 16 expedientes para solicitar la reserva de energía
  • Para la gestión del salto se ha seguido el modelo que ya desarrollan otras confederaciones con saltos de nueva creación (no revertidos), para los que se dispone de empresas especializadas para el mantenimiento del salto y la venta de la energía ante los distribuidores energéticos.

El grupo parlamentario socialista ha presentado una iniciativa en las Cortes de Aragón para pedir, a la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), que los territorios afectados por saltos hidroeléctricos, que van a revertir en las próximas fechas al Estado, "sean los primeros beneficiarios de esos aprovechamientos hidráulicos que pasarán a ser gestionados próximamente de forma directa o indirecta por el Ministerio".

Desde el pasado mes de julio la CHE gestiona el primer salto que se revierte en España a la Administración, una vez ha finalizado el plazo de la concesión hidroeléctrica a una empresa privada, en concreto, en El Pueyo de Jaca, en Panticosa (Huesca).

En los próximos diez años se podrían revertir hasta 11 saltos de importancia en la Cuenca del Ebro

Además se calcula que en los próximos diez años, se podrían revertir hasta 11 saltos de importancia en la Cuenca del Ebro, cuyo plazo concesional ha finalizado recientemente o está cercana su finalización.

En este sentido, el portavoz socialista en Medio Ambiente, Alfonso Vicente, ha explicado que el próximo año se espera concluir la tramitación en el caso del salto de Lafortunada-Cinqueta, en el río Cinqueta, con una potencia de 40.000 kw, cuya concesión finaliza en junio y que la comarca quiere que parte del agua se destine al proyecto de Eficiencia Energética del Sobrarbe "para abastecimientos y regadíos, ya que la zona sufre dos embalses, El Grado y Mediano y todavía no se ha ejecutado el plan de restitución de Jánovas".

En este sentido, Alfonso Vicente ha explicado que las concesiones de este tipo de uso se otorgaron en su momento por plazos muy prolongados, entre los 75 y los 99 años, por ello, en general en todas las cuencas españolas se están iniciando expedientes de extinción de la concesión.

El portavoz socialista en la Comisión de Medio Ambiente ha relatado que la CHE ha iniciado el procedimiento administrativo para reclamar a empresas del sector energético el cumplimiento de una cláusula incluida en algunas concesiones de saltos hidroeléctricos, por la que deben reservar para el Estado energía para fines de servicio público de gestión del agua, lo que supondría obtener una energía a bajo coste.

Ha añadido que esa reserva, se traduce en la mayoría de los casos en el 25 por ciento de la energía producida en los aprovechamientos a precio de coste, en otros, en una cantidad concreta de energía o bien, por último, a la recompra por parte de la empresa de la energía reservada que finalmente no se llegue a entregar al Estado.

También ha incidido en que una vez se haya cerrado el proceso de reclamación de la reserva, la energía obtenida se debería destinar a las finalidades de la Administración o de los servicios públicos de gestión del agua.

Rendimientos

Alfonso Vicente ha señalado que los rendimientos se destinarían a los objetivos recogidos en el proyecto de nuevo Plan Hidrológico de la Demarcación del Ebro, donde se fija que, tanto estos beneficios, como los de saltos hidroeléctricos revertidos a la CHE, irán a modernización de regadíos, restauración ambiental, necesidades energéticas o al territorio.

Así, ha mencionado que se trata de un derecho de adquisición preferente para el Estado y viene recogido entre las cláusulas concesionales de aprovechamientos relacionados con obras realizadas en los años de desarrollo de infraestructuras por parte del Instituto Nacional de Industria, principalmente los años 40 y 50 del pasado siglo.

Hasta el momento la CHE ha informado que ha abierto 16 expedientes para solicitar la reserva de energía, entre ellos los saltos de Mediano-El Grado I-El Grado II (Cinca); salto de San José, embalse de Barasona (Ésera); saltos de Mequinenza y Ribarroja (sistema del Bajo Ebro); salto de Vilaller (Noguera Ribagorzana) o salto de Puente de Montañana (Noguera Ribagorzana);

Para la gestión del salto se ha seguido el modelo que ya desarrollan otras confederaciones con saltos de nueva creación (no revertidos), para los que se dispone de empresas especializadas para el mantenimiento del salto y la venta de la energía ante los distribuidores energéticos. El titular del aprovechamiento es la Confederación y la gestión del mismo la realiza de forma indirecta, a través de empresas especializadas.

Comentarios