Técnicos de la Confederación Hidrográfica del Tajo visitan las ruinas medievales de Ciudad de Vascos para valorar la seguridad y viabilidad técnica de un proyecto turístico en el embalse de Azután

235
0
235

(CHTajo) Técnicos de la Confederación Hidrográfica del Tajo del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente han visitado las ruinas medievales de Ciudad de Vascos, en Toledo, para estudiar la seguridad y viabilidad técnica de un proyecto turístico que pretende organizar visitas a estos restos arqueológicos por una ruta acuática en el embalse de Azután, desde un embarcadero hasta un amarre situado en la ribera del río Huso, de donde saldría una ruta terrestre por el arroyo de Los Molinos hacia la ciudad fortificada.

La comisión del Organismo de cuenca, encabezada por el Comisario de Aguas, visitó la zona acompañada por el Diputado Provincial de Toledo Delegado de Fomento, Empleo y Desarrollo Económico, José Luis Rivas Fernández, y varios técnicos de la Diputación Provincial de Toledo y de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, que explicaron in situ el proyecto planeado para revitalizar la economía de la zona en pueblos como Puente del Arzobispo, Navalmoralejo o Azután, y las Comarcas de Oropesa y la Jara.

Ciudad de Vascos son las ruinas de una ciudad fronteriza y defensiva árabe, que se construyó alrededor del siglo X sobre los restos de anteriores civilizaciones. Está rodeada por una extensa muralla de piedra de granito y mampostería de planta rectangular que se conserva en buen estado en muchas partes, con torres entre el sur y el este, y que utiliza de muro natural las grandes peñas que sobresalen hacia el río Huso, junto al embalse de Azután, en Toledo. Al noroeste de la ciudad se encuentra la Alcazaba (el núcleo del recinto fortificado) y fuera del espacio amurallado hay interesantes restos arqueológicos, como los conocidos Baños de la Mora, junto al arroyo del mismo nombre, y dos cementerios.  

Comentarios