Aqualia
Connecting Waterpeople
Smart Water Magazine
Subscribe to the newsletter with the latest and most relevant news of the global water sector.

"La ambición de proteger el agua es aún más importante en un contexto de cambio climático"

1
147
  • " ambición proteger agua es aún más importante contexto cambio climático"
    Rafael Seiz, Técnico de proyectos de aguas para el programa de Agua y Alimento de WWF España.

Sobre la Entidad

WWF
WWF
WWF está presente en más de 100 países y cuenta con el apoyo de 5 millones de personas de los 6 continentes.
Minsait
· 147
1

El 60 % de los ríos, humedales y acuíferos de Europa están en mal estado, mientras que en España no presentan buenas condiciones más del 40 % de ríos y humedales. Por ello, las principales ONG han denunciado esta situación y se han unido pedir al Ministerio para la Transición Ecológica que proteja la Directiva Marco del Agua. En iAgua queremos conocer qué opinan las principales organizaciones que se han sumado a esta petición y que son, a su vez, las que trabajan por el cuidado de nuestras aguas. Hablamos con Rafael Seiz, Técnico de proyectos de aguas para el programa de Agua y Alimento de WWF España.

Pregunta: Para ponernos en contexto, ¿por qué la Comisión Europea se plantea la modificación de la Directiva Marco de Agua?

Respuesta: La Directiva Marco del Agua (DMA) es una legislación única en el mundo para la protección y la mejora del estado de los ríos, los humedales y los acuíferos. Esta norma establece un marco común en la política del agua para todos los Estados miembros de la Unión Europea, y les exige adoptar medidas para proteger y restituir antes de 2027 la salud de aquellos ríos, humedales y acuíferos que estén en mal estado.

Esta norma europea prevé en su artículo 19 que la Comisión Europea debe revisar dicha norma a más tardar diecinueve años después de su entrada en vigor, y proponer cualquier modificación de la misma que resulte necesaria. El proceso se denomina formalmente fitness check de La Directiva Marco del Agua, y está analizando esta norma en base a cinco criterios: efectividad, coherencia, eficiencia, relevancia y valor añadido a nivel europeo.

Actualmente estamos casi al final de uno de los pasos más importantes de este proceso de evaluación, que es la consulta pública abierta por la Comisión Europea para que todos los ciudadanos europeos den su opinión acerca de la DMA. Para ello se ha elaborado una lista de cuestiones específicas para esta consulta ciudadana, que estará abierta para responder hasta el próximo 4 de marzo de 2019.

Este es el único momento en el que desde la sociedad civil se puede opinar sobre esta legislación y es muy importante que se implique el mayor número de ciudadanos posible. Para facilitar la participación en esta consulta desde WWF, junto con otras entidades interesadas en la gestión y protección del agua a nivel europeo, hemos lanzado la campaña #ProtegeTuAgua. Se puede participar en esta consulta a través de la página #ProtegeTuAgua de WWF, donde se encuentra una respuesta común al cuestionario  para mandar un mensaje claro a la Comisión Europea de que la DMA no debe modificarse, sino que tenemos que aumentar los esfuerzos para aplicar todos sus requisitos y garantizar que sigue cumpliendo su función: proteger el agua de todos los europeos.

Desde 1970 hemos perdido el 83 % de la biodiversidad en los ecosistemas de agua dulce a escala global

P.- ¿Cuáles son los argumentos que se plantean para justificar la modificación de la DMA?

R.- Los Directores del Agua de los Estados miembros de la UE han presentado sus argumentos para modificar la DMA, en una reunión en noviembre de 2018, ajena al proceso de la Estrategia Común de Implementación de la DMA. Este último es el marco formal de colaboración entre la Comisión Europea, los Estados miembros y las distintas partes interesadas, como son las ONGs y los sectores productivos y usuarios del agua, pero los Directores del Agua han decidido no utilizarlo de momento, en el marco del proceso de fitness check de la DMA.

Desde WWF consideramos que estos argumentos para modificar la DMA se centran en extender los plazos y las posibilidades para justificar excepciones al cumplimiento de los objetivos ambientales de la DMA, así como en menoscabar la capacidad de la recuperación de costes de los servicios del agua prevista en el artículo 9 de la DMA para incentivar el uso eficiente de los recursos y asegurar la contribución de los usuarios de los distintos sectores a la mejora de los ecosistemas acuáticos. Estos argumentos no parten de un análisis y de una evaluación de los problemas que ha ocasionado una implementación insuficiente del texto legal de la DMA, ni de las medidas que es necesario poner en práctica para cumplir los objetivos ambientales que exige la norma europea.

Por esta razón WWF junto con más de 130 entidades de la sociedad civil comprometidas con el uso sostenible del agua en España, nos hemos unido para hacer frente a los argumentos de algunos Estados miembros y otros sectores con intereses que están pidiendo la modificación de esta norma. El pasado 13 de febrero presentamos en la sede de la Comisión Europea en Madrid esta posición conjunta en defensa de la DMA.

Estas entidades incluyen representantes de organizaciones de consumidores, sindicatos de trabajadores, productores agrícolas, organizaciones en defensa del medio ambiente, grupos de investigación científica de universidades, asociaciones de pescadores y cazadores, entre otras muchas. Esto muestra un amplio consenso en la sociedad civil de que la DMA es adecuada y no debe modificarse. Hemos trasladado recientemente esta posición conjunta en defensa de la DMA a la Dirección General del Agua del MITECO y vamos a trasladarla también a la Dirección General para el Medio Ambiente de la Comisión Europea, como contribución adicional al proceso de fitness check de la DMA.   

P.- ¿De qué manera dicha modificación podría afectar a nuestras fuentes de agua y ecosistemas acuáticos?

R.- Las modificaciones propuestas no buscan mejorar el estado de los ríos, humedales y acuíferos europeos. Su objetivo es conseguir extender los plazos y las vías legales para no incurrir en sanciones por incumplir la Directiva Marco del Agua. Si estos cambios tuvieran lugar, sin duda la ambición y la capacidad de esta norma para proteger los ecosistemas acuáticos se verían claramente debilitadas.

A nivel global, desde 1970 hemos perdido el 83 % de la biodiversidad en los ecosistemas de agua dulce a escala global, de acuerdo al Informe Planeta Vivo 2018 de WWF. En Europa, el 60 % de los ríos, humedales y acuíferos están en mal estado actualmente, mientras en España más del 40% de los ríos y humedales no están en buenas condiciones. En lugar de tomar medidas para proteger nuestros ecosistemas acuáticos, en España por ejemplo, las autoridades públicas han optado por construir más de 1.200 grandes presas que bloquean nuestros ríos, figurando entre los más regulados del planeta. Además, los planes hidrológicos actuales prevén 700.000 hectáreas nuevas de regadío, una medida que incrementaría aún más la presión sobre nuestros recursos hídricos.

La DMA requería a los Estados miembros haber puesto en marcha todas las medidas necesarias para que los ríos, humedales y acuíferos estuvieran en buen estado en 2015. No se cumplió con dicho plazo. Si no se dedican todos los esfuerzos necesarios es probable que tampoco se cumpla con el primer plazo de excepción del 2021, ni el segundo plazo de excepción del 2027, previstos en la versión actual de la DMA para mejorar y evitar el deterioro de los ecosistemas acuáticos y los acuíferos europeos. Como muestra de esta falta de compromiso para cumplir con la DMA, en España a fecha de diciembre de 2017, el 67% de las medidas contempladas por los Planes Hidrológicos vigentes no se han iniciado, de acuerdo con el Informe de seguimiento de los planes hidrológicos de cuenca y de los recursos hídricos en España (Año 2017), que ha elaborado el MITECO.

Si los Estados miembros no invierten recursos en poner en marcha las medidas para cumplir con los objetivos ambientales y siguen intentando modificar la DMA para alargar el plazo concedido para alcanzarlos, los ríos, humedales y acuíferos seguirán sin mejorar. Además, si las presiones sobre ellos continúan creciendo, el impacto negativo sobre nuestras fuentes de recursos hará que el número de masas de agua en mal estado incluso crezca en los próximos años. Esta situación no puede continuar así en el futuro.

Desde WWF pedimos a las autoridades españolas que se manifiesten claramente en defensa de esta norma única para proteger y mejorar los ecosistemas acuáticos

P.- ¿Cuál es la posición de la administración española en este debate?

R.- Por el momento las autoridades españolas han mantenido una posición neutral en el proceso de revisión de la DMA. Por lo que han expresado, entienden que la DMA ha supuesto un gran avance en el conocimiento de los ecosistemas acuáticos y los acuíferos y una mejora muy importante en la política del agua a nivel europeo, aunque actualmente existen retos para poder cumplir con los objetivos ambientales que prevé la DMA. Desde WWF pedimos a las autoridades españolas que se manifiesten claramente en defensa de esta norma única para proteger y mejorar los ecosistemas acuáticos, así como que pongan en práctica todas las actividades necesarias para cumplir con los objetivos ambientales de la DMA.

Desde WWF creemos que los principales problemas en alcanzar el buen estado de los ríos, humedales y acuíferos son consecuencia de una implementación insuficiente de los compromisos asumidos por España con la adopción de la DMA. Estos problemas parten de una trasposición de la DMA a la legislación española incorrecta en algunos aspectos, que ha supuesto un freno muy relevante al avance hacia la mejora de las masas de agua. También en los planes hidrológicos se han dedicado recursos insuficientes a las medidas necesarias para mejorar la salud de los ecosistemas acuáticos y los acuíferos, especialmente si se comparan con aquellos que se han dedicado a la atención de las demandas de recursos de los usuarios el agua.

La ambición a la hora de mejorar y proteger nuestras fuentes de agua es aún más importante en un contexto de cambio climático, que nos está obligando a mitigar los efectos negativos de éste y a adaptarnos para un futuro en el que tendremos más dificultadas para disponer del agua suficiente para la naturaleza y la sociedad. 

Si los Estados miembros siguen intentando modificar la DMA, los ríos, humedales y acuíferos seguirán sin mejorar.

P.- ¿Qué acciones tienen previstas en este ámbito en los próximos meses?

R.- Desde WWF vamos a seguir trabajando en defensa de la DMA durante todo el proceso de revisión de esta norma. A corto plazo vamos a pedir la máxima participación ciudadana en la campaña #ProtegeTuAgua antes del cierre de la consulta pública. Actualmente somos casi 300.000 ciudadanos europeos los que le pedimos a la Comisión Europea que no modifique la DMA y que exija más esfuerzos a los Estados miembros para proteger y mejorar el estado de ríos y acuíferos. Una vez concluya esta consulta continuaremos trabajando para buscar soluciones y cambios en nuestra relación con el agua. Seguiremos trabajando por un futuro en el que el desarrollo económico no este reñido con la conservación de los ecosistemas acuáticos y la biodiversidad.

La redacción recomienda