El Salvador puede ser la siguiente gran historia de éxito a nivel mundial en la restauración a gran escala de territorios degradados

54
0

Sobre la Entidad

Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales
Su misión es regir la gestión del medio ambiente, los ecosistemas y los recursos naturales, para contribuir al desarrollo sostenible de la República Dominicana.
  • Se requiere invertir aproximadamente unos $1,000 para restaurar una hectárea, por lo que El Salvador necesitaría movilizar mil millones de dólares para restaurar 1 millón de hectáreas ó 10,000 kilómetros cuadrados, lo que representa la mitad de su territorio.

¿Es posible restaurar los territorios degradados de El Salvador? Para John D. Liu, documentalista internacional que ha sido testigo de este tipo de procesos en otros países del mundo, y para el Ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Herman Rosa Chávez, sí es posible.

Las experiencias que John Lui ha venido documentando alrededor del mundo y que compartió este día a través de una presentación multimedia en el Teatro Presidente, muestran que sí es posible recuperar en poco tiempo territorios altamente degradados, restaurando así las funciones ecológicas esenciales para sostener la economía, los medios de vida y el bienestar humano, en un contexto cada vez más adverso por el cambio climático.

El documental de John Liu “Esperanza en un Clima Cambiante” (Hope in a Changing Climate) se presentó por primera vez durante la cumbre de cambio climático en Copenhague (2009) y fue visto por más de 75 millones de personas cuando fue transmitido por el servicio mundial de la BBC de Londres.

El documental “Oro Verde” (Green Gold) producido por la Radio y Televisión Pública Holandesa (VPRO) ha sido un éxito rotundo en YouTube. Oro Verde sigue a John Liu en recorrido documentando los esfuerzos exitosos de restauración en China, Etiopía, Ruanda y otros países.

De acuerdo al Ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Herman Rosa Chávez, El Salvador puede ser la siguiente gran historia de restauración ecológica a gran escala en el mundo, si el país se lo propone y si la comunidad internacional apoya decididamente ese esfuerzo. Si ello se logra, El Salvador reducirá decididamente su enorme vulnerabilidad actual frente al cambio climático y podrá ofrecer un futuro para los salvadoreños dentro de sus fronteras.

Como muestra Liu, la restauración de territorios degradados a gran escala trae enormes beneficios en cadena. La regeneración del suelo y la cobertura vegetal permanente permiten la infiltración de la agua lluvia y la recarga de mantos acuíferos. De esa manera, el agua se aprovecha en vez de que corra sin control por las laderas cuando se tienen lluvias intensas, arrastrando sedimentos y provocando todo tipo de destrucción a su paso. La retención de humedad en el suelo también permite que los cultivos resistan los embates de las sequías. De esta manera, la restauración aumenta la resiliencia frente al cambio climático.

La restauración aumenta la resiliencia frente al cambio climático.

Una restauración a gran escala también permite capturar dióxido de carbono, el principal gas de efecto invernadero que provoca el calentamiento global, a medida que aumenta la capa orgánica del suelo y la vegetación permanente. De esta forma, la restauración también contribuye a desacelerar el cambio climático.

Pero lo más importante es que la restauración a gran escala puede romper los ciclos de pobreza y degradación ambiental, generando oportunidades para un auténtico desarrollo.
Durante su estadía de dos semanas que concluye este día, John Liu registró en video la severa degradación ambiental en extensas zonas del territorio así como los promisorios esfuerzos iniciales de restauración que se desarrollan bajo el Programa Nacional de Restauración de Ecosistemas y Paisajes (PREP) que es impulsado por Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN).

La propuesta y acciones iniciales que se están desarrollando en El Salvador se incluirá en la segunda edición del documental Oro Verde que se espera presentar en la cumbre sobre cambio climático a la que ha convocado el Secretario General de Naciones Unidas para Septiembre de este año, en Nueva York, previa a la apertura de la Asamblea General de Naciones Unidas y en la que participarán Jefes de Estado de todas partes del mundo, incluyendo El Salvador.

El primer documental completo sobre El Salvador, de varios que tiene previsto realizar John Liu a lo largo de los próximos años, se presentará en la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP 20) que se realizará en Lima, Perú, en Diciembre 2014.

Con este ambicioso esfuerzo de comunicación se busca que el mundo dirija su mirada hacia El Salvador para que apoye los urgentes y necesarios esfuerzos de restauración que el país debe realizar para reducir su extraordinaria vulnerabilidad frente al cambio climático.

De acuerdo al Ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Herman Rosa Chávez, se requiere invertir aproximadamente unos 1,000 dólares para restaurar una hectárea, por lo que El Salvador necesitaría movilizar unos 1,000 millones de dólares para restaurar 1 millón de hectáreas o 10,000 kilómetros cuadrados, lo que representa la mitad de su territorio.
Si bien esa cifra puede parecer alta, vale la pena recordad que solo con la Depresión Tropical 12E de Octubre 2011, las pérdidas y daños económicos superaron los 800 millones de dólares.

Pero el financiamiento a gran escala, si bien una condición necesario es claramente insuficiente. Se requiere además, que El Salvador apueste por la restauración a gran escala y que esa apuesta se refleje en un compromiso a largo plazo de todos los liderazgos del país (políticos, intelectuales, académicos, empresariales, sociales y locales), así como de toda la población. 

Comentarios