Connecting Waterpeople
Contenido premium

"Cuando ves el impacto que los problemas del agua tienen a nivel local, es imposible ignorarlo"

Descargar artículo en PDF
Iniciar sesión

Desde su fundación en 2021, la Fundación Guardiola Sala, liderada por cuatro hermanos, se basa en los valores del deporte para promover la integración de los más desfavorecidos en la sociedad.

El entrenador del Manchester City Football Club, Pep Guardiola, se ha aliado con Xylem para promover el compromiso de la sociedad con los retos del agua en el mundo.

A través de la Fundación Guardiola Sala, la alianza apoyará numerosas iniciativas con las que pretenden llegar a cientos de millones de personas y motivar a los jóvenes para que aborden los retos del agua en su propio entorno. Sobre esta novedosa colaboración, iAgua habló con Pep Guardiola.

¿Por qué eligió el agua como parte de su labor filantrópica con la Fundación Guardiola Sala?

Mi familia y yo pusimos en marcha la Fundación Guardiola Sala en 2021 en memoria de nuestra madre, que falleció en 2020. Fue una persona excepcional, que dedicó gran parte de su vida a ayudar a la gente; queríamos honrar su memoria trabajando para mejorar la vida de las familias y los niños más desfavorecidos.

Si nos centramos en los jóvenes, podemos motivar a la próxima generación para que ayude a resolver estos problemas antes de que sea tarde

Crecí en Cataluña, por lo que siempre he sido consciente del riesgo de sequía; no es ningún secreto que nuestro país tiene problemas de escasez de agua. De hecho, este último invierno ha sido uno de los más secos que se han registrado. Cuando ves el impacto que los problemas relacionados con el agua tienen a nivel local, es imposible ignorarlo. Por eso hemos querido incluir en nuestro trabajo programas de educación sobre el agua y el saneamiento, para ayudar a los jóvenes a tomar conciencia del problema y que puedan implicarse.

¿Cómo se involucró la Fundación Guardiola Sala con la empresa global de tecnología del agua Xylem?

Para nosotros, la alianza con Xylem fue una combinación perfecta. Conocíamos el trabajo de Xylem a través de su relación con el Manchester City Football Club, y cómo ha ayudado a concienciar sobre la problemática del agua a nivel global. El fútbol puede ser una poderosa fuerza de cambio, especialmente cuando se trata de llegar a los jóvenes. Los jóvenes aficionados están muy implicados en el juego, lo viven y lo respiran. Juntos, Xylem y el Manchester City, han llegado a una audiencia global con un poderoso mensaje en torno a los problemas relacionados con el agua, por lo que, para nosotros, formar una alianza por otra parte a través de la Fundación Guardiola Sala parecía algo natural. Combinando nuestros esfuerzos, podemos hacer más.

Crecí en Cataluña y siempre he sido consciente del riesgo de sequía; no es un secreto que nuestro país tiene problemas de escasez de agua

¿En qué temas relacionados con el agua se centrará la Fundación Guardiola Sala a través de su colaboración con Xylem?

Somos muy conscientes de que una forma fundamental de avanzar en la resolución de los problemas relacionados con el agua es la concienciación. Si nos centramos en los jóvenes, podemos motivar a la próxima generación para que ayude a resolver estos problemas antes de que sea demasiado tarde. Así que, para nosotros, se trata de concienciar sobre toda la problemática del agua, desde el acceso, hasta la asequibilidad y la resiliencia. Todos están conectados: no se puede abordar uno sin el otro.

Cuando pusimos en marcha la Fundación Guardiola el año pasado, nos asociamos con Xylem y EarthEcho International para lanzar Water Challenge Catalonia, una serie de eventos educativos sobre el agua para niños en edad escolar de la zona. La iniciativa estableció un programa sostenible de participación juvenil en torno a la protección de los recursos hídricos en Cataluña, y proporcionamos materiales de formación para los profesores de centros educativos de la región. También seleccionamos a quince jóvenes líderes para que actúen como embajadores del Water Challenge Catalonia y ayuden a educar a otros en su entorno sobre los problemas locales relacionados con el agua, y les proporcionamos herramientas para analizar y detectar estos problemas en los cursos de agua de España.

¿Cuáles son los objetivos a corto y largo plazo de la fundación?

Nuestra visión como fundación es sencilla: queremos promover una mayor integración en la sociedad para crear comunidades más dinámicas y sostenibles, especialmente a través de programas de participación para jóvenes. El objetivo es mejorar la vida de las personas desfavorecidas de todo el mundo.

Nuestro objetivo es seguir ayudando a mejorar la vida de las personas, contribuir con lo que podamos e impulsar un cambio real y duradero

Nuestras alianzas con Xylem y EarthEcho International desempeñan un papel muy importante en este sentido, especialmente cuando se trata de lograr que más personas tengan acceso al agua. Por otra parte, hemos trabajado con colegios de Barcelona para ofrecer becas para campamentos de verano a niños desfavorecidos, y también nos hemos asociado con la división del Reino Unido del Ejército de Salvación para ayudar a resolver el problema de las personas sin hogar.

Nuestro objetivo a largo plazo es seguir ayudando a mejorar la vida de las personas en todo el mundo, contribuir con lo que podamos e impulsar un cambio real y duradero

¿Cómo entra en juego aquí su experiencia de trabajo con los jóvenes y el deporte?

Los jóvenes son la clave de nuestro futuro, y si les motivamos, el mundo estará un paso más cerca de convertirse en un lugar mejor

Como mencioné antes, el fútbol puede ser un poderoso catalizador del cambio. La capacidad de abordar los principales problemas sociales y las desigualdades que ofrece el deporte, incluidos los relacionados con la sostenibilidad y la equidad en salud, es realmente lo que inspiró a mi familia a crear la Fundación Guardiola Sala. Como deporte, el fútbol se asocia con la pasión, la emoción, el entusiasmo y la dedicación, y nuestros jóvenes encarnan muy bien esas cualidades. Si aprovechamos su energía, podemos impulsar un cambio real en el mundo. Los jóvenes son la clave de nuestro futuro, y si les motivamos para actuar ahora, el mundo estará un paso más cerca de convertirse en un lugar mejor para todos.