El Gobierno gallego impone más limitaciones en el uso del agua en A Coruña

21
0
(0)
  • Gobierno gallego impone más limitaciones uso agua Coruña
    El director de Augas de Galicia presidió una nueva reunión de coordinación con los 19 ayuntamientos que se abastecen de estos sistemas de la provincia de A Coruña
  • El director de Augas de Galicia presidió una nueva reunión de coordinación con los 19 ayuntamientos que se abastecen de estos sistemas de la provincia de A Coruña (sistemas 11 y 12), en la que les indicó que se sigue el mismo criterio que en los restantes sistemas afectados por la alerta de sequía.
  • Trasladó a los representantes de las entidades locales a necesidad de contar con la información completa y detallada sobre sus diferentes usos y consumos, con el fin de analizar la situación y coordinar la decisión más idónea a las posibles necesidades de cada municipio.

Sobre la Entidad

Xunta de Galicia
La Xunta de Galicia es el órgano colegiado de gobierno de Galicia, que políticamente responde ante el Parlamento.

Los 19 ayuntamientos que se abastecen de los sistemas del Río Mero y Ría de Coruña y el Río Mandeo y Ría de Betanzos (sistemas 11 y 12) deberán adoptar medidas que reflejen una reducción global del sistema en un 10% de sus consumos no esenciales antes de finales de mes.

El director de Augas de Galicia, Roberto Rodríguez Martínez, viene de trasladar esta decisión a los ayuntamientos de A Coruña, Abegondo, Aranga, Arteixo, Bergondo, Betanzos, Carral, Culleredo, Curtis, Irixoa, Mesía, Oleiros, Oza-Cesuras, Paderne, Sada, Cambre, Coirós, Cerceda, Sobrado, convocados esta mañana a una nueva reunión de coordinación, donde indicó que se trata de un criterio que se está estableciendo en aquellos sistemas en los que actualmente se ha declarado la alerta por sequía.

Roberto Martínez solicitó a los ayuntamientos, como administraciones competentes de las redes de abastecimiento, adoptar las medidas necesarias para conseguir esta reducción global, con el objetivo de alargar los recursos encorados con los que se cuenta. Explicó que no todos los ayuntamientos tienen la capacidad para reducir la misma cantidad, pero en su conjunto se debe conseguir esa bajada de diez puntos.

En ese sentido, reiteró la necesidad de contar con la información sobre los usos y consumos de cada ayuntamiento, para conocer el margen de actuación en cada caso y coordinar con el cada ayuntamientos las medidas que más se ajusten a las necesidades de cada uno. Es decir, “hay que identificar a los grandes consumidores de agua industrial para ver dónde se deben hacer los esfuerzos que permitan consigue el objetivo fijado”, explicó

La situación actual de alerta es consecuencia de una evolución progresiva, que se inició con la declaración de prealerta el pasado año, y de la que Augas de Galicia informó puntualmente

En ese sentido, indicó que- al igual que sucede en los sistemas del sur de la provincia de Pontevedra- es esencial conocer los datos completos del ayuntamiento de A Coruña, por el peso que el consumo de esta ciudad tiene para el sistema, es decir, si no se conoce el volumen de usos no prioritarios no se tiene la información suficiente para ajustar los industrias.

Indicó que, a pesar de que los embalses cuentan con un 15% menos de los recursos medios propios de esta época del año, el abastecimiento está garantizado, pero hay que estar preparados para la toma de decisiones en caso de mayor gravedad, porque no son ilimitados.

Al mismo tiempo, aclaró que en caso de que la evolución no tendiera hacia una recuperación de los recursos y el abastecimiento a la población pudiera estar comprometido, Augas de Galicia podría autorizar de manera inmediata una actuación provisional que consistiría en bombear agua desde el lago de Meirama al río Barcés, que abastece a Cecebre, con el fin de conservar el nivel de ocupación de este embalse. De hecho, el próximo miércoles, responsables de Augas de Galicia y Emalcsa se reunirán para evaluar los requisitos técnicos de este potencial bombeo para haberlo previsto en caso de verse comprometido el abastecimiento.

Recordó que esta solución provisional es factible gracias a la captación que se hizo antes de que se había llenado el lago, a 1ª fase de las obras de abastecimiento de A Coruña y su área metropolitano desde el lago de Meirama. Un proyecto finalizado en 2015 y ejecutado por Augas de Galicia, con una inversión de dos millones de euros, que implicó la construcción de un colector que conduce el suministro del lago de Meirama hasta el río Barcés.

Desde Augas de Galicia, se recuerda que la situación actual de alerta es consecuencia de una evolución progresiva, que se inició con la declaración de prealerta el pasado año, y de la que Augas de Galicia informó puntualmente. Recordó que en mayo ya se recomendó a los ayuntamientos a adopción de medidas para el control de los recursos hídricos, por lo que se la situación no revierte será necesario avanzar en la reducción de los consumos no esenciales, en la reducción de caudales y, por último, alterar la capacidad de abastecimiento a la población.

Comentarios