Galicia estudia las posibles actuaciones en el caso de activar el nivel emergencia por sequía

7
0
  • Galicia estudia posibles actuaciones caso activar nivel emergencia sequía
    La conselleira de Medio Ambiente en el Parlamento.
  • La conselleira de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio lamenta la actitud de deslealtad del Ayuntamiento de Vigo, que no advirtió de los problemas de la potabilizadora
  • Solicita a los ayuntamientos de más de 20.000 habitantes que envíen su plan específico de la sequía
  • Recuerda que son los ayuntamientos los que ostentan la competencia para aplicar medidas de ahorro, dado que son los competentes de la red de abastecimiento

Sobre la Entidad

Xunta de Galicia
La Xunta de Galicia es el órgano colegiado de gobierno de Galicia, que políticamente responde ante el Parlamento.
7

La Xunta de Galicia trabaja en el estudio de posibles actuaciones necesarias de llegar a activarse el nivel de emergencia por la situación de la sequía. Así lo puso de manifiesto a conselleira de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Beatriz Mato, dio cuenta compareció esta tarde en el Parlamento de Galicia sobre el trabajo realizado por el departamento que dirige para hacer frente a esta situación.

Recordó que la Xunta de Galicia lleva 14 meses coordinando los protocolos que establece el Plan de la Sequía, aprobado en 2013, para paliar sus efectos en los sistemas hidrológicos de la Cuenca Galicia- Costa. Mato Otero indicó que en la actualidad a totalidad de la Cuenca Hidrográfica Galicia- Costa está en situación de alerta, ya que se acumulan cuatro estaciones más el actual otoño, en los que el nivel de precipitaciones es anómalo.

Recordó que ante los primeros registros de situación anómala, se activó la prealerta por sequía en el área de Vigo (sistema 1) en septiembre de 2016, situación que en enero de 2017 se amplía a toda la cuenca. Durante este tiempo, se mantuvo un contacto permanente y constante con los ayuntamientos afectados, instándolos ya en el mes de mayo a reducir los consumos no prioritarios de cara a proteger el agua embalsada. habida cuenta el verano. La situación no mejoró por lo que en octubre se declaraba la alerta en seis sistemas, a los que se añadiría lo del Lérez en noviembre.

Son los ayuntamientos los que ostentan la competencia para aplicar medidas de ahorro

La Xunta, ante esta situación compleja, trabajó con seriedad, realismo y responsabilidad con los ayuntamientos afectados, solicitando información sobre sus usos y trabajando conjuntamente en la reducción de los no prioritarios. El objetivo era conocer la situación real de la mano de las administraciones locales, que es la que tiene competencia de abastecimiento y saneamiento. En definitiva, gracias a la responsabilidad y rigor de la Xunta sabemos el que hay que hacer: siguiendo la situación en coordinación con los ayuntamientos afectados, apuntó.

Lamentó que el realismo, responsabilidad y transparencia de la Xunta, contrasta con la actitud irresponsable del Ayuntamiento de Vigo, que en el lugar de afrontar sus responsabilidades, se dedicó actuar con una deslealtad institucional sin precedentes.

Recordó que la Xunta ha solicitado a los ayuntamientos de más de 20.000 habitantes que envíen su plan específico de la sequía, ya que deben contar con el mismo tal y como establece la Ley 10/2001 de 5 de julio del Plan Hidrológico Nacional.

La conselleira de Medio Ambiente explicó que el Ayuntamiento de Vigo “no se tomó en serio” la situación, ya que no se entiende que el día que se declara la alerta el regidor de la ciudad más grande de Galicia afirmaba que Vigo no precisaba ninguna medida.

Calificó la actitud de los responsables del Ayuntamiento de Vigo de desleal por faltar a la verdad y por ocultar información hasta que la situación llegó a ser grave. Mato Otero recordó que en la reunión del pasado 20 de noviembre se trasladó que Vigo ya tenía tomadas medidas y no podía pedir a la industria ni a los vigueses reducir los consumos, pero al día siguiente enviaron una carta pidiendo la reducción del consumo, es decir, “50 días después de la declaración de la alerta el Ayuntamiento de Vigo pide reducir los consumos en las industrias, después de decir que no podía hacer más”.

Al mismo tiempo, en las seis reuniones celebradas con el ayuntamiento de Vigo no informó a la Xunta hasta el pasado viernes del verdadero problema de la ciudad, las deficiencias de la potabilizadora (Etap del Casal) que no permiten tratar agua por debajo de un 30% de ocupación del embalse.

La conselleira de Medio Ambiente aclaró que no se trata de un problema por el nivel del embalse, ya que con un 38% de su capacidad podría tratar agua; tal y como lo hace el Consorcio do Louro que se abastece de la misma fuente.

Para concluir, la conselleira recordó que son los ayuntamientos los que ostentan la competencia para aplicar medidas de ahorro, dado que son los competentes de la red de abastecimiento, tal y como fijan cuatro leyes en vigencia.

Comentarios