Connecting Waterpeople
Contenido premium

Hacia un futuro con cero emisiones de carbono en el sector del agua

Descargar artículo en PDF
Iniciar sesión

Las empresas de servicios de agua han gestionado durante mucho tiempo un recurso esencial, y la infraestructura del agua es una piedra angular de toda economía próspera. Sin embargo, los procesos del ciclo integral del agua son también fuentes importantes de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), aproximadamente el 2% de las emisiones globales de GEI. A medida que nos acerquemos a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU de acceso universal a servicios de agua y saneamiento, esta cifra aumentará aún más.

¿Cómo pueden las empresas del ciclo integral del agua convertirse rápidamente en parte de la solución al cambio climático a la vez que continúan prestando sus servicios?

Los análisis realizados por Xylem y de nuestros socios indican que las empresas de servicios de agua pueden reducir de forma rápida y rentable las emisiones de GEI relacionadas con el consumo eléctrico y los procesos del ciclo integral del agua, procedentes de infraestructuras de abastecimiento y saneamiento, utilizando para ello tecnologías más eficientes que ya existen.

Publicado en iAgua Magazine 37 - Diciembre 2021
iAgua Magazine 37

Cada vez más operadores de servicios de agua se comprometen a alcanzar cero emisiones netas, conforme a una cuidadosa estrategia para llegar a ese objetivo. El uso de tecnologías eficientes, junto con cambios en los procesos, las políticas y las prácticas, puede impulsar el progreso en este sentido, sin añadir costes a las operaciones actuales. Si aprovechan hoy estas oportunidades, las empresas de servicios de agua pueden liberar capital para financiar la mejora de las infraestructuras de abastecimiento y saneamiento, al tiempo que reducen sus emisiones de GEI.

Como sector dedicado a la prestación de servicios esenciales y la conservación de los recursos hídricos, es hora de que el agua ocupe su lugar en los debates sobre el clima y lidere la acción. El sector del agua podría convertirse en uno de los más rápidos en descarbonizarse y en un poderoso ejemplo para los demás. A continuación, se exponen algunas de las formas en que las empresas de servicios de agua pueden iniciar su recorrido hacia un futuro con cero emisiones netas.

Descarbonizar el sector del agua a un coste entre neutro y negativo

El estudio inicial de Xylem sobre plantas depuradoras, Powering the Wastewater Renaissance (Permitiendo el resurgir de las aguas residuales), evaluó dieciocho oportunidades distintas de reducción de emisiones relacionadas con el consumo de electricidad en tres regiones: Estados Unidos, Europa y China. Las principales conclusiones de este estudio y de un análisis de las emisiones por parte de la infraestructura de abastecimiento son:

  • El 50% de las emisiones relacionadas con el consumo de electricidad durante los procesos de saneamiento puede reducirse con las tecnologías existentes, como los sistemas inteligentes de bombeo de aguas residuales, los agitadores adaptativos con variadores de velocidad y los sistemas de apoyo a la toma de decisiones en tiempo real. Se calcula que un 95% de esa reducción puede lograrse a un coste cero o negativo.
  • La reducción de las emisiones relacionadas con el consumo de energía en el sector del saneamiento está directamente relacionada con el ritmo de adopción de las tecnologías existentes. No son necesarias nuevas tecnologías ni políticas de fijación de precio del carbono.
  • Las tecnologías existentes también pueden reducir las emisiones directas de los procesos de depuración. Las empresas de servicios de aguas están desplegando cada vez más tecnologías y procesos para medir y mitigar directamente las emisiones de diferentes procesos. Por ejemplo, los sistemas inteligentes de mezclado y aireación permiten hacer un seguimiento y una modelización para reducir las emisiones de GEI relacionadas con dicho proceso, al limitar la producción de óxido nitroso.
  • En cuanto al abastecimiento, las tecnologías que permiten una mayor eficiencia también tienen un impacto significativo en la reducción de emisiones. Tecnologías como la desinfección ultravioleta (UV) y los contadores inteligentes junto con sus comunicaciones y herramientas de gestión de datos permiten reducir considerablemente las emisiones procedentes de plantas potabilizadoras y redes de distribución de agua potable.

Las empresas de servicios de agua pueden reducir de forma rápida y rentable las emisiones de GEI relacionadas con el consumo eléctrico

Las decisiones sobre infraestructuras que se tomen hoy tendrán consecuencias durante décadas. Aunque todavía se necesitan inversiones y más investigación para avanzar en la capacidad del sector para eliminar las emisiones, especialmente en lo que respecta a las emisiones de los procesos, existen hoy en día soluciones que pueden lograr un impacto significativo. Solo en el Reino Unido se calcula que las empresas de servicios de aguas podrían ahorrar hasta diez millones de toneladas de gases de efecto invernadero si alcanzan el objetivo de cero emisiones netas en 2030.

Las principales empresas de aguas avanzan rápidamente hacia el objetivo de cero emisiones

En todo el mundo, las empresas del ciclo integral del agua están fijando como objetivo llegar a cero emisiones netas, y están trabajando para cumplirlo. Por ejemplo, las empresas de agua del Reino Unido han reducido casi a la mitad las emisiones de sus operaciones desde 2011 mediante una combinación de medidas de eficiencia energética, energía renovable y la producción de biometano a partir de los procesos de depuración de aguas residuales.

El estudio de Xylem sobre depuradoras evaluó dieciocho oportunidades de reducción de emisiones relacionadas con el consumo de electricidad

En Estados Unidos, la planta depuradora de la ciudad de Gresham es la primera en el noroeste del Pacífico que genera más electricidad de la que consume cada año gracias a que genera y recupera biogás, con lo que la ciudad ahorra unos 500.000 dólares al año. Estas experiencias demuestran que, al dar prioridad a la reducción de emisiones, los operadores de servicios de agua pueden obtener resultados notables de forma rápida, asequible y con un riesgo mínimo.

Empresas de servicios de agua de todas las geografías asumen más responsabilidad en el camino hacia la neutralidad climática. Melbourne Water se ha comprometido a reducir sus emisiones a la mitad en 2025, y llegar a cero emisiones netas en 2030; el Distrito Metropolitano de Agua del Sur de California tiene como objetivo alcanzar la neutralidad de carbono en 2045, y Thames Water, en Reino Unido, cuya meta es llegar a cero emisiones netas en 2030, quiere ir más allá y que en 2040 sus emisiones netas sean negativas, es decir, que eliminará más CO2 de la atmósfera del que emite.

Los enfoques innovadores están impulsando el progreso en este sentido. En el marco de su estrategia para alcanzar cero emisiones netas a mediados de este siglo, PUB, la agencia nacional del agua de Singapur, tiene previsto conceder SDG 6.5 millones (unos 4,18 millones de euros) para incentivar soluciones innovadoras que puedan eliminar las emisiones de carbono de las plantas de tratamiento de aguas. La agencia busca soluciones de captura, utilización, almacenamiento y eliminación de carbono que puedan integrarse en sus operaciones y alcanzar una escala comercial en la próxima década o incluso antes.

La oportunidad está clara. Los componentes del éxito están disponibles: tecnologías, experiencia, financiación, colaboración y, cada vez más, incentivos en materia de normativa.

La carrera hacia el cero: cómo empezar rápidamente a reducir las emisiones

Cuanto más rápido desplieguen las empresas de agua tecnologías más eficientes, más rápido se alcanzarán los objetivos de emisiones para contener el avance del cambio climático. He aquí algunos pasos que pueden ayudar a acelerar la carrera hacia cero emisiones netas por parte de las empresas de servicios de agua.

  1. Asumir compromisos firmes de reducción de emisiones. Las principales empresas de servicios de agua ya se están sumando a la carrera hacia el cero del sector del agua. Respaldada por la ONU, la iniciativa mundial Race to Zero (Carrera hacia el cero), lanzada el 5 de junio de 2020, reúne a empresas, ciudades y regiones para que tomen medidas inmediatas con el fin de reducir a la mitad las emisiones globales para 2030 y conseguir un mundo más saludable y justo con cero emisiones de carbono, a tiempo para frenar el cambio climático. Unirse implica un compromiso con la reducción de emisiones netas para llegar a cero lo antes posible, en 2050 a más tardar, un plan de medidas con objetivos provisionales en la próxima década, ponerlo en marcha, e informar sobre el progreso realizado al menos una vez al año.
  2. Implantar tecnologías más eficientes para lograr avances significativos de forma rápida y asequible. Por ejemplo, los sistemas inteligentes de bombeo de aguas residuales pueden reducir el consumo de energía hasta en un 70% al reducir las ineficiencias y las emergencias asociadas a los atascos. En el caso del agua potable, las tecnologías de detección de fugas pueden eliminar las pérdidas reales de agua, ahorrando la energía que se emplea en la potabilización y distribución del agua.
  3. Definir los procesos, las políticas y las prácticas que permitirán llegar a cero emisiones netas. Water UK ha preparado una hoja de ruta (Net Zero 2030 Routemap) que describe el amplio abanico de enfoques necesarios para cumplir con este compromiso, y ofrece acciones específicas para asumir responsabilidad, reducir los costes y los riesgos de la transición hacia cero emisiones netas y conseguir nuevos beneficios.

Las empresas del ciclo integral del agua están fijando como objetivo llegar a cero emisiones netas, y están trabajando para cumplirlo

Mediante la implantación de tecnologías eficientes y la introducción de cambios centrados en las emisiones en los procesos y prácticas operativas, las empresas de servicios de agua pueden ganar la carrera hacia el cero, al tiempo que prestan los servicios esenciales de los que dependen la salud y la prosperidad de la sociedad.